Actualidad

El diputado brasileño Eduardo Bolsonaro presenta un proyecto de ley en el que equipara al comunismo con el nazismo y criminaliza su apología

Publicado:
Según el legislador ambas ideologías se resumen en "miseria y muerte"; pero olvida hacer referencia a que el comunismo puso fin al nazismo en 1945.
El diputado brasileño Eduardo Bolsonaro presenta un proyecto de ley en el que equipara al comunismo con el nazismo y criminaliza su apología

El diputado del Congreso Nacional de Brasil Eduardo Bolsonaro, hijo del actual presidente, Jair Bolsonaro, presentó un proyecto de ley que busca criminalizar a quienes hagan apología del nazismo —ya castigado en el país sudamericano— y el comunismo.

"Como guardianes de esta (libertad), debemos combatir cualquier ideología que destruya un aspecto tan fundamental en la vida del brasileño", dijo el legislador a través de las redes sociales, donde precisó que su proyecto está inspirado en una ley ucraniana similar.

Además, señaló que su propuesta "tiene como objetivo prevenir los genocidios", que, a su juicio, "son el resultado del nazismo y el comunismo".

Con este proyecto de ley, Bolsonaro busca reformar la Ley de Seguridad Nacional y castigar a quienes se identifiquen con el comunismo —opositores al gobierno de su padre— con entre nueve y 15 años de prisión. Para justificar su iniciativa, incluye al nazismo, que ya es castigado en Brasil, en la Ley de Delitos Raciales, con una pena de dos a cinco años de cárcel.

Bolsonaro precisó que presentó el proyecto este 1 de septiembre, día en que se cumplió el 81 aniversario de la invasión de la Alemania nazi a Polonia, ocurrida en 1939.

El legislador equipara a estas dos ideologías y dice que ambas se resumen en "miseria y muerte", a pesar de que, precisamente, fue el comunismo el que venció al nazismo, con la victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi, hecho que se concretó el 9 de mayo de 1945 y que hoy se conoce como 'Día de la Victoria'.

Los Bolsonaro y el nazismo

A pesar de la presentación de este proyecto, el gobierno de Jair Bolsonaro ha estado inmiscuido recientemente en controversias por su apología del nazismo.

En enero pasado, el entonces secretario de Cultura, Roberto Alvim, publicó un video que copiaba el discurso y la estética de Joseph Goebbels, ministro de Propaganda de la Alemania nazi.

En la grabación, Alvim dice: "El arte brasileño de la próxima década será heroico y nacional, dotado de gran capacidad de implicación emocional, y será igualmente imperativo, ya que está profundamente vinculado a las aspiraciones urgentes de nuestro pueblo, o de lo contrario no será nada".

Según el libro 'Goebbels: una biografía', de Peter Longerich, en su discurso, el antisemita radical afirmaba: "El arte alemán en la próxima década será heroico, será férreamente romántico, será objetivo y libre se sentimentalismo, será nacional con 'pathos' e igualmente imperativo y vinculante, o entonces no será nada".

En mayo, la Secretaría Especial de Comunicación Social de la Presidencia de la República (Secom) publicó un video, que fue compartido por el mandatario, con el siguiente mensaje: "Parte de la prensa insiste en dar la espalda a los hechos, a Brasil y a los brasileños (...) Trabajo, unión y la verdad liberarán a Brasil".

La última frase, "Trabajo, unión y la verdad liberarán a Brasil", fue comparada con la expresión alemana 'Arbeit macht frei' (el trabajo libera), que selló las fachadas de varios campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

A finales de mayo, el juez decano del Supremo Tribunal Federal de Brasil, Celso de Mello, comparó la situación de su país con la Alemania de Adolf Hitler y acusó al mandatario de querer convertir a la nación en una "despreciable y abyecta dictadura militar".

"Guardando las debidas proporciones, el 'huevo de serpiente', la similitud a lo que sucedió en la República de Weimar (1919-1933) parece estar a punto de eclosionar en Brasil", señaló entonces. 

Covid19