Actualidad

Baja el precio del combustible en Ecuador tras la derogación del polémico decreto de Lenín Moreno

Publicado:
Muchos conductores se aglutinaron en las estaciones de servicios para llenar el tanque de sus vehículos y beneficiarse del cambio de los valores de los fluidos.

Ecuador vuelve poco a poco a la normalidad con la circulación plena de los vehículos, el restablecimiento de las clases en los colegios y la celebración por parte del movimiento de pueblos originarios de la derogación del polémico decreto que eliminaba el subsidio a los combustibles.

En la medianoche del martes se vivió la primera consecuencia de la aprobación del Decreto 894, que dejó sin efecto a la polémica orden presidencial 883, publicada el pasado 2 de octubre y que entre sus medidas principales eliminó el subsidio a la gasolina extra y diésel, provocando un aumento de hasta el 123 % en el costo del galón.

Muchísimos conductores, principalmente de transporte de carga, se aglutinaron en las estaciones de servicios para llenar el tanque de sus vehículos y beneficiarse del cambio de los valores de los fluidos. Un equipo de RT habló con ellos sobre esta nueva medida.

"La gente no quería pagar los precios"

"No podíamos trabajar porque la gente no quería pagar los precios y debíamos cobrar los costos. Era muy difícil que se acople, pero ahora vuelve a la normalidad (...) venía casi a cero esperando el cambio, porque el cliente no iba a pagar más", explicó un transportista. 

Otro hombre expresó su satisfacción ante la derogación del decreto. "Nos sentimos contentos con ese triunfo que se ha dado, pero con una lucha y con sangre que se ha derramado aquí en Ecuador", comenta.

"Tenemos que ponernos a trabajar muy duro para sacar a nuestro país adelante", dice otro. 

"Sin miedo"

En una comparecencia en el Ágora de la Casa de la Cultura en Quito, el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), Jaime Vargas, denunció que en las últimas horas han sufrido amenazas, pero que a pesar de eso han perdido "el miedo". 

"Dijimos lo que teníamos que decir al señor presidente, sin miedo", señaló Vargas, quien añadió: "Ya no somos esos indígenas que nos dejábamos humillar de un Gobierno".

La CONAIE pidió la renuncia de la ministra del Interior, María Paula Romo, y del ministro de Defensa Nacional, Oswaldo Jarrín, a quienes considera responsables de las muertes y de los heridos en las protestas, que comenzaron en todo el país el pasado 3 de octubre. 

La Defensoría del Pueblo informó que en los once días de manifestaciones hubo ocho muertos, 1.340 heridos y 1.192 detenidos. En estos días de protestas, primero lideradas por el gremio de transportistas y posteriormente por la CONAIE, el presidente Lenín Moreno decretó el estado de excepción, y tras fuertes disturbios en Quito, que incluyeron la agresión a policías por parte de encapuchados y una fuerte represión policial a los manifestantes, el mandatario anunció un toque de queda.

Para la CONAIE la derogación del Decreto Ejecutivo 883, "es producto no solo de la lucha indígena, sino del pueblo ecuatoriano". 

RT