Actualidad

Cancelan Gran Hermano en España tras la polémica por la presunta violación de una concursante

Publicado:
Desde que el caso salió a la luz, numerosas marcas han retirado su apoyo publicitario al 'reality show'.
Cancelan Gran Hermano en España tras la polémica por la presunta violación de una concursante

El grupo audiovisual Mediaset, responsable de la emisión del concurso Gran Hermano, ha decidido cancelar la producción de una nueva edición del 'reality show' tras el escándalo de la presunta violación sufrida por una de sus concursantes en 2017, recientemente destapada por la prensa. 

La polémica en torno al caso se reavivó hace unas semanas, tras la filtración de un video en el que se aprecia cómo los responsables del programa obligaron a la concursante a visionar la escena de la agresión, sin prestarle apoyo psicológico o emocional, y sin haberle avisado previamente de lo que estaba a punto de ver.

El centro de las críticas a Gran Hermano está en el hecho de que la escena de la presunta violación fue grabada por las cámaras sin que el equipo responsable de la emisión hiciese nada por impedirla.

Pérdida de apoyo publicitario, pero no de audiencia

Una de las consecuencias directas de la controversia que rodea ahora al 'reality show' ha sido la retirada de apoyo publicitario de varias marcas comerciales que se anunciaban en su franja de emisión.

Empezaron abandonando sus espacios publicitarios unas seis firmas, que se han convertido en varias decenas con el correr de las semanas. Kinder, Nutella y Ferrero Rocher están entre las últimas que han decidido mostrar de esta manera su rechazo a lo ocurrido en Gran Hermano.

La audiencia del programa, sin embargo, no ha decaído. Pese a las iniciativas que tratan de fomentar en las redes sociales un boicot al concurso, Gran Hermano alcanzó el pasado jueves 29 de noviembre su récord de audiencia en la presente temporada.

Un oscuro episodio 

La noche del viernes 3 de noviembre de 2017, los concursantes de Gran Hermano celebraban una fiesta como parte de las actividades del concurso. Mientras se emitían las imágenes de la celebración, en una de las habitaciones de la casa la concursante Carlota Prado, en estado de semiinconsciencia por el alcohol ingerido, era presuntamente violada por otro participante, Jose María López, que por entonces era su pareja. 

Los hechos fueron puestos en conocimiento de las autoridades por el propio responsable de contenidos del 'reality show', y ya es objeto de una investigación judicial. La jueza de instrucción establece en su auto, emitido el pasado mes de octubre, que "existen indicios de que la conducta del recurrente pudiera ser constitutiva de un delito de abuso sexual". 

Según el escrito de la magistrada, José María López ignoró las reiteradas negativas de Carlota Prado, que "se hallaba sin apenas moverse, boca arriba, con los ojos cerrados desde que se metió en la cama", mientras que "José María se encontraba en un estado de consciencia cuando ocurrieron los hechos".

No ha sido hasta dos años más tarde que Carlota ha decidido romper su silencio al respecto, en una entrevista concedida a El Confidencial. 

En esa publicación, la exconcursante explica lo sucedido, y denuncia la inacción del equipo de Gran Hermano frente a lo que considera una flagrante agresión sexual. "No llego a explicarme cómo el programa lo permitió", admite la joven.