Actualidad

Partes del conflicto militar en Libia se reúnen en Moscú ¿Por qué es importante?

Publicado:
Las negociaciones se realizarán conforme a la iniciativa de Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, que llamaron la semana pasada a cesar hostilidades en el país africano.

Representantes de distintas fuerzas del conflicto que se desarrolla en Libia tras el derrocamiento, en 2011, de Muammar Gaddafi se reúnen este lunes en Moscú.

En la reunión participan Jalifa Haftar, jefe del Ejército Nacional Libio (ENL), que realiza la ofensiva contra el Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN) de Trípoli, y el primer ministro de este gabinete, Fayez al Sarraj.

Se espera que los políticos discutan las posibles soluciones de la crisis actual en el contexto del cese al fuego que entró en vigor a las 00:01 del 12 de enero (hora de Libia) por iniciativa de Rusia y Turquía.

"En el contexto de la implementación de la iniciativa de los presidentes de la Federación de Rusia y de Turquía, que se anunció en la cumbre de Estambul, hoy tendrán lugar en Moscú contactos entre las distintas facciones libias bajo los auspicios de los jefes de los Ministerios de Asuntos Exteriores y de Defensa de Rusia y Turquía", ha señalado la Cancillería rusa.

"Se espera que Sarraj, Haftar y representantes de otros partidos libios participen en estos contactos", ha indicado.

¿Quién es quién en el conflicto en Libia?

Actualmente en Libia existe una dualidad de poderes. El GAN, creado en 2015 como órgano de transición y respaldado por la ONU, tiene bajo su control Trípoli y partes del noroeste del país. En la mayor parte de Libia gobierna la Cámara de Representantes, con la sede en Tobruk, que opera desde 2014 y es apoyada por el ENL.

La situación se agravó en abril del 2019, cuando las fuerzas de Haftar anunciaron el inicio de una ofensiva militar para tomar el control sobre Trípoli. Actualmente controlan con diferencia la mayor parte del país y se ha adentrado incluso en los suburbios de la capital.

A principios de enero el Parlamento de Turquía aprobó el envío de tropas a Libia para apoyar al Gobierno de Trípoli, y el día 5 de ese mes el presidente turco declaró que Ankara había iniciado el desplazamiento.

Papel diplomático de Moscú y Ankara

Tras reunirse en Ankara, los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, propusieron el pasado miércoles un alto al fuego en Libia para "poner fin a los sufrimientos de los libios y volver la paz y la prosperidad en ese país". El día siguiente confirmaron su deseo de promover el arreglo político del conflicto armado.

Posteriormente, la cuestión libia fue discutida por Putin en dos conversaciones telefónicas con el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte. Los líderes reiteraron la importancia del cumplimiento del alto al fuego y expresaron su voluntad de fomentar una resolución política de la crisis.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha alabado este lunes el alto el fuego en Libia como "el primer paso en la dirección correcta". "Lo que necesita es un proceso de consolidación, reconstrucción y un Gobierno de unidad. Hay un largo camino por recorrer. Esto tiene que ser un proceso liderado por la ONU", ha comentado a los periodistas en Luxemburgo, según recoge Reuters.

RT