Actualidad

López Obrador recibe a Alberto Fernández en México: ¿qué impacto podría tener esa naciente alianza?

Publicado:
El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, se reunió este lunes con el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en el Palacio Nacional de Ciudad de México.

El destino del primer viaje de Alberto Fernández, tras ganar las elecciones presidenciales de Argentina, es México, país presidido por Andrés Manuel López Obrador, una situación que podría verse como el inicio de la conformación de una posible alianza regional de centroizquierda. Ambos dirigentes se reunieron este lunes, con la economía como uno de los asuntos importantes en la conversación, mientras parte de América Latina comienza a reconfigurarse.   

De esta forma, el presidente electo argentino rompe la tradición de tener a Brasil como prioridad en su lista de viajes, considerando que el mandatario del 'Gigante de Sudamérica', Jair Bolsonaro, ya expresó que "Argentina eligió mal" en los comicios del 27 de octubre. Además, se dio a conocer que el derechista no asistirá a la asunción de Fernández, quien pide por la libertad del dirigente Luiz Inácio Lula da Silva cada vez que tiene la oportunidad. Así, mientras se cierra una puerta en el sur, parece abrirse una ventana en el norte.  

Por su parte, el director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior Siglo XXI, Miguel Ponce, opina que "sería apresurado decir que ya se empieza a armar un nuevo bloque progresista en la región". Desde su punto de vista, el llamado a Fernández por parte del presidente estadounidense, Donald Trump, a pocos días de la reunión del Grupo de Puebla —será del 8 al 10 de noviembre en Buenos Aires y reunirá a dirigentes progresistas de 12 países—, anticipa "la complejidad de un rompecabezas que recién se empieza a armar".

¿La ideología influye en las relaciones comerciales?  

Si bien es cierto que en la previa Fernández y Obrador presentan coincidencias, o al menos visiones parecidas sobre el futuro de la región, el economista plantea que los números son más determinantes a la hora de sentarse a dialogar: "Es obvio que si se forja una relación entre el sector productivo y comercial de Argentina y México, no es por ideología", considera.

Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior Siglo XXI.
Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior Siglo XXI.
"Las alianzas no son por ideología, hay importantes intereses comerciales entre Argentina y México. Aunque todavía no hubo un freno en los acuerdos económicos con Brasil, si se tensan las relaciones, es bueno que Fernández mejore los lazos con López Obrador".

Sobre ello, destaca que las tensas relaciones entre Buenos Aires y Brasilia producen que las conversaciones con México sean "una oportunidad importante". Y añade: "Nunca, desde la vuelta a la democracia, tuvimos una relación tan delicada con Brasil como hoy. México aparece como una importante alternativa para que muchas empresas argentinas integren sus exportaciones". 

Al respecto, reflexiona: "Brasil, México y Argentina son las tres grandes economías de América Latina. Si tenemos problemas con una de ellas, ¿qué mejor que acentuar las cosas con la otra?". Por lo pronto, la tensión entre las naciones sudamericanas pasa solo por declaraciones públicas, y ello todavía no se trasladó al plano económico, mientras el Ejecutivo argentino sigue presidido por Mauricio Macri hasta el 10 de diciembre. Según el análisis de Ponce, más allá de la visión política, el posible lazo entre Fernández y Obrador es "estratégico"

¿Oportunidades en medio de las tensiones globales?

El entrevistado repasa que junto a Brasil, estos dos países son los únicos que cuentan con terminales automotrices en toda Latinoamérica. Si bien es cierto que todavía no tienen acuerdos comerciales tan sólidos en el rubro, Argentina le exporta vehículos terminados y también importa algunos modelos desde México. En los envíos de Sudamérica, sobresalen los camiones y la maquinaria agrícola, fabricados en territorio argentino.  

Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior Siglo XXI.
Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior Siglo XXI.
"México redujo sus importaciones desde EE.UU. por las medidas arancelarias dispuestas por Washington tras el conflicto migratorio. Argentina intenta llenar ese vacío, y ya exportó miles de toneladas de trigo y maíz".

Por otro lado, tras la disputa comercial que se produjo entre EE.UU. y México a raíz del conflicto migratorio, Argentina intentó llenar el vacío comercial ocasionado por las políticas arancelarias de Washington sobre su país vecino. Históricamente, casi la totalidad de las importaciones mexicanas provenían de EE.UU., pero de manera reciente Buenos Aires aprovechó el conflicto geopolítico y solo entre diciembre y enero logró enviar unas 150.000 toneladas de maíz y 180.000 de trigo al territorio gobernado por López Obrador, detalla Ponce.

Además, México también recibe cerdo y productos lácteos argentinos: "Estamos ocupando ese vacío de demanda no satisfecha. Lo que adquirían en el norte, ahora nos compran a nosotros", resume el entendido. "En 2018, nuestras exportaciones generales a México pasaron los 730 millones de dólares", subraya, y la cifra puede crecer. Asimismo, Argentina adquiere desde México artículos elaborados, como productos farmacéuticos y otros de la industria petroquímica, entre los más destacables. 

Con este marco, la buena sintonía de aquellos Estados es determinante considerando que Chile, país vecino que atraviesa una fuerte crisis política y social, es la nación que le produce el mayor superávit comercial, es decir, la diferencia entre lo que se compra y se vende:  "Son 1.400 millones de dólares favorables para Argentina", dice el experto. Tener un 'plan B' ante posibles escenarios adversos en el Cono Sur, no suena tan mal.

Encuentro en Palacio Nacional

Tras acabar la reunión, López Obrador tuiteó una fotografía con Fernández en el Palacio Nacional de Ciudad de México. En el mensaje, el mandatario mexicano destacó que conversó ampliamente con el presidente electo de Argentina: "como si nos conociéramos de toda la vida".

Por su parte, Fernández ofreció una conferencia de prensa tras la reunión en Palacio Nacional, en la que expresó su deseo de "profundizar el vínculo política y económicamente" con México.

Fernández no se reúne solo con mandatarios, sino que también tiene pautado un encuentro con el magnate mexicano Carlos Slim, quien ya administra grandes negocios en Argentina. Al mismo tiempo, se esperan conversaciones con otros diez importantes empresarios locales. "Esto hay que verlo con gran interés, seguramente se buscará que Slim invierta en el yacimiento gasífero y petrolífero de Vaca Muerta", pronostica Ponce, entre otros posibles proyectos.

Resta por ver si las relaciones perduran una vez que Fernández asuma la Presidencia. 

Leandro Lutzky

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT