Actualidad

Moscú responde a las sanciones de EE.UU. contra 'hackers' rusos de Evil Corp, acusados de robar 100 millones de dólares

Publicado:
El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso ha asegurado que estas medidas, "obviamente politizadas", no quedarán "sin respuesta".

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia ha anunciado este viernes que las nuevas sanciones de EE.UU., impuestas este 5 de diciembre contra varias personas y empresas rusas presuntamente vinculadas a la compañía rusa Evil Corp —que está acusada de robar 100 millones de dólares—, "no quedarán sin respuesta".

La Cancillería ha detallado que las sanciones en cuestión contra 11 ciudadanos y 6 empresas rusas suponen una medida "obviamente politizada" y representan un nuevo intento de Washington de presionar a Moscú.

Moscú ha hecho hincapié en el hecho de que "si EE.UU. hubiera tenido pruebas reales, habría recurrido a las autoridades rusas competentes con una solicitud" para confirmar sus sospechas, pero hasta el momento "no ha recibido" peticiones al respecto.

Además, ha recordado que varios medios de comunicación occidentales acusan a Rusia de cometer ciberataques incluso durante las elecciones presidenciales en Estados Unidos, "pero no quieren presentar las pruebas de ello a verdaderos expertos" porque Washington "no tiene evidencias" que mostrar "sin tener que avergonzarse".

Los responsables de la diplomacia rusa denuncian que "el objetivo de los iniciadores de las sanciones no es la lucha contra el crimen", sino "el próximo ataque propagandística contra Rusia".

'Hackers' de Evil Corp

De acuerdo con el Departamento del Tesoro de EE.UU., el grupo Evil Corp empleó el programa informático malicioso Dridex para evitar los antivirus de ciertos dispositivos y propagarlo mediante campañas de 'phishing' que envió por correo electrónico.

Al infectar los aparatos, ese 'malware' habría permitido a estos supuestos delincuentes robar la información necesaria para acceder a diferentes cuentas bancarias y reenviar su contenido a otras entidades controladas por Evil Corp.

El Departamento del Tesoro además indica que esa empresa también habría robado otros 70 millones de dólares a través de Zeus, un programa informático malicioso similar, y utilizaría metodos diversos para obtener de corporaciones como Penneco Oil grandes cantidades de dinero, que habrían terminado en un banco de Bielorrusia.

Washington estima que las ganacias de Evil Corp serían "significativamente más altas" que los 100 millones de dólares calculados y convertirían a esa firma en uno de los mayores colectivos de piratas informáticos de la historia.