X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6yk2

Una regla impulsada por Trump permitiría detener indefinidamente a niños no acompañados y familias de migrantes

Publicado: 21 ago 2019 16:32 GMT | Última actualización: 21 ago 2019 17:06 GMT

La nueva medida aboliría el límite establecido de 20 días para retener a los migranes, lo cual permitirá que puedan permanecer indefinidamente en los centros de detención.

Síguenos en Facebook

El Gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, dio a conocer una nueva regulación que le permitiría detener indefinidamente a niños indocumentados y familias de migrantes mientras se resuelven sus trámites para ingresar al país o ser deportados.

La nueva medida aboliría el límite establecido de 20 días para retener a familias en cárceles de inmigración, lo cual permitirá que los migrantes puedan permanecer indefinidamente en los centros de detención.

En un documento de 1997, conocido como el 'Acuerdo Flores', el Gobierno de EE.UU. se comprometió a mantener a los niños indocumentados en el entorno menos restrictivo posible. Dicho acuerdo se aplicó a los niños indocumentados centroamericanos que cruzaron la frontera acompañados por sus padres y ha limitado el poder de la administración Trump para detener a las familias más allá de un periodo establecido.

De este modo, la nueva regla pretende eliminar las trabas legales presentes para que los niños no acompañados y las familias de migrantes puedan ser detenidas por tiempo indefinido.

La nueva medida se da a conocer después de que el presidente Trump se quejara de que la legislación estadounidense había provocado que varios de los migrantes detenidos fueran liberados al poco tiempo, mientras se resolvía su situación legal.

Sin embargo, esta regla requiere la aprobación de un juez federal antes de que pueda entrar en vigor, en un plazo de 60 días tras ser publicada en el Registro Federal, algo que previsiblemente sucederá esta semana. Se prevé que dicha medida sea impugnada ante la Corte.

Reacciones gubernamentales

El Departamento de Seguridad Nacional explicó en un comunicado que la medida pretende detener a los migrantes que ingresan ilegalmente a través de la frontera sur de EE.UU., con la esperanza de que sean liberados en territorio estadounidense "en lugar de ser detenidos durante sus procedimientos de expulsión".

"Hoy, el gobierno ha emitido una regla crítica que permitirá al Departamento de Seguridad Nacional mantener unidas a las familias y mejorar la integridad del sistema de inmigración", dijo el secretario interino de Kevin McAleenan.

De acuerdo con el funcionario, la norma "garantiza que todos los niños bajo custodia del gobierno de los EE.UU. sean tratados con dignidad, respeto y preocupación especial por su vulnerabilidad especial".

Hacinamiento de familias en un centro de detención de la Patrulla Fronteriza en McAllen, Texas, EE.UU.,10 de junio de 2019. / OIG

Funcionarios estadounidenses dijeron el martes que la nueva regulación enviaría un poderoso mensaje de que enviar niños no acompañados por un adulto no es "un pasaporte" para ser liberados en territorio estadounidense tras el proceso de detención.

El presidente Donald Trump tuiteó este miércoles una cita de Brandon Judd, presidente del Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza, quien dijo que la propuesta "terminará efectivamente con la captura y liberación y reducirá las entradas ilegales".

Condiciones inhumanas

En julio pasado, un informe de inspección del Departamento de Seguridad Nacional describió las instalaciones de los centros de detención de migrantes operados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza como "una bomba de tiempo", ante las malas condiciones sanitarias de dichos centros.

El informe refiere que en los centros de detención de Río Grande, en el sur de Texas, los niños migrantes "no tenían acceso a duchas, tenían acceso limitado a un cambio de ropa y no tenían acceso a comidas calientes", como lo exigen los estándares establecidos en la ley.

En junio pasado, un abogado del Departamento de Justicia provocó indignación tras argumentar en una corte federal de apelaciones en San Francisco, California, que el Gobierno de EE.UU. no estaba obligado a proporcionar jabón o cepillos de dientes a niños en instalaciones de detención.

Congresistas estadounidenses denunciaron en julio pasado las condiciones inhumanas en las que viven los migrantes retenidos por las autoridades de EE.UU., quienes incluso han tenido que beber agua del retrete, de acuerdo con algunos testimonios citados por los legisladores.

Menores de edad han denunciado abusos sexuales por parte de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. en centros de detención de migrantes en Yuma, Arizona.

RT

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies