Actualidad

Pompeo acusa a Cuba, Nicaragua y Venezuela de mantener "tiranías" y reconoce maniobras de la OEA en la región

Publicado:
El funcionario también hizo referencia a lo ocurrido en Bolivia, que incluyó el derrocamiento de Evo Morales. Dijo que eso no ocurrió "por accidente".

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, acusó este viernes a Cuba, Nicaragua y Venezuela de mantener "las briznas de la tiranía", en una región donde "los pueblos han impulsado una nueva ola de gobiernos que piensan en la libertad en todo el hemisferio occidental".

Sin embargo, reconoció las maniobras que ha hecho la Organización de Estados Americanos (OEA), con su secretario Luis Almagro al frente —a quien calificó de ser "un gran líder"—, para cambiar esta situación.

"En el último año, la OEA ha estado a la vanguardia, ayudando al pueblo venezolano que está tan oprimido y hambriento por la crueldad de (Nicolás) Maduro", dijo el funcionario estadounidense, en una comparecencia ante el Consejo Permanente del organismo multilateral.

Señaló que la organización ayudó a "promover la legitimidad de Juan Guaidó (el autoproclamado presidente de Venezuela) en la comunidad internacional".

Además, en el seno de la OEA se votó a favor de poner en marcha el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), que, según Pompeo, "aumentó las restricciones de viaje a Maduro y docenas de funcionarios".

En su intervención, mencionó que "hay más por ocurrir" contra Venezuela. "Maduro, sin duda, sabe que estamos hablando en serio", enfatizó.

Trabajo en Nicaragua y Bolivia

Además de Venezuela, Pompeo hizo referencia al trabajo de la OEA en Nicaragua y Bolivia.

Sobre el primer país, dijo que "el Consejo Permanente nombró una comisión de Estados miembros que investigó los asesinatos por parte del régimen de (Daniel) Ortega de cientos de personas e hicieron recomendaciones claras para el futuro".

Mientras, en Bolivia, tras atender la solicitud del Gobierno de Evo Morales, el organismo llevó a cabo una auditoría sobre los comicios del pasado mes de octubre, que la oposición política boliviana catalogaba de fraudulentos.

"Dicha investigación descubrió el fraude masivo y sistemático y también puso fin a la violencia que se había desencadenado por esa disputa electoral. También, se crearon condiciones y fechas para una nueva elección", afirmó Pompeo, sin hacer mención al derrocamiento de Morales ni a la represión desatada en el país suramericano tras la instalación de un gobierno de facto, liderado por la legisladora Jeanine Áñez.

Tampoco señaló que en su informe, presentado apenas en diciembre, la OEA reconoce que Morales ganó en primera vuelta y solo asegura que es "estadísticamente improbable" que haya sido por una diferencia de 10 %.

Según Pompeo, lo sucedido en Bolivia, que incluyó un golpe de Estado que interrumpió el mandato de Morales, no fue "por accidente".

"Ha sucedido porque los Estados miembros decidieron utilizar a la organización para obtener resultados, todos nosotros, juntos. Ha sucedido porque tenemos un líder para nuestros tiempos, el secretario Almagro, que se enfrenta sin miedo contra los regímenes autoritarios", sentenció.

Cuba responde

"Pompeo no engaña a nadie", respondió el canciller cubano, Bruno Rodríguez, ante las declaraciones del funcionario estadounidense.

Señaló que es de conocimiento público en América Latina y el Caribe "el apoyo del gobierno de EE.UU. a las dictaduras más horrendas en el hemisferio, su historial de crímenes, su complicidad en desapariciones y torturas".

Covid19