Actualidad

Pekín 'desenchufa' los ordenadores extranjeros: ordena a las oficinas estatales que se doten de equipos chinos en tres años

Publicado:
La medida se enmarca en la iniciativa del Gobierno para reducir la dependencia de las tecnologías extranjeras y aumentar el desarrollo del equipo producido en el país, según Financial Times.

Pekín ha ordenado a las oficinas estatales y a las instituciones públicas que reemplacen todo su equipo informático y su software extranjero por análogos chinos en un plazo de tres años, informa Financial Times, que cita fuentes familiarizadas con el tema.

La medida forma parte de la iniciativa del Gobierno para disminuir la dependencia de China de las tecnologías extranjeras y aumentar el desarrollo del equipo producido en el país. Compañías como HP, Dell y Microsoft podrían verse afectadas por esta estrategia que actúa como contrapeso y que responde a los intentos de Washington de limitar el uso de tecnologías chinas en EE.UU.

Según analistas de China Securities, unos 20–30 millones de dispositivos electrónicos deben ser reemplazados por análogos chinos. El 30 por ciento de las sustituciones de equipos extranjeros tendría lugar en 2020, el 50 % en 2021 y el 20 % en 2022, según los expertos, que atribuyen la orden al Comité General del Partido Comunista de China.

Paralelamente, las oficinas estatales ya tienden a usar los ordenadores de mesa producidos por la empresa china Lenovo.

  • En mayo Washington incluyó a la compañía china Huawei en la lista negra comercial, prohibiendo de esa forma a las empresas nacionales hacer negocios con ella, alegando sospechas de espionaje, aunque sin presentar pruebas. Dado que algunas empresas de telecomunicaciones en zonas rurales de EE.UU. dependen de los productos de Huawei, el Gobierno ha otorgado y extendido excepciones de 90 días de duración, la última promulgada el mes pasado.
  • Simultáneamente, Washington ha presionado a sus aliados en Europa para que cierren las puertas de sus redes nacionales 5G a las compañías chinas.
  • Desde Pekín niegan las acusaciones de espionaje, mientras algunos estados europeos, como Alemania, se han negado a prohibir que Huawei entre en su mercado de 5G.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT