X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/rTe

Las seis guerras que librará China en los próximos 50 años

Publicado: 1 oct 2013 14:30 GMT | Última actualización: 1 oct 2013 14:49 GMT

China tendrá que librar seis guerras en los próximos cincuenta años en aras de la unificación y la dignidad nacional. Algunas serían guerras regionales, otras podrían convertirse en globales.

RTAFP
Síguenos en Facebook
Este es el tema de un artículo de opinión del bloguero chino Liqiu Yue, publicado en el diario 'Wen Wei Po', con sede en Hong Kong.

El artículo se basa en que "China todavía no es una gran potencia unificada" y esa es su "vergüenza nacional". Para la unificación, tan necesaria para la dignidad de la nación, el país asiático inevitablemente llevará a cabo seis guerras, afirma el bloguero.

Primera guerra: La adhesión de Taiwán (año 2020-2025)


Liqiu Yue advierte de que China no debe soñar con la reunificación pacífica por parte de la Administración de Taiwán, cuya postura será, en todo caso, mantener el 'status quo'.

Por ello, China debe elaborar una estrategia para adherir la isla en los próximos diez años, y luego enviar un ultimátum a Taiwán, obligando a los taiwaneses a elegir entre la unificación pacífica o la guerra.

Sin embargo, el análisis de la situación actual indica que la acción militar será la única solución, destaca el texto. Cuán difícil y prolongada será esta guerra para China, dependerá del nivel de intervención de EE.UU. y Japón. Si estos países juegan un papel activo en ayudar a la isla o incluso emprenden ataques contra la China continental, "la guerra deberá convertirse en una guerra total, difícil y prolongada", reza el artículo, aunque asegura que incluso en este caso la guerra podría concluir en seis meses. Por otro lado, si EE.UU. y Japón optan por simplemente observar cómo se desarrolla el conflicto, el Ejército chino podrá fácilmente derrotar a los taiwaneses y tomar la isla bajo su control en solo tres meses.

Segunda guerra: 'Reconquista' de las Islas Spratly (año 2025-2030)


Al recuperar Taiwán, China tomará un descanso de unos dos años. Durante el período de recuperación, enviará un ultimátum a los países que reclaman las islas Spratly. Según el bloguero, para ese momento los países del sudeste asiático "ya estarán temblando" por la adhesión militar de Taiwán y se sentarán a la mesa de negociaciones. Sin embargo, no estarán dispuestos a renunciar a sus intereses en las islas y optarán por esperar a la decisión final, hasta que China tome acciones firmes.

Asimismo, la guerra por Taiwán enseñará a EE.UU. que no debería enfrentarse abiertamente con China, aunque Washington ayudaría a los países del sudeste asiático, como Vietnam y Filipinas, "debajo de la mesa", reza el texto, añadiendo que de todos los países en cuestión "solo Vietnam y Filipinas se atreverían a desafiar el dominio de China", aunque ellos también se lo pensarían dos veces antes de ir a la guerra.

Según la artículo, la mejor opción para China sería atacar a Vietnam, ya que es el país más poderoso de la región y vencerle (algo que "por supuesto" sucederá, cree el autor) significaría intimidar a los demás.

La victoria sobre Vietnam hará que otros países se sienten a la mesa de negociaciones otra vez, devuelvan las islas y "declaren lealtad a China".

Tercera guerra: 'Reconquista' del sur del Tíbet (año 2035-2040)


China y la India comparten una larga frontera, pero el único punto de conflictos entre ambos países es la parte del sur del Tíbet.

La India es el antiguo rival de China, cuyo objetivo es superar a Pekín en el ámbito militar. Además, en la India, la actitud oficial y la de los medios de comunicación es más amigable con EE.UU., Rusia y Europa, y repelente o incluso hostil hacia China, lo que provoca "conflictos irresolubles" con Pekín, de acuerdo con el texto.

La mejor estrategia en este caso sería lograr la desintegración de la India para que no tenga el poder de hacer frente a China.

Como primera parte de este plan China deberá hacer todo lo posible para incitar a los estados indios de Assam y Sikkim a la lucha por la independencia.

Otro paso, de acuerdo con el artículo, sería exportar armas avanzadas a Pakistán para ayudarle a conquistar la región del sur de Cachemira en 2035. Mientras que la India y Pakistán estén ocupados luchando el uno contra el otro, China deberá emprender un bombardeo aéreo para conquistar la zona del sur del Tíbet, ocupado por la India.

La India no será capaz de mantener una guerra en dos frentes, y perderá en las dos. China podrá volver a conquistar el sur del Tíbet con facilidad, indica el bloguero. En el peor de los casos, si este plan no puede ser realizado, China tendría que apostar por la acción militar directa para recuperar el sur del Tíbet.

Cuarta guerra: 'Reconquista' de las islas Diaoyu [Senkaku] y Ryukyu (año 2040-2045)


En la mitad del siglo XXI, China superará a todos sus rivales y emergerá como la potencia militar mundial, considera el autor del artículo.

Ese será el mejor momento para que 'reconquiste' las islas Diaoyu y las islas Ryukyu, "robadas" por Japón.

Según la publicación, la guerra podría concluir en seis meses "con una abrumadora victoria de China", y Japón no tendrá más remedio que devolver las islas.

Quinta guerra: Reunificación de Mongolia Exterior (año 2045-2050)


Aunque hay defensores de la reunificación de Mongolia Exterior en este momento, esta idea no es realista, destaca el autor.

Liqiu Yue señala que la República Popular de China reconoce la independencia de Mongolia Exterior y en este caso tendrá que actuar de acuerdo con la Constitución, de manera que sus acciones no puedan ser calificadas de agresión.

En este contexto, China deberá plantear la cuestión de la reunificación con Mongolia Exterior, y concentrarse en la propaganda dentro de región. Además, tendrá que escoger los grupos que defienden la unificación, ayudándoles a hacerse cargo de los puestos clave de su Gobierno.

Aunque la resolución pacífica de este asunto sería el mejor resultado, China debe estar preparada para la posibilidad de una intervención militar. En este caso, reza el artículo, podría servir el modelo de Taiwán: dar un ultimátum con fecha límite para el año 2045.

En este momento, las cuatro guerras anteriores ya se habrán librado y China tendrá el poder político, militar y diplomático de tomar Mongolia Exterior bajo su control, lo que efectuará, según el texto, en tres años. Una vez realizada la reunificación, Pekín se concentrará en los preparativos para la reclamación de su "pérdida territorial" con Rusia.

Sexta guerra: Recuperación de las tierras perdidas con Rusia (año 2055-2060)


Aunque en la actualidad las relaciones entre China y Rusia son buenas, los dos países se están vigilando de cerca el uno al otro. China nunca olvida las tierras cedidas a Rusia y, en cuanto llegue el momento, hará todo lo posible por recuperarlas.

Para este fin, otra vez se concentrará primero en las campañas de propaganda y esfuerzos para desintegrar a Rusia.

De acuerdo con el artículo, en los tiempos de la "China antigua", Rusia ocupó alrededor de 160 millones kilómetros cuadrados de tierras, equivalente a una sexta parte del actual territorio de China. Después de las victorias en las cinco guerras anteriores, llegará el momento de "hacer que los rusos paguen su precio".   

"Tendrá que haber una guerra con Rusia", concluye el autor de artículo, advirtiendo que China debe estar bien preparada para esta guerra.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias