Actualidad

La autopsia de uno de los estadounidenses muertos en la República Dominicana señala "causas naturales"

Publicado:
El fallecido colapsó de manera repentina y comenzó a vomitar sangre un día antes de regresar a EE.UU. El ministro de Turismo del país caribeño asegura que se trata de "un caso aislado".
La autopsia de uno de los estadounidenses muertos en la República Dominicana señala "causas naturales"

La autopsia del undécimo turista estadounidense fallecido en poco más de un año en la República Dominicana indica una muerte por "causas naturales", aseguró este miércoles Francisco Javier García, el ministro de Turismo de la nación caribeña, citado por ABC News.

El suceso tuvo lugar en marzo de este año, cuando Tracy Jerome Jester Jr., un vecino de Forsyth, Georgia, de 31 años de edad, se encontraba de vacaciones con su hermana en territorio dominicano.

La noche previa a su retorno se quejó de que no podía respirar, "cayó de rodillas y comenzó a vomitar sangre", según el testimonio de la madre de la víctima, Melody Moore. Horas después, falleció y su cuerpo fue repatriado el 4 de abril, pero inicialmente su familia no solicitó un informe de toxicología.

Sin embargo, al conocer las historias de otros compatriotas que murieron en la República Dominicana en los últimos meses, Moore demandó "saber la verdad" sobre los motivos del fallecimiento de su hijo. Y recordó haber hablado con él un día antes de su muerte. En ese momento el joven parecía estar bien de salud, aunque aseguró haber tomado una gaseosa con un sabor extraño la noche anterior.

El pasado domingo, el Departamento de Estado de EE.UU. confirmó que el deceso había ocurrido debido a "problemas respiratorios". Ahora, la conclusión de los forenses dominicanos atribuye la causa de la muerte a una neumonía basal bilateral. Como consecuencia, Jester sufrió una insuficiencia respiratoria aguda producto de un derrame pleural, es decir, una acumulación de líquido entre los tejidos que recubren los pulmones y la cavidad torácica.

"Le ofrecemos nuestras más sinceras condolencias a la familia de Jester", expresó García, y calificó su muerte como "un caso aislado", según cita The New York Post.

El ministro recordó que cerca de 2,7 millones de estadounidenses llegan a la República Dominica cada año, detallando, además, que el Gobierno trabaja para crear un Consejo Nacional de Seguridad de Turismo que se encargará de "salvaguardar a los visitantes" del país.

El caso de Jester se parece al de otros 10 estadounidenses, que también perdieron la vida por insuficiencias respiratorias pero, a pesar del aumento repentino de la atención de los medios al respecto, el Departamento de Estado de EE.UU. ha señalado que no existe un "incremento" de muertes de sus ciudadanos en ese popular destino turístico.

RT