Actualidad

Berlín sobre las sanciones contra el gasoducto Nord Stream 2: La política energética europea se decide en Europa, no en EE.UU.

Publicado:
Desde el Ministerio de Exteriores germano rechazan la interferencia y las sanciones externas.
Berlín sobre las sanciones contra el gasoducto Nord Stream 2: La política energética europea se decide en Europa, no en EE.UU.

El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, ha expresado este jueves su rechazo a los continuos intentos de Washington de obstaculizar la construcción del gasoducto Nord Stream 2 por el que Rusia planea enviar gas al país germano.

El ministro manifestó que Berlín "rechaza por principios" las sanciones extraterritoriales, según consta en un comunicado publicado hoy en el sitio web del ministerio alemán.

"La política energética europea se decide en Europa, no en EE.UU.", señaló Maas, recalcando que Alemania se opone a cualquier tipo de injerencia del exterior.

Nuevas sanciones en camino

El pasado lunes legisladores de EE.UU. acordaron el presupuesto militar para el año 2020, que abarca sanciones relacionadas con la construcción de los gasoductos rusos Nord Stream 2 y TurkStream para abastecer a Europa.

El presupuesto militar también financia nuevas iniciativas destinadas a hacer frente a la competición y lo que Washington considera como amenazas de Rusia y China y reautoriza que 300 millones se gasten para el apoyo militar a Ucrania.

¿Contramedidas de Alemania?

Se espera que la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés), como se conoce el documento oficial donde se detalla el presupuesto militar estadounidense, sea aprobada hasta finales de este año.

Con anterioridad, el presidente del Comité Económico y Energético del Bundestag alemán, Klaus Ernst, ya advirtió —en entrevista a RIA Novosti— que Berlín podría activar contramedidas como el incremento de aranceles para el gas natural licuado proveniente de EE.UU. si Washington concreta las sanciones contra el proyecto Nord Stream 2.

  • El Nord Stream 2 permitirá duplicar el suministro de gas natural desde Rusia hasta Alemania a través del mar Báltico.
  • El gasoducto corresponde a una expansión del actual gasoducto Nord Stream, y podrá abastecer a 26 millones de hogares y reducir considerablemente el coste de energía en las desmesuradas facturas de los ciudadanos europeos.

 

Si te pareció interesante, ¡compártelo con tus amigos!