Actualidad

Duque condena "el vandalismo puro" durante la jornada del paro nacional, que no representa "el espíritu de los marchantes colombianos"

Publicado:
"No permitiremos saqueos ni atentados contra la propiedad privada y vamos a aplicarles todo el peso de la ley", ha prometido el mandatario colombiano.

"Hoy, a pesar de los actos de violencia, atribuibles a vándalos que no representan el espíritu de los marchantes colombianos, demostramos que este país puede ejercer las libertadas individuales sin vulnerar las libertades de los demás", ha declarado el presidente de Colombia, Iván Duque, comentando los disturbios que han marcado el paro nacional este 21 de noviembre.

"Los hechos sucedidos con posterioridad a la marcha son vandalismo puro y no obedecen a una expresión de la voluntad popular, ni serán legitimados por el derecho a la protesta", ha aseverado el mandatario. Subrayó: "No permitiremos saqueos ni atentados contra la propiedad privada y vamos a aplicarles todo el peso de la ley".

En este sentido, el presidente ha reconocido "el trabajo conjunto de nuestra fuerza pública con los alcaldes y gobernadores y también con todas las autoridades a lo largo y ancho del país para garantizar el orden público". "Con el concurso de todas las instituciones del Estado hemos actuado en todos los rincones del país", ha señalado Duque, indicando que como consecuencia "han sido capturados decenas de criminales".

"Rechazamos los daños que el vandalismo y el pillaje arrojaron el día de hoy", ha reiterado el mandatario. "Estos delincuentes perjudicaron a personas ajenas a los odios que los inspiran", aseveró.

El presidente ha recordado que "desde el primer día" de su gobierno ha sido claro: "Ni el crimen ni la violencia tienen espacio en nuestra sociedad. El crimen y la violencia solo generan dolor, producen pobreza, y Colombia entera los repudia".

"Por eso, quiero resaltar la actitud de la ciudadanía que rechazó a los vándalos y dejó claro que para expresarse no se necesita a acudir a la violencia. Los estudiantes, los trabajadores, los artistas y la gran mayoría de personas que se movilizaron lo hicieron con la intención legítima de hacer sentir su voz y lo escuchamos", ha hecho hincapié Duque.

El presidente ha asegurado que su gobierno ha trabajado "sin descanso en estos 15 meses" y lo seguirá haciendo "con más convicción que nunca". "No me cansaré de decirlo: somos un gobierno que escucha y que construye", ha puntualizado.

"Entendemos que la protesta pacífica es legítima en una democracia y que a lo largo de la historia han surgido frustraciones que debemos resolver y que hemos venido atendiendo", agregó, asegurando que "el diálogo social ha sido la bandera principal de este gobierno".

"Debemos profundizarlo con todos los sectores de nuestra sociedad y acelerar nuestra agenda social y de lucha contra la corrupción", ha adelantado Duque e indicó que "lo que tenemos que hacer todos los días es seguir trabajando para que unidos transformemos nuestro país".

En este contexto, el mandatario ha revelado que ha dado "instrucciones muy precisas" para que la "fuerza pública garantice la seguridad que está siendo afectada por vándalos y criminales que quieren aterrorizar a nuestros ciudadanos".

"El día de hoy, garantizamos y garantizaremos la seguridad para los que marcharon y para los que no lo hicieron. Y el pueblo colombiano puede tener la seguridad y tranquilidad de que no permitiremos que ningún vándalo, que ningún violento amedrente a la sociedad y sobre todo que pretenda limitar nuestra capacidad de excepción", ha concluido.

Disturbios y choques con la Policía

El paro nacional de hoy ha estado precedido de allanamientos a organizaciones sociales y fuerte presencia de los cuerpos de seguridad del Estado en las calles, lo que ha sido catalogado por sus organizadores como "tratamiento de guerra, persecución y criminalización de la protesta".

Durante la jornada del paro nacional se han registrado tanto manifestaciones pacíficas como disturbios y represión policial.

Además varios grupos de encapuchados y vándalos han generado disturbios junto al Capitolio Nacional, el portal de Transmilenio en Suba en Bogotá y han atacado la sede de la Alcaldía en el municipio de Facatativá, donde se decretó el toque de queda.

Después de esta jornada los residentes capitalinos de varias áreas de la ciudad han expresado su respaldo a las movilizaciones de este jueves mediante 'cacerolazos'.

RT