Actualidad

"Acabas por perder la paciencia": Pasajeros de un crucero se rebelan y amotinan a bordo (FOTOS, VIDEOS)

Publicado:
La discusión con los tripulantes se agravó al ser cancelada la visita a Islandia y la empresa, en compensación, ofreció un 25% de descuento en futuros viajes.
"Acabas por perder la paciencia": Pasajeros de un crucero se rebelan y amotinan a bordo (FOTOS, VIDEOS)

El pasado 27 de septiembre zarpó desde Southampton (Reino Unido) el crucero Norwegian Spirit, con 2.018 turistas a bordo y con un itinerario que incluía puertos en Francia, Países Bajos, Noruega e Islandia. Sin embargo, las condiciones meteorológicas obligaron a suspender esas paradas y los pasajeros no lo soportaron.

Debido al fuerte viento, el barco no pudo acercarse a Le Havre (Francia) y Ámsterdam (Países Bajos), por lo que siguió con rumbo norte, pero en Noruega atracó en una ciudad que estaba cerrada para los turistas y desde la que los fiordos solamente podían verse a distancia.

"Hicimos una parada fuera de programa en un pequeño pueblo noruego, pero pronto descubrimos que había sido cerrado a los turistas desde el 25 de septiembre, por lo que no había nada para nosotros ni lugares para conseguir algo para comer", detalló Cody McNutt, oriundo de Denver (EE.UU.).

La siguiente parada era Islandia. Sin embargo, las condiciones meteorológicas también impidieron la llegada del crucero, lo mismo que pasó en Greenock, (Escocia, Reino Unido), por lo que los turistas que habían pagado 5.300 libras esterlinas (unos 6.500 dólares) permanecieron un día más en altamar. Fue entonces que el enojo aumentó y se agravaron las quejas.

"Hay mucha gente enojada en este barco y la falta de una explicación adecuada sobre lo que está ocurriendo casi ocasionó un motín. Han sido unas vacaciones de pesadilla y ahora muchos de los baños estaban fuera de servicio. Realmente no es mi idea de un crucero de lujo", afirmó Deena Roland, de Devon (Reino Unido).

Incluso, algunos pasajeros denunciaron que la comida que servían en los restaurantes estaba en mal estado. En consecuencia, iniciaron una protesta que incluyó carteles con los que exigieron la devolución del dinero, calificaron como mentirosos a los miembros de la tripulación, reclamaron el regreso a Londres.

Por su parte, Debbie Fuller, de Los Ángeles (EE.UU.) se quejó porque les habían prometido viajar "a todos esos lugares increíbles", pero la travesía "se convirtió en las vacaciones del infierno", a la vez que cuestionó que la tripulación se quedara con algunos pasaportes sin ninguna explicación.

La respuesta

Ante la indignación de los pasajeros, la empresa emitió un comunicado en el que ofreció, en compensación, un descuento de 25% en futuros viajes, como muestra de "gratitud", lo que también fue rechazado por los damnificados.

Finalmente, algunos turistas abandonaron el crucero cuando atracó en Belfast (Irlanda del Norte, Reino Unido), desde donde emprendieron el regreso a sus domicilios. Se espera que el Norwegian Spirit regrese a Southampton este viernes 11 de octubre.

RT