Actualidad

Muere Ascensión Mendieta, icono de la lucha de las víctimas del franquismo

Publicado:
La de su padre fue la primera exhumación de una víctima de la guerra civil en España que se produjo por orden de un juez.
Muere Ascensión Mendieta, icono de la lucha de las víctimas del franquismo

Este lunes ha fallecido, a los 93 años, Ascensión Mendieta, tras una vida dedicada a la recuperación de la memoria de los asesinados y represaliados por el franquismo.

Con su intensa actividad logró, entre otras cosas, que la Justicia de Argentina interviniera para sacar a su padre, Timoteo Mendieta, de la fosa común en la que se encontraba, consiguiendo así la primera exhumación de una víctima de la guerra civil española ordenada por una instancia judicial. 

Timoteo Mendieta, padre de siete hijos, fue fusilado el 15 de noviembre de 1939. Le habían condenado por ser secretario general de un sindicato en un pequeño pueblo español de Guadalajara. Sus restos fueron localizados en una fosa común de un cementerio de la misma provincia, en la primavera de 2017, gracias a la ayuda de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Este lunes, la nieta de Ascensión Mendieta, Aitana Vargas, anunció el fallecimiento en las redes sociales, afirmando que ahora tanto su abuela como su bisabuelo Timoteo "descansarán juntos en el final de una travesía que prendió la llama de esperanza en otros españoles que buscan a sus seres queridos".

80 años después del final de la guerra civil española –que comenzó con una sublevación militar contra la república española y desembocó en la dictadura del general Francisco Franco–, aún se intenta cuantificar e identificar a las miles de víctimas asesinadas por los militares sublevados durante la guerra y luego durante la represión franquista. 

El número de víctimas civiles de la guerra aún se discute. Algunas estimaciones sitúan la cifra entre 500.000 y un millón de personas. Muchas de estas muertes no se produjeron en los combates, sino a causa de la represión posterior, y en forma de ejecuciones. 

Gran parte de los represaliados en la Guerra Civil española permanecen en fosas comunes, y las acciones para la restauración de su memoria y dignidad son aún objeto de polémica en el país. La llamada Ley de Memoria Histórica ampara varias de esas acciones, tales como renombrar vías públicas para retirar los nombres de militares o políticos franquistas, eliminar símbolos y monumentos de exaltación de la dictadura, elaborar mapas de fosas comunes o proceder a la exhumación de cadáveres.

RT