El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

Allison Mack se unió a la secta sexual NXIVM para "volver a ser una gran actriz"

Publicado:
La actriz, conocida por su participación en la serie 'Smallville', fue condenada a tres años de cárcel por liderar el reclutamiento de mujeres que después eran convertidas en esclavas sexuales y laborales del líder de la secta.
Allison Mack se unió a la secta sexual NXIVM para "volver a ser una gran actriz"

La actriz estadounidense Allison Mack, conocida por su participación en la serie 'Smallville', se unió a la secta sexual NXIVM porque pensó que el líder del grupo, Keith Raniere, podría ayudarla a "convertirse de nuevo en una gran actriz".

"Me mudé a Albany (sede central de NXIVM) para llenar ese vacío y encontrar mi alma nuevamente, si eso tiene sentido, ya que se había esfumado", explicó Mack en una entrevista de 2017 recién descubierta y emitida este 26 de diciembre a través de un pódcast.

"Le pregunté a Keith si me ayudaría a volver a ser una gran actriz porque sentía que era un fraude", reveló, quien fuera condenada a tres años de prisión en 2021 después de declararse culpable de reclutar mujeres en la organización liderando una división llamada DOS, acrónimo en latín que se traduce como maestro de las compañeras obedientes.

La secta se hizo muy famosa, luego de conseguir el apoyo de Clare y Sara Bronfman, hijas del difunto multimillonario y expresidente de la compañía canadiense Seagram, Edgar Bronfman. Sin embargo, posteriormente salió a la luz que las mujeres que integraban la organización, a las que hacían creer que eran parte de un grupo de formación de mentoras femeninas, eran obligadas a subordinarse sexualmente a Raniere.

A las mujeres con las que Raniere tenía relaciones sexuales les marcaban las iniciales de su nombre en el cuerpo con metales calientes, como se hace con el ganado, y solo se les permitía comer entre 500 y 800 calorías diarias para que tuvieran un cuerpo 'atractivo'. Además, se les aplicaban castigos corporales y aislamiento; las amenazaban con revelar datos y fotos íntimas y apoderarse de sus bienes si lo delataban o no seguían sus órdenes.

"¿Estoy loca?"

A pesar de ello, Mack sostuvo durante la entrevista que Raniere "no era el jefe de un harén". "No estoy reclutando mujeres jóvenes y núbiles para que sean sus esclavas sexuales", afirmó. "Ya sabes, es 'Las brujas de Salem', son los juicios de McCarthy, es como lanzar acusaciones y que se propaguen como la pólvora".

Asimismo, la actriz comentó que se sintió presionada por sus amigos porque formaba parte de una secta. "Estoy como, 'Háblame por unos minutos. Déjame decirte lo que estamos haciendo'", dijo ella, agregando que solía escuchar en respuesta: "'No, te lavaron el cerebro, estás enferma'". "Simplemente estaba caminando conmigo misma y pensaba: '¿Estoy loca? ¿Soy una de esas personas horribles sobre las que lees que hace cosas horribles y piensa que está haciendo cosas para Dios?' Tuve muchas conversaciones conmigo misma así", expresó.

A pesar de la preocupación de las personas de su entorno, Mack decidió quedarse en NXIVM. "En última instancia, simplemente me senté y miré mi vida y miré mis relaciones y miré todas las cosas que había escrito, diarios que había guardado, cosas que había hecho en los últimos años. Y fue tan consistentemente bueno", concluyó.

Condenados a prisión

En 2018, después de varios intentos fallidos de exmiembros para iniciar un proceso legal contra Raniere, se abrió finalmente una investigación basada en denuncias de tráfico sexual, conspiración para trabajo sexual y conspiración para trabajo forzado en contra de mujeres. El gurú fundador de la organización huyó a México, pero allí fue detenido, deportado a EE.UU. y, en octubre del 2019, sentenciado a 120 años de prisión.

En julio de 2021, Lauren Salzman, hija de la cofundadora de la secta Nancy Salzman, fue condenada a cinco años de libertad condicional y 300 horas de servicio comunitario, una sentencia reducida que logró gracias a su colaboración con las autoridades. Un mes antes, Mack había recibido una condena de tres años de cárcel por reclutar a mujeres que después eran convertidas en esclavas sexuales y laborales del líder de la secta.

En 2018, Mack ya había sido detenida por cargos de tráfico sexual, conspiración para el trabajo sexual y conspiración por fraude electrónico, aunque fue liberada tras pagar una fianza de 5 millones de dólares.

En septiembre de 2021, Nancy Salzman fue sentenciada a tres años y medio de prisión. La mujer fue encontrada culpable de conspiración para robar información personal y para obstruir la justicia. Según los fiscales del caso, facilitó la permanencia de Raniere como líder de la empresa, ayudó a brindarle acceso a sus víctimas y a espiar e intimidar a los detractores de NXIVM. Mientras tanto, a Clare Bronfman le fueron impuestos en octubre de 2020 81 meses de cárcel por su papel en el caso.

comentarios
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7