Actualidad

Las mafias narcotraficantes se reinventan y "están a la vanguardia de la tecnología" en España para tratar de evadir a la Policía

Publicado:
El país ibérico es una de las puertas principales para el ingreso de drogas a Europa.

España es una de las puertas principales para el ingreso de drogas a Europa. Las fuerzas de seguridad luchan para frenar el narcotráfico pero la erradicación del crimen organizado está llena de dificultades, y uno de los mayores obstáculos es la capacidad que tienen las mafias de reinventarse para intentar evadir a los cuerpos de seguridad.

Sus métodos han cambiado para evitar importantes detenciones, los jefes de la droga apuestan por ser más discretos. "Han dejado de tener la visibilidad tan notoria que tenían grandes narcotraficantes tanto en España como en Sudamérica. Se ha producido un fenómeno como la atomización de los grupos criminales", dijo a RT el inspector jefe de la Sección Cuarta de Cocaína de Madrid de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (UDYCO), Alberto Morales.

Los expertos señalan que es un mito que las bandas criminales lleguen a España simplemente para descansar, o para refugiarse. Consideran que las mafias organizan desde el sur de ese país el tráfico de la droga de toda Europa. Unas organizaciones sin grandes nombres propios, globalizadas y que se abren a cualquier negocio delictivo posible.

"Dan todo tipo de servicios"

"Ahora esas líneas se han ido difuminando y hay organizaciones que dan todo tipo de servicios. Quien antes solo se dedicaba al tráfico ilícito, también resulta que puede repartir mujeres y dedicarse a la trata y sacar marihuana al resto de Europa", comenta el periodista especializado en organizaciones criminales Manuel Marlaska.

En España, en 2019 se incautaron 38 toneladas de cocaína y cerca de 350 toneladas de hachís. La Policía y Guardia Civil detuvieron a más de 20.000 narcotraficantes en solo un año, operaciones que han obligado a las mafias a modificar su actividad.

Cada vez es más habitual que las organizaciones criminales que reciben la droga en España compartan los gastos de transporte de un mismo alijo de cocaína, de esta forma reducen los costes y también diversifican el riesgo de una posible incautación.

Crecimiento de actividades criminales

Las bandas delictivas buscan cualquier resquicio para introducir la droga en el destino final. Las mafias son conscientes de que las fuerzas de seguridad solo alcanzan a registrar el 3 % de las mercancías que entran por los puertos de España. Además, la reforma de enjuiciamiento criminal en teoría facilitaba colocar micrófonos en casas y poner balizas en los coches, pero en la práctica, según los propios agentes, ha sido una medida contraproducente.

"Eso está dificultando muchísimo la lucha contra el crimen organizado. Y ese problema lo han detectado las organizaciones criminales. Ahora, a la Policía se le ha podado unos brazos que tenían y eso lo que implica, es un crecimiento de actividades criminales", sostiene Marlaska.

El tráfico de drogas produce grandes fortunas. De acuerdo con la Policía, el blanqueo de capitales y las investigaciones patrimoniales son el punto débil de los narcotraficantes. Sin embargo, los extraordinarios beneficios de las mafias sirven para reinvertir en la propia organización. "Ellos están a la vanguardia de la tecnología y a la vanguardia de los métodos de ocultación", aseveró el inspector jefe de la Sección Cuarta de Cocaína de la UDYCO.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19