X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6urx

"Les dicen que beban agua del váter": Congresistas demócratas denuncian condiciones inhumanas en los centros de detención de inmigrantes de EE.UU.

Publicado: 2 jul 2019 16:44 GMT

Los políticos también reportaron que muchas mujeres recluidas en estas instalaciones han sido separadas de sus hijos y privadas de acceso a medicación necesaria.

"Les dicen que beban agua del váter": Congresistas demócratas denuncian condiciones inhumanas en los centros de detención de inmigrantes de EE.UU.
Mujeres en el centro de detención de El Paso (Texas, EE.UU.) el 1 de julio de 2019
Twitter / @JoaquinCastrotx
Síguenos en Facebook

Un grupo de congresistas estadounidenses del Partido Demócrata visitó este lunes la localidad fronteriza de El Paso, en Texas (EE.UU.), para conocer de primera mano los centros de detención de inmigrantes instalados allí. Lo que vieron les pareció "espantoso y repugnante", en palabras de la congresista Judy Chu, que denunció enérgicamente las pésimas condiciones en las que se encontraban recluidas un grupo de mujeres inmigrantes con las que tuvieron ocasión de hablar.

Por su parte, la también representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez describió la situación como "inconcebible" y denunció una grave privación de "acceso a los derechos humanos básicos", llegando a relatar que a algunas de las mujeres detenidas se les llegó a decir que "bebieran agua del váter", ante la falta de agua corriente en su centro de detención. 

Otro congresista, Joaquin Castro, relató algunas de las duras circunstancias que pudo constatar tras conversar con varias de las mujeres detenidas. "Muchas dijeron que no se habían bañado durante 15 días. Algunas habían sido separadas de sus hijos, y otras llevaban retenidas más de 50 días", escribió Castro en un tuit, en el que también señaló que varias de las reclusas "se quejaron de que no habían recibido sus medicamentos, incluido uno para la epilepsia".

Castro logró acceder al centro de detención con un teléfono móvil y burló la prohibición de grabar imágenes que trataron de imponer los agentes de la Policía fronteriza. Tras su visita, compartió varios videos y fotografías en su cuenta oficial de Twitter.

Muchas de las quejas expresadas por los políticos que visitaron las instalaciones se refieren al comportamiento de los agentes encargados de custodiarlas. No solo trataron de impedir la comunicación con las reclusas y la revelación de imágenes, sino que en un momento dado llegaron a ser sorprendidos tratando de hacerse 'selfies' con la congresista Ocasio-Cortez de fondo, lo cual propició momentos de considerable tensión, según el relato de los visitantes.

Esta misma congresista relató en Twitter, tras su experiencia en El Paso, que una de las reclusas con las que conversó describió el trato que recibe de los agentes fronterizos como "una guerra psicológica", detallando que "las despertaban a horas extrañas sin ninguna razón" y las insultaban. 

Los representantes demócratas no han dudado en calificar la situación que presenciaron en El Paso de "crisis humanitaria", y responsabilizan de la misma a la Administración del actual presidente del país, Donald Trump. Ocasio Cortez subrayó además "la crueldad sistemática" que se da en estos centros de detención, en los que a su parecer impera "una cultura deshumanizada" en la que se trata a los inmigrantes "como a animales".

Agentes fronterizos "insensibilizados"

La controvertida visita de los congresistas coincidió además con la revelación de una página secreta de Facebook, en la que varios agentes de la Policía de fronteras bromeaban y vertían comentarios despectivos sobre los inmigrantes.

En la exclusiva de ProPublica, que destapó la existencia de este grupo virtual, se muestran incluso algunos de los ofensivos memes compartidos por sus integrantes.

En este sentido, el congresista Castro declaró que los agentes que participan en este grupo están "claramente insensibilizados", hasta el punto de ser "peligrosos para los migrantes y sus compañeros de trabajo". También dijo de ellos que "no merecen usar ningún uniforme que represente a los EE.UU.".

Creciente polémica

En los últimos meses, las quejas de migrantes contra la gestión de la Administración de Trump han ido en aumento, y actualmente se centran en denunciar el severo hacinamiento que sufren, así como la escasez de alimentos y la insuficiencia de las instalaciones.

Por este motivo, la Red Fronteriza por los Derechos Humanos en EE.UU. presentó a mediados del pasado mes de junio un informe que denunciaba, precisamente, las inhumanas condiciones de los centros de detención fronterizos, cada vez más abarrotados de personas y familias inmigrantes, originarias principalmente de América Central

Poco después, la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó un proyecto de ley con el que daba luz verde a una financiación complementaria de 4.600 millones de dólares para abordar la crisis humanitaria en la frontera de Estados Unidos y México. La iniciativa tiene previsto aumentar la protección y los servicios de salud para los niños migrantes e imponer normas más estrictas para estos refugios de afluencia temporal.

RT

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies