Actualidad

Turquía anuncia que realiza una operación militar en Idlib, mató a más de 2.000 soldados sirios y destruyó decenas de vehículos

Publicado:
La operación, llamada 'Escudo de Primavera', se produce después de que 34 soldados turcos murieran en un ataque aéreo realizado por el Gobierno sirio en la provincia de Idlib.
Turquía anuncia que realiza una operación militar en Idlib, mató a más de 2.000 soldados sirios y destruyó decenas de vehículos

El ministro de Defensa de Turquía, Huluisli Akar, ha anunciado este domingo que su país está llevando a cabo en Siria una operación llamada 'Escudo de Primavera', después de que 34 soldados turcos murieran en un ataque aéreo realizado por el Gobierno sirio en la provincia de Idlib.

"La operación 'Escudo de Primavera', que se lanzó después del ataque abominable en Idlib el 27 de febrero, ha continuado con éxito. Hasta la fecha, 1 avión no tripulado, 8 helicópteros, 103 tanques, 72 obuses, 3 sistemas de defensa aérea y unas 2.212 tropas del régimen [sirio] han sido neutralizados", declaró Akar.

El ministro de Defensa señaló que el único objetivo de la operación es la autodefensa contra los soldados y unidades "del régimen de Assad" que atacan a las tropas turcas en el área. Asimismo, destacó que Turquía no persigue enfrentarse a Rusia.

"Nuestro principal objetivo es garantizar el cese del fuego y la estabilidad de forma permanente. Sin embargo, nadie dudará de que la respuesta más violenta e inquebrantable se realizará dentro del alcance de la defensa legítima contra los ataques contra nuestras tropas, puntos de observación y posiciones", dijo el ministro.

"No tenemos intención de enfrentarnos a Rusia. Nuestra única intención es que el régimen ponga fin a la masacre y, por lo tanto, evite la radicalización y la migración", señaló Akar y continuó: "Como países garantes, tenemos que hacer todo lo posible para cumplir con todos los requisitos del Consenso de Sochi, aunque se acordó reducir la tensión".

La escalada en Idlib

Las tensiones en la zona de desescalada de Idlib se intensificaron el 27 de febrero, después de que los integrantes del grupo terrorista Hayat Tahrir al Sham (antiguo Frente Al Nusra) intentaran llevar a cabo una amplia ofensiva contra puestos de las tropas del Gobierno sirio.

El Ejército sirio respondió a los terroristas, afectando también a militares turcos: al menos 33 soldados murieron y más de 30 resultaron heridos. Desde el Ministerio de Defensa de Rusia explicaron que estos militares turcos se encontraban entre "las formaciones de grupos terroristas".

"Durante la jornada anterior, los representantes del Centro ruso para la reconciliación solicitaron a los colegas turcos y confirmaron las coordenadas de ubicación de todas las unidades de las Fuerzas Armadas de Turquía situadas cerca de las regiones de actividades militares de terroristas", reza el comunicado del Ministerio ruso.

Y precisó que, "según las coordenadas proporcionadas por la parte turca", "no había ni debía haber unidades de las Fuerzas Armadas turcas en el área de Behun", donde se produjo el ataque.

Ankara, por su parte, afirmó que Damasco pagará un "precio alto" por su ataque "traicionero" y empezó a atacar "todos los objetivos conocidos" del Gobierno sirio en represalia por la muerte sus soldados.

"Cara a cara con Siria"

Asimismo, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha declarado este sábado que pidió a su homólogo ruso, Vladímir Putin, que dejara a Ankara "cara a cara" con Damasco, en medio de la escalada en la provincia siria de Idlib.

"Le dije al señor Putin: '¿Cuál es su asunto allí? Si quieren establecer una base, háganlo, pero salgan de nuestro camino y déjennos cara a cara con el régimen'", ha afirmado el mandatario, añadiendo que los militares turcos "harán lo que sea necesario".

 

Covid19