Actualidad

El órgano consultivo del Consejo de Europa se pronuncia sobre la crisis política en Perú: ¿qué dice el informe?

Publicado:
La denominada 'Comisión de Venecia' publicó sus consideraciones después de reunirse con el Consejo de Ministros de Perú y en respuesta a una consulta hecha en agosto por el entonces presidente del Congreso.
El órgano consultivo del Consejo de Europa se pronuncia sobre la crisis política en Perú: ¿qué dice el informe?

La Comisión de Venecia —el órgano consultivo del Consejo de Europa— publicó un documento para expresar su opinión sobre las reformas constitucionales planteadas en la polémica 'cuestión de confianza' del presidente de Perú, Martín Vizcarra, y que desató la crisis política en ese país. El informe, que no es vinculante, fue elaborado después de un pedido realizado a mitad de agosto por quien entonces presidía el Congreso, Pedro Olaechea.

"Vincular las preguntas de confianza a las enmiendas constitucionales puede crear un riesgo de alterar el equilibrio de poderes", escribieron desde el organismo con respecto a la jugada de Vizcarra, quien planteó ese recurso ante el Congreso para "cambiar las reglas de elección de los miembros del Tribunal Constitucional (TC)".

En el documento de 12 páginas, la Comisión especifica cada uno de los pasos del pedido de opinión, tras repasar el contexto y la coyuntura de la actualidad peruana para concluir lo siguiente:

  • Sobre la cuestión de confianza, la Comisión consideró que la Constitución peruana no establece ninguna limitación explícita con respecto a qué problemas que pueden estar vinculados a ella. En todo caso —opinaron— la decisión le corresponderá al Tribunal Constitucional. "En derecho comparado, vincular las enmiendas constitucionales a una cuestión de confianza es inusual", remataron.
  • Sobre la enmienda constitucional, escribieron que todo tipo de proceso debe preservar el principio de la separación y equilibrio de poderes. Y en ese sentido, aclararon: "El poder del Presidente de vincular una cuestión de confianza a las enmiendas constitucionales puede crear un riesgo de ser utilizado para alterar este equilibrio". Además, consideraron que la amenaza de disolución, después de una segunda votación sobre una cuestión de confianza, "puede dificultar que el Congreso resista los intentos de alterarla en favor del Presidente". 
  • La Comisión destacó que las Constituciones suelen estar diseñadas de manera que sea difícil (y lento) modificarlas, y así "garantizar su relativa permanencia, estabilidad, previsibilidad y continuidad", mientras que las mociones de confianza tienen un funcionamiento rápido. Al respecto, opinaron: "Las reformas constitucionales deben basarse en un amplio consenso y llevarse a cabo con la debida atención y deliberación en el Parlamento, de acuerdo con las ideas modernas de democracia".
  • Por último, indicaron que esperan que tanto el Presidente como el disuelto Congreso encuentren "soluciones constitucionales adecuadas que brinden estabilidad institucional".

El origen de la consulta

Olachea pidió opinión al organismo en una carta que envió el 16 de agosto de este año. En ella preguntaba "si los principios democráticos de separación de poderes" estaban siendo respetados o no en el país.

En la misiva, el exjefe del Congreso describió los eventos políticos que estaban teniendo lugar entonces para poner en contexto a la Comisión. Por esa razón, mencionaba el "conflicto de competencias" entre el poder Legislativo y el Ejecutivo, el pedido de Vizcarra de una 'cuestión de confianza' bajo amenaza de disolver el Congreso, y el proyecto presentado por el mandatario para adelantar las elecciones en 2021. 

La pregunta de Olachea sucedió en medio del debate sobre el proyecto de adelanto de elecciones, pero antes de que se planteara la 'cuestión de confianza' vinculada a la elección de miembros del Tribunal Constitucional, que derivó en la disolución parlamentaria a principios de este mes y el llamado a elecciones para enero de 2020.

Por esa razón, los puntos sobre los que se pronuncia la Comisión son anteriores a la crisis política que provocó la disolución de Congreso.

El propio Olachea aclaró que debido a los tiempos en que se presentó la consulta, la Comisión no se pronunció sobre el adelanto del próximo 26 de enero. "La opinión que solicité fue sobre la posibilidad de someter las reformas constitucionales a cuestiones de confianza", escribió en sus redes sociales.

La visita

En septiembre pasado, una delegación de la Comisión, conformada por Josep Castella Andreu, Domingo Hernández Emparanza, José Luis Vargas Valdéz, Thomas Markert, Serguei Kouznetsov y Alberto Guevara Castro, llegó a Lima. En esa visita, presenciaron debates en el Congreso y escucharon posiciones de las bancadas sobre el proyecto de adelanto de elecciones. 

De igual forma, se reunieron con el Consejo de Ministros para hablar sobre la propuesta de reforma. El primer ministro, Salvador del Solar, y el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, estuvieron entre los presentes en esos encuentros. Además, la Comisión dialogó con los miembros del Tribunal Constitucional. 

Este domingo, antes de conocer el informe, Vizcarra manifestó que no tenía dudas de que la opinión del organismo sería "concordante con los actos" que han tomado, ya que, a su juicio, todo lo hecho en el país suramericano "se ha acogido respetando las normas". 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT