Actualidad

Guaidó ignora a la nueva directiva de la Asamblea Nacional y se juramenta de nuevo como 'presidente encargado' de Venezuela

Publicado:
El diputado opositor ingresó por la fuerza a la sede del Parlamento, donde minutos antes la junta directiva elegida el pasado domingo realizó su primera sesión.

El diputado opositor de Venezuela Juan Guaidó entró a la fuerza a la sede del Parlamento para juramentarse como "presidente reelecto" de la Asamblea Nacional (AN) y mandatario "interino" del país, pese a que minutos antes, la nueva junta directiva, presidida por Luis Parra, había realizado su primera sesión en el lugar.

A las 11:44 de la mañana (hora local), Guaidó, acompañado por otros parlamentarios afines a él, se abalanzó sobre la entrada del Parlamento que se encontraba custodiada por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana para entrar al recinto, al grito de "¡aquí manda el pueblo!".

Desde el podio presidencial de la AN, el diputado opositor Juan Pablo Guanipa le tomó juramento a Guaidó como "presidente reelecto" del Parlamento para el período 2020-2021.

Pero, en el mismo acto, Guaidó también se comprometió sorpresivamente a "ejercer de manera interina" la Presidencia de Venezuela.

"En nombre de los que hoy no tienen voz, de esas madres que lloran a sus hijos en la lejanía (...), juro cumplir con los deberes de presidente encargado y buscar solución a la crisis para vivir con dignidad", expresó Guaidó con su mano derecha sobre la Carta Magna.

Tras esta juramentación, Guaidó dio por concluida la sesión, prometiendo que realizarían nuevos encuentros en la misma sede.

Guaidó se había reunido a primera hora de la mañana de este martes con los diputados que votaron por su reelección como presidente de la AN, en una sesión celebrada el pasado domingo en el diario venezolano El Nacional, justo después de que en el Hemiciclo se eligiera a la nueva directiva encabezada por Parra.

En el encuentro de este martes, Guaidó acordó con la bancada que lo apoya "llegar todos juntos" al Parlamento, e ingresar "como corresponde".

Dos horas antes, el opositor Luis Parra, elegido el domingo como nuevo presidente del parlamento, realizó su primera sesión regular con una agenda de debate que contempló la escasez de gasolina en el país y las liberaciones de presos por motivos políticos.

¿Qué ocurrió el domingo?

El pasado domingo, el diputado opositor y antiguo miembro del partido Primero Justicia, Luis Eduardo Parra, se juramentó como nuevo presidente del Parlamento venezolano al obtener 81 de los 140 votos emitidos en la sede del Parlamento, es decir, una mayoría simple.

Mientras tanto, Guaidó —quien nunca entró al hemiciclo— y demás diputados opositores cercanos a él, rechazaron la juramentación de Parra, al alegar que se trataba de una sesión írrita. 

Ante esto, Guaidó encabezó una "sesión especial" en la sede del diario opositor El Nacional donde fue ratificado en su cargo, con el supuesto respaldo de 100 parlamentarios.

¿Es legal?

Guaidó defendió la legalidad de la sesión especial que lo invistió en la sede de El Nacional, basado en el numeral 3 del artículo 27 del Reglamento de Interior y Debate, que se establece que el actual presidente de la AN puede "decidir sesionar en sitios diferentes al hemiciclo de sesiones y/o en otras ciudades de la República".

Sin embargo, esa normativa no se refiere al acto de instalación de un nuevo periodo

Por su parte, el artículo 3 de la ley dicta que los nuevos integrantes de la directiva deben "tomar posesión de sus cargos, con el ceremonial de estilo, en la misma sesión de instalación" del día 5 de enero, es decir, en el Hemiciclo de sesiones.

A pesar de que Guaidó dijo haberse juramentado el domingo, hoy repitió la misma ceremonia en la sede de la Asamblea Nacional, después que terminó el debate de la sesión instalada por Parra.

El dilema de los votos

Los legisladores que apoyan a Guaidó han cuestionado los 81 votos obtenidos por Parra y han pedido que sean publicados los nombres de los legisladores que lo apoyaron.

Entre los principales cuestionamientos de la fracción de Guaidó es que la designación de Parra ocurrió en un proceso poco transparente, donde habría ocurrido una supuesta compra de apoyos por parte del chavismo.

Por su parte, Parra y su nueva directiva, niegan las acusaciones y sostienen que siguen siendo opositores, al tiempo que ponen en duda los supuestos 100 votos con los que Guaidó alega que fue reelecto.

En total, el Parlamento venezolano posee 167 diputados, por lo que resulta matemáticamente imposible que ambos bandos tengan razón. Hasta el momento, ninguno ha presentado formalmente sus listas de votantes.

¿Cuáles son los bloques en conflicto?

La nueva directiva juramentada este domingo en la sede de la Asamblea Nacional está conformada por cinco opositores, integrantes de cuatro grandes partidos de la oposición venezolana. 

La presidencia fue para Luis Parra, excoordinador regional del Partido Primero Justicia, y la primera vicepresidencia para Franklin Duarte, integrante del Partido Copei, aunque tras su elección fue sometido al consejo disciplinario de esa agrupación política por "traidor".

La segunda vicepresidencia fue ocupada por José Gregorio Noriega, integrante del partido Voluntad Popular (la misma tolda de la que forma parte Guaidó), mientras que la secretaría la asumió Negal Morales, exsubsecretario de Acción Democrática porque decidió apartarse del partido antes de ser postulado. Como subsecretario del Parlamento quedó Alexis Vivenes, también de Voluntad Popular.

Parra, junto a otros 10 diputados opositores, son investigados, desde el pasado el 4 de diciembre de 2019, por un presunto caso de corrupción para beneficiar al empresario colombiano Alex Saab, quien fue sancionado por el Departamento del Tesoro en julio pasado por su supuesta relación con la distribución de alimentos del Gobierno venezolano a través de los CLAP.

Por esta razón, Guaidó y sus seguidores, afirman que estos diputados fueron comprados por el chavismo para formar parte de la supuesta "operación Alacrán", cuyo objetivo era sumar voluntades para impedir la reelección del autoproclamado mandatario "interino" en el Parlamento.

Guaidó, por su parte, cuenta con el respaldo de al menos treinta diputados que se encuentran fuera del país (en las embajadas paralelas creadas por él mismo o como prófugos de la justicia venezolana) y de los legisladores de las principales fuerzas que conforman la oposición, aglutinadas en el llamado G-4 (Primero Justicia, Acción Democrática, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo).

Covid19