X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6vw0

Bajar impuestos y aumentar inversión: el plan de López Obrador para rescatar a Petróleos Mexicanos

Publicado: 16 jul 2019 18:14 GMT | Última actualización: 16 jul 2019 19:46 GMT

El Gobierno de México prevé reducir la carga fiscal de la petrolera estatal hasta 2021 con el fin de sanear las finanzas de la empresa.

Bajar impuestos y aumentar inversión: el plan de López Obrador para rescatar a Petróleos Mexicanos
Tanque de combustible de Pemex en Ciudad Juárez, México, 4 de octubre de 2017.
Jose Luis Gonzalez / Reuters
Síguenos en Facebook

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó el Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos, cuyo objetivo será reducir la carga fiscal de la compañía y aumentar la inversión con el fin de sanear las finanzas de la empresa pública.

"Ya tenemos el plan para rescatar a Pemex", dijo el mandatario durante su conferencia del 16 de julio, antes de que el director de la empresa, Octavio Romero, detallara el diagnóstico y la estrategia que seguirá el Gobierno mexicano en los próximos años.

En los últimos 14 años la producción petrolera presentó una caída por falta de inversión y una pesada carga fiscal, ya que, de acuerdo con Pemex, más de la mitad de los ingresos de la empresa se destinan al pago de impuestos.

Si a eso se le suma el pago de la deuda —que de 2013 a 2018 creció a una tasa de 17,2 % anual—, esto explica el saldo negativo de la empresa, que en las últimas décadas llegó a financiar hasta el 40 % de todo el presupuesto federal. 

Por ello, el plan de rescate a Pemex se enfocará en una reforma a la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos para reducir los impuestos que deberá pagar la petrolera durante un periodo de transición que comprenderá hasta 2021.

En dicho periodo, la estatal petrolera reducirá de manera gradual el pago del impuesto conocido como Derecho de Utilidad Compartida, para pasar del 65 % al 54 %, de 2019 a 2021. Con ello, aunado a una mayor inversión y un repunte en la producción petrolera, el Gobierno mexicano espera poder revertir la debacle financiera de la empresa, la cual ejerce una presión sobre las finanzas públicas de todo el país.

La administración de López Obrador estima que para 2024 la producción petrolera alcance los 2,6 millones de barriles diarios, en comparación a los 1,6 millones de barriles que se producen actualmente. Esto, además de reducir la dependencia a las importaciones de gasolina con la construcción de la refinería de Dos Bocas, uno de los principales proyectos de infraestructura del actual Gobierno.

"La intención de este plan de negocios es que Pemex tenga recursos para invertir que le permitan, a partir del próximo año, incrementar sus niveles de producción en toda la cadena de valor, generando los recursos para mejorar su balance financiero", explicó Romero. "La variable más relevante es la reducción de la carga fiscal de la empresa", agregó.

Para compensar la falta de dinero que la Secretaría de Hacienda dejará de recibir por el apoyo fiscal a Pemex, López Obrador indicó que ese hueco se suplirá con los ahorros por valor de 50.000 millones de pesos (2.621 millones de dólares) derivados de la reducción en el robo de combustible, otros 24.000 millones de pesos (1.258 millones de dólares) ahorrados en la producción petrolera y una mejor recaudación fiscal en todo el país, que hasta el 15 de julio de 2019 registraba un monto superior de 60.000 millones de pesos (3.145 millones de dólares) en comparación al año anterior. 

¿Por qué es tan importante el plan de Pemex?

En los últimos meses, el plan de rescate a Pemex ha generado la atención de economistas e inversionistas, debido a que el alto endeudamiento de la empresa ha provocado que las calificadoras de riesgo bajen su nota crediticia, lo cual implica también un riesgo que podría arrastrar a una crisis a toda la economía mexicana.

Octavio Romero, director de Pemex, en conferencia matutina con el presidente Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional, México, 15 de abril de 2019. / Edgard Garrido / Reuters

En junio pasado las calificadoras Moody's y Fitch Ratings bajaron la nota de México, al pasar de "estable" a "negativa" ante un "menor crecimiento económico, aunado a cambios en la política energética y al papel que juega Pemex". 

Un hecho que ha sido cuestionado por el presidente López Obrador, quien asegura que las calificadoras de riesgo y medios afines al capital financiero trasnacional como el Financial Times han sido poco "profesionales" a la hora de evaluar la política energética del actual Gobierno en comparación con las administraciones anteriores que ocasionaron la crisis.

"No vieron nada, se quedaron callados cuando estaban saqueando a Pemex y calificaban a la empresa muy bien, no había ningún problema. Entonces, apenas llegamos nosotros, empiezan a bajarnos la calificación", aseguró López Obrador en su conferencia matutina de este martes.

Una crítica que el presidente mexicano había realizado en meses anteriores, al cuestionar el trato de las calificadoras de riesgo hacia su administración. 

Manuel Hernández Borbolla

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies