Actualidad

López Obrador reconoce discrepancias con su exsecretario de Hacienda

Publicado:
El mandatario mexicano señaló que el diseño del Plan Nacional de Desarrollo fue uno de los principales desacuerdos con Carlos Urzúa.
López Obrador reconoce discrepancias con su exsecretario de Hacienda

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que tuvo diferencias con Carlos Urzúa, quien renunció como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a través de una carta en la que acusó de "conflicto de interés" y "decisiones sin sustento" al Gobierno.

"Yo tuve diferencias con él. Lo respeto mucho, pero estamos en un proceso de transformación, aquí no se oculta nada, no es que salió del gobierno por motivos de salud. Él es un hombre con criterio, como nosotros", dijo Obrador durante la conferencia matutina de este miércoles 10 de julio.

En este sentido, agregó que una de las principales diferencias con Urzúa se debió al Plan Nacional de Desarrollo, que busca marcar una diferencia de fondo respecto al modelo neoliberal implementado en México durante tres décadas, a través de una fuerte inversión en programas sociales, proyectos de infraestructura y una rígida política de austeridad. 

"Tuvimos, entre otras discrepancias, lo del plan de desarrollo, que hubo dos versiones, y la versión que quedó es la que yo autoricé, que incluso me tocó escribirla. Había otra versión y sentí que era continuismo. Era una concepción todavía en la inercia neoliberal y había que marcar la diferencia", señaló el presidente.

López Obrador también explicó que Urzúa tuvo desacuerdos con el empresario Alfonso Romo, coordinador de la Oficina de la Presidencia de la República, quien es el encargado de entablar relaciones entre el Gobierno y el sector privado. 

"Yo le encargué a Alfonso Romo que ayudara con la coordinación para el funcionamiento de la banca y no había en esto acuerdo, había diferencias entre ellos", indicó.

Además, el titular del Ejecutivo aseguró que los nombramientos de funcionarios al frente de la banca de desarrollo y el Servicio de Administración Tributaria (organismo encargado de la recaudación de impuestos) también provocaron desacuerdos con el exsecretario.

La renuncia provocó que el presidente nombrara a Arturo Herrera como el nuevo titular de Hacienda, una noticia que fue bien recibida por el sector privado y logró contener la incertidumbre de los mercados financieros, que provocaron una ligera caída del peso mexicano frente al dólar.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT