Actualidad

CIDH atribuye secuestro y posterior asesinato de periodistas de El Comercio a descoordinación de fuerzas militares de Ecuador

Publicado:
"Las medidas adoptadas por el Estado ecuatoriano fueron insuficientes para hacer frente a la evidente situación de riesgo extraordinario", señala el texto.
CIDH atribuye secuestro y posterior asesinato de periodistas de El Comercio a descoordinación de fuerzas militares de Ecuador

El Equipo de Seguimiento Especial (ESE) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) determinó que el secuestro y posterior asesinato del equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio, el año pasado, fue desencadenado por la descoordinación de las fuerzas militares.

"La descoordinación contribuyó a que ninguna autoridad, ni militar ni de Policía, adoptara medidas específicas de carácter idóneo en el asunto, pues según la información disponible, estimaron que era competencia de la otra", dice un informe, que fue entregado este jueves a las familias de las víctimas en Washington, EE.UU.

El equipo conformado por el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra fue secuestrado el pasado 26 de marzo de 2018 en una zona rural de la parroquia ecuatoriana de Mataje, provincia de Esmeraldas y fronteriza con Colombia. 18 días después, el mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, anunció que habían sido asesinados. Sin embargo, fue luego de casi tres meses que se encontraron sus cuerpos en territorio colombiano.

De acuerdo al informe del ESE, hubo descoordinaciones entre el jefe del Mando Único y el jefe del Destacamento de Infantería de Marina de Mataje (DESMAJ).

El jefe del Mando Único dio la orden de que el equipo periodístico pasara a Mataje y el jefe del DESMAJ la acató, pero ninguno tomó previsiones para hacerse cargo de la seguridad de los periodistas, "no obstante que Mataje atravesaba por serias dificultades de seguridad", señala el informe.

En consecuencia, el ESE señala que "las medidas adoptadas por el Estado ecuatoriano fueron insuficientes para hacer frente a la evidente situación de riesgo extraordinario, generado tanto por la presencia de los grupos delincuenciales armados con presencia transnacional, como por los hechos por ellos realizados (anteriormente) y por los anuncios de atentados graves que hicieron en un canal de comunicación que mantenían con la inteligencia policial".

Por ello, el ESE estima que ante la falta de medidas para brindar protección al equipo periodístico, "resultaría deseable que el Estado examine a través del procedimiento idóneo que contemple la ley nacional, el efecto de las descoordinaciones y omisiones identificadas en este informe".

Debilidades en las investigaciones

El secuestro y asesinato de los integrantes de este equipo periodístico fue atribuido al Frente Oliver Sinisterra, que lideraba Walter Patricio Arízala Vernaza, alias 'Guacho'.

'Guacho' fue asesinado en diciembre del año pasado, durante un operativo del Ejército de Colombia. Al respecto, el ESE considera que su muerte "constituye un obstáculo para la investigación completa de los hechos".

También señala que los Estados no han utilizado de manera adecuada y conjunta la información que poseen sobre el grupo criminal para avanzar en las investigaciones. Por ejemplo, en Colombia no se han realizado "cotejos balísticos entre los proyectiles recuperados en las fosas, los cuerpos y las armas incautadas a la organización".

La CIDH recomienda a los Estados de Ecuador y Colombia "desclasificar y entregar" a las familias de las víctimas, "la información de los organismos militares de ambos países e instancias de coordinación, exclusivamente referida a las decisiones y acciones realizadas durante la fecha del secuestro y asesinato" del equipo periodístico.

Además, les pide valorar "la creación de mecanismos para evaluar y determinar una reparación integral a los familiares".

rtnoticiasrtnoticias
Covid19