Actualidad

Bashar al-Assad explica por qué Siria apoya las acciones de Rusia en Ucrania

Publicado:
El mandatario sirio considera que el actual conflicto entre Rusia y Ucrania reconfigurará el orden mundial.
Bashar al-Assad explica por qué Siria apoya las acciones de Rusia en Ucrania

El presidente de Siria, Bashar al-Assad, concedió este jueves una entrevista exclusiva a RT Arabic en la que explicó los principios por los que se guía su país en su apoyo a Rusia y al operativo militar de Moscú en Ucrania.

"Podemos ver a Rusia desde dos perspectivas. La primera es la de un aliado: si nuestro aliado triunfa en la batalla, o si su posición política se fortalece, entonces es una victoria para nosotros también. Desde una segunda perspectiva, el poder de Rusia hoy representa una restauración, aunque parcial, de un equilibrio internacional. Este reequilibrio, que estamos viendo, tendrá impacto sobre países pequeños, incluida Siria", razonó el mandatario.

Al hablar sobre el enfrentamiento entre Rusia y Occidente, Al-Assad recalcó que había empezado incluso antes de la Primera Guerra Mundial y que se prolongará mientras el dólar estadounidense siga siendo la moneda de reserva del mundo. "Si el dólar continúa gobernando la economía global, nada cambiará, cualesquiera que fueran los resultados de la guerra [en Ucrania]", acentuó. "Utilizar el dólar no es un chantaje, es un robo", remarcó, al afirmar que la decisión de la administración del entonces presidente de EE.UU. Richard Nixon, en los años setenta, de desvincular el valor del dólar del oro, convirtió esa divisa en "un pedazo de papel sin valor".

"EE.UU. sigue comerciando en todo el mundo con ese pedazo de papel sin valor. Esto es un robo, y se aplica a todo el mundo. […] Mientras el dólar sea una divisa global y se siga liquidando a través de los bancos estadounidenses o de lo que se llama la Reserva Federal de EE.UU., [el mundo] estará bajo la autoridad de este dólar y por lo tanto su futuro como Estado, país o sociedad, como economía, está a merced de EE.UU.", subrayó.

No obstante, señaló que el equilibrio de poder se aleja de Washington ante el crecimiento de potencias como Rusia y China.

Sanciones contra Siria

En cuanto a las sanciones impuestas contra Siria por Occidente, el mandatario insistió en que su país es capaz de satisfacer "muchas" de sus necesidades básicas sin comerciar con naciones occidentales. "Ahora todos los países pueden asegurar sus necesidades básicas de subsistencia y crecimiento sin el permiso de EE.UU.", destacó.

Sin embargo, reconoció que Siria necesita inversiones para llevar a cabo una reconstrucción a gran escala tras más de 10 años de guerra civil. En esta línea, aseguró que varias compañías procedentes de otros Estados árabes han expresado su interés en participar en esas labores, aunque su involucramiento puede verse obstaculizado por las sanciones.

"Si tenemos en cuenta la extrema presión ejercida por Occidente, a través de las sanciones, sobre cualquier empresa que pueda invertir en Siria, reconocemos que el proceso será lento y arriesgado para muchas de ellas. No obstante, hay quienes se están preparando para invertir en Siria, de forma que se eludan las sanciones", destacó.

Contactos con otros países árabes

Por otra parte, y en el contexto de su visita a Emiratos Árabes Unidos en marzo pasado, que fue la primera desde la suspensión de Damasco de la Liga Árabe en 2011, Al-Assad habló sobre las relaciones de Siria con el resto de los países árabes. Aunque en los medios este viaje fue calificado como "un retorno" de Siria a la escena diplomática, el mandatario no está de acuerdo con tal enfoque.

"No sé qué significa la palabra retorno, porque nunca nos fuimos. Siria ha permanecido en su lugar, con las mismas posiciones y las mismas condiciones, manejándolas a su manera. Incluso, los [Estados árabes] que retiraron sus misiones diplomáticas mantuvieron la relación y conservaron sentimientos positivos hacia Siria, a pesar de no poder hacer nada", afirmó.

El jefe de Estado aseguró que Damasco está listo para el diálogo con cualquiera de sus vecinos árabes, al tiempo que mantendrá relaciones cercanas con Irán, pese a las presiones externas. "Nadie decide por Siria con quién puede o no puede tener relaciones", aseveró.

Defender la integridad territorial

Entre otros temas, Al-Assad reiteró que Siria reclamará sus reservas de petróleo ahora bajo control de las milicias kurdas apoyadas por EE.UU., cuyos militares se encuentran en el país de forma ilegítima, ya que no cuentan con autorización oficial para el despliegue de sus tropas.

El presidente sirio aseguró también que Damasco "no dudará" en defender su integridad territorial ante los planes de Turquía de lanzar un operativo en el norte de Siria, donde Ankara busca crear una zona de seguridad de 30 kilómetros de profundidad con el alegato de combatir amenazas terroristas en la región.

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7