Actualidad

¿Escondido en un estuche de instrumentos y con doble pasaporte francés?: lo que se sabe de la intrigante fuga del exjefe de Nissan de Japón

Publicado:
El escape de Carlos Ghosn ha provocado especulaciones sobre cómo lo logró. El reconocido ejecutivo se encuentra refugiado en el Líbano y aún se intenta desembrollar el plan que le permitió burlar a las autoridades.
¿Escondido en un estuche de instrumentos y con doble pasaporte francés?: lo que se sabe de la intrigante fuga del exjefe de Nissan de Japón

El exjefe de Nissan, Carlos Ghosn, quien el pasado 31 de diciembre escapó de Japón y se refugió en el Líbano, aseguró que los miembros de su familia no estuvieron involucrados en la ejecución de su fuga. 

Ghosn, quien fuera liberado bajo fianza en abril tras ser arrestado en 2018 por sospechas de violación de las leyes financieras de Japón, se encontraba a la espera de su juicio, planeado para abril de este año. Sin embargo, el pasado 31 de diciembre, el propio empresario confirmó que se encontraba en el Líbano. 

En un comunicado de prensa citado por el canal francés BFM TV este 2 de enero, el empresario afirmó que las acusaciones sobre la participación de su esposa Carole y otros allegados "son falsas" y que fue él mismo quien "organizó" su salida del territorio japonés. "Mi familia no jugó ningún papel", enfatizó.

Supuesto plan de fuga

Anteriormente, el canal de noticias libanés MTV informó que Ghosn había conseguido huir gracias a un plan ideado por su esposa y apoyado por un equipo de exoficiales de las fuerzas especiales. Según la versión del medio, el ejecutivo logró salir de su residencia —fuertemente vigilada y custodiada— oculto en el estuche de un instrumento musical perteneciente a un grupo gregoriano que había sido invitado a esa vivienda. Posteriormente, habría sido llevado a un aeropuerto local, desde donde abandonó la isla. 

De acuerdo con reportes del periódico libanés Al-Akhbar, Ghosn llegó a Beirut (Líbano) en un avión privado procedente de Estambul (Turquía) y utilizando un pasaporte francés. Basado en sus propias fuentes, el rotativo resalta que se trató de toda una "operación de inteligencia" implementada desde Japón con el apoyo de una compañía de seguridad privada.

La noticia de la huida fue una sorpresa para las autoridades japonesas y el personal de inmigración, quienes hasta ahora no tienen constancia de su salida del país. Las condiciones originales de la liberación de Ghosn le prohibían abandonar Japón, estaba bajo vigilancia las 24 horas del día y había sido obligado a entregar a sus abogados sus tres pasaportes (francés, libanés y brasileño). El magnate, nacido en Brasil, cursó parte de su educación en el Líbano y se formó profesionalmente en Francia.

En este orden de ideas, se especula que el expresidente de Nissan logró burlar los controles de migración e ingresar a territorio libanés presentándose como francés, porque tenía en su poder un segundo pasaporte galo. Al parecer, ese documento también había sido confiscado tras la fianza, pero en mayo pasado un tribunal japonés le otorgó una autorización excepcional para que le fuera entregado de nuevo, recoge el medio estatal japonés NHK.

El abogado de Ghosn, Junichiro Hironaka, sostuvo que los tres pasaportes siguen en poder de los letrados y negó todo conocimiento de la fuga, asegurando que quedó sorprendido y desconcertado al enterarse de la noticia por televisión.

Nuevas pistas

Por su parte, la fiscalía de Tokio inició el allanamiento de la residencia del fugitivo para descifrar los detalles de la fuga. Según NHK, que cita a fuentes de la investigación, un video de vigilancia del lugar muestra a Ghosn abandonando su casa en el centro de Tokio poco antes de su salida de Japón. Nadie más salió o entró al lugar y ninguna otra persona lo acompañaba. La Policía sospecha que pudo haberse encontrado con alguien más antes de dirigirse al aeropuerto.

El gobierno japonés aún no ha emitido ninguna declaración oficial sobre el caso. La agencia AFP cree probable que la nación pida al Líbano la extradición de Ghosn a través de canales diplomáticos, pero las posibilidades de su entrega parecen escasas, ya que Beirut no tiene un acuerdo de extradición con Tokio.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT