X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/uxo

Versión completa de la entrevista de Vladímir Putin en vísperas de la Olimpiada en Sochi

Publicado: 19 ene 2014 12:15 GMT | Última actualización: 19 ene 2014 15:22 GMT

En vísperas de la Olimpiada en Sochi, que arranca el 7 de febrero, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha concedido una entrevista a varios medios de información rusos y extranjeros en la que habla de las expectativas y retos de estos Juegos.

kremlin.ru
Síguenos en Facebook
Vladímir Putin respondió a las preguntas de Irada Zeinálova, corresponsal del canal ruso Perviy, de Serguéi Briliov, presentador del canal ruso Rossiya-1, de George Stephanopoulos, corresponsal jefe de la estadounidense ABC News, de Andrew Marr, presentador político de la británica BBC, de Shui Junyi, corresponsal jefe de la cadena china CCTV, y de Ed Hula, fundador de la agencia Around the Rings.

kremlin.ru
 

Vladímir Putin: Pienso que ustedes ya saben todo acerca de los Juegos Olímpicos. Ni siquiera sé que más les puedo decir. O ustedes creen que lo saben todo, y es poco probable que les pueda cambiar su opinión de cualquier cosa. Pero si existe esa posibilidad, por favor, estoy encantado de dialogar con ustedes.
 
Ed Hula: Durante ocho años he estado viniendo aquí y he visto un cambio importante: Arenas, estadios, toda clase de pistas y un circuito de biatlón en las montañas. Una gran cantidad de dinero invertido en Sochi, en los Juegos Olímpicos rusos, en la preparación de los Juegos, 50.000 millones de dólares, según las estimaciones. No hemos visto todavía la cifra exacta, no se sabe cuánto cuestan los Juegos Olímpicos. ¿Cuánto cuestan las Olimpiadas, y valen o no la pena? ¿Cuál será el beneficio de los Juegos Olímpicos?
 
Vladímir Putin: La cifra total para la realización de los Juegos Olímpicos se conoce, es de 214.000 millones de rublos. Si dividimos por 33, la tasa de cambio vigente, se obtiene la cifra equivalente en dólares.
 
Pero para responder a esta pregunta, me gustaría comenzar desde otro aspecto, desde lo que habíamos planeado antes de las Olimpiadas. En los años 2006-2007 se adoptó un plan de desarrollo de Sochi como un gran complejo vacacional. Si nos fijamos en un mapa de la Federación Rusa, verán hoy que se trata básicamente de un país con territorios en el norte, más del 70% de nuestro territorio está asignado o se le puede asignar al norte, o incluso hasta el extremo norte. En el sur tenemos una pequeña franja de mares cálidos, el Mar Negro y, en general, no muchas regiones con clima cálido favorable. Y en todo este vasto territorio casi no tenemos ningún complejo moderno que pudiera ser utilizado por los ciudadanos rusos. Y hoy somos los 'campeones' en visitar otros países durante las vacaciones. Nuestros ciudadanos, por ejemplo en Turquía, ocupan creo el primer lugar en número de turistas, más de 3 millones de personas el año pasado viajaron a Turquía, que es prácticamente una zona climática igual a la costa del Mar Negro. Así que nos enfrentamos a un gran reto para el desarrollo de la infraestructura en esta región de la Federación Rusa. Y repito, incluso se adoptó el respectivo programa. Pero, como siempre, tanto en Rusia como en cualquier otro país, nunca hay suficiente dinero para las cosas que parecen incluso prioritarias. Y mucho más para el desarrollo de un complejo turístico, y este problema nunca parece ser una prioridad y el dinero escasea crónicamente. Por lo tanto, se combinaron, de hecho, varios retos.

Lo más importante, el desarrollo del sur del país, especialmente el desarrollo de infraestructura. 
  
En primer lugar, y lo más importante, el desarrollo del sur del país, especialmente el desarrollo de infraestructura. Y creo que hemos tenido éxito, ya que se creó una nueva infraestructura de transporte, energía y medio ambiente. Si nos fijamos en las emisiones en 2007, y las de hoy en día después de culminado el proyecto, y que está casi terminado, las emisiones de sustancias nocivas se han reducido a la mitad. Esto se debe al hecho de que adoptamos combustibles más ecológicos para la generación de energía, construimos dos gasoductos, construimos dos nuevas plantas eléctricas, 8 o 9 subestaciones, eliminamos en Sochi dos rellenos sanitarios que constantemente emanaban humo y construimos una nueva infraestructura de transporte. Todo esto en conjunto ha reducido la carga sobre el medio ambiente. Estará de acuerdo en que para el complejo esto es una cosa muy importante.

Maxim ShemetovREUTERS
 
 
La segunda tarea que nos fijamos fue la de restaurar las bases para la preparación de los atletas rusos de alto rendimiento. De hecho, tras el colapso de la Unión Soviética, Rusia se quedó prácticamente sin bases de entrenamiento en la región montañosa central. Todas estaban en el extranjero, ya sea en Georgia o Armenia, y parte en Kazajistán, si contamos la pista de Medeo [pista al aire libre situada en las afueras de Almaty, Kazajistán].
 
Nuestros patinadores se veían obligados, aunque sea ridículo y vergonzoso decirlo, a celebrar el  Campeonato de la Federación de Rusia en Berlín debido a que simplemente no había pistas de hielo. Habíamos perdido por completo todo lo relacionado con los trampolines, con este deporte. En este momento hemos construido varios centros, por cierto no solo en Sochi -aunque en este caso los dos trampolines de Sochi son absolutamente únicos desde un punto de vista técnico-, sino también en otras regiones. En el marco de la preparación para los Juegos Olímpicos hemos construido las estaciones de esquí más modernas del mundo.
 
Y por último, el tercero. Queríamos crear un nuevo complejo turístico de montaña con el fin de hacer de esta región de la Federación Rusa un resort para todo el año, invierno y verano. Creo que lo hemos conseguido. Así que si nos fijamos únicamente en la preparación para los Juegos Olímpicos, son 214.000 millones, de los cuales solo 15 instalaciones son deportivas, por cierto, el resto es infraestructura. Si se cuentan algunas cosas asociadas con el desarrollo de la infraestructura adyacente, tal vez será más, pero no tienen ninguna relación directa con los Juegos Olímpicos.

 
Mikhail MordasovAFP

 
Serguéi Briliov: Vladímir Vladímirovich, usted acaba de calificar como un objeto único al trampolín, pero es único no solo desde el punto de vista técnico o deportivo, sino también –los extranjeros no deben estar al tanto de su frase "¿Dónde está el compañero Bilalov?"– por su visita a este trampolín y las órdenes sobre cómo debía funcionar. Bilalov entonces fue castigado duramente delante de todo el país. ¿Los demás responsables se asustaron y cumplieron todas las promesas? ¿Cuál es su impresión general sobre esto?
 
Vladímir Putin:  Verá usted, primero quiero terminar la respuesta a la pregunta de Ed. De los 214.000 millones, 100.000 provienen de las arcas públicas. Todo lo demás es dinero de empresas privadas. En primer lugar, este dinero se invirtió, por supuesto, en la infraestructura hotelera. Por cierto, hemos creado más de 40.000, creo, 41.000 o 43.000 nuevas plazas-camas. Y dentro del desarrollo del complejo turístico es una cosa muy importante. Para este fin se utilizaron los fondos de nuestras empresas, que son inversiones privadas.
 
En cuanto al hecho de que alguien no realizó algo a tiempo, ustedes saben, todos comprendemos que el proyecto de Sochi, el proyecto olímpico de Sochi, ha sido en los últimos años la mayor construcción en el mundo. Sin exagerar, se trata de la obra de construcción más grande del mundo. Y, por supuesto, a esta escala, y, para decir verdad, sin experiencia en una construcción de tal escala en nuestro país, en la Rusia de hoy, bueno, por supuesto sin ningún fallo no era posible, y, por supuesto, tuvimos que tener conversaciones desagradables sobre los costos, sobre las fechas límite y sobre la calidad. Pero, ¿cómo de otra forma? De otro modo es imposible. Si vas únicamente elogiando a todos nunca vas a tener resultados. Y mi trabajo no es tan solo entregar medallas, aunque esto es también parte de mis obligaciones pero, sobre todo, es necesario trabajar para lograr ciertos resultados. Y este es un trabajo duro de cada día. Y ¿en qué parte del mundo usted ha visto a constructores que hacen todo a tiempo, de manera eficiente y al precio más bajo? Bueno, por lo menos nómbreme un país así. No existe tal país en el mundo. No hay en el mundo ningún país así. En todas partes vemos intentos de sobrestimar el valor de las obras, tanto en Europa como en América del Norte y Asia, todo es lo mismo.
 
Pero eso es una pelea normal entre el cliente, en este caso el Estado o los particulares que han construido los hoteles aquí, y los contratistas que lo ejecutan. El contratista siempre quiere ganar más, el cliente siempre quiere obtener un producto de calidad a tiempo y a bajo costo. Siempre hay una lucha así, es una situación normal. Está claro que hay algún límite más allá del cual se incurre en la infracción de las reglas, pero esto lo deben vigilar los organismos de aplicación de la ley, y estos trabajaron de la manera más firme aquí. Tratamos de evitar que alguien cruzara esa línea. En general, creo que lo hemos conseguido.
 
Y en lo que concierne a este caso en particular, sí, Sberbank recogió el proyecto y luego lo llevó a cabo hasta el final. Y lo terminó con una muy alta calidad, de una manera moderna. No existe otro complejo de salto como este en el mundo.
 
George Stephanopoulos: Se ha dicho que el problema de la corrupción es grave: se robaron 18.000 millones de dólares, según dijo un suizo, ¿es cierto o no?
 
Vladímir Putin: En primer lugar, el suizo no dijo eso. Por supuesto, estamos interesados en lo que digan sobre nosotros nuestros socios en el mundo, sobre todo sobre el movimiento olímpico.
 
Yo leí hasta el final la transcripción de su encuentro con los periodistas, sus colegas trataron de llevarlo hacia este tema, y entiendo a los periodistas, es su trabajo siempre sacar los temas 'candentes'. Pero el especialista suizo, presidente -según tengo entendido- de la federación de esquí, no dijo eso, según me pareció en la transcripción, eso es lo primero.
En segundo lugar, si alguien tiene información específica sobre muestras de corrupción en relación con la ejecución del proyecto Olímpico de Sochi, nosotros les pedimos que nos envíen datos objetivos. Estaremos encantados y agradecidos, y utilizaremos esta información con el fin de restaurar el orden en este ámbito.
 
 Si alguien tiene información específica sobre muestras de corrupción en relación con la ejecución del proyecto Olímpico de Sochi, nosotros les pedimos que nos envíen datos objetivos. Estaremos encantados y agradecidos, y utilizaremos esta información con el fin de restaurar el orden en este ámbito  Hasta ahora no existen, nadie las da.  


¿Qué es la corrupción? En este caso se refiere a la malversación de fondos estatales por funcionarios del Gobierno en cuyas manos caen estos fondos. Si alguien tiene esta información, que nos hagan llegar estos datos, por favor. Repito, vamos a estar agradecidos. Pero hasta el momento, además de palabras, nadie ha proporcionado nada. Entendemos y conocemos e, incluso, estamos acostumbrados a que siempre hay algunas fuerzas que todo el tiempo están luchando contra todo, incluso contra el proyecto olímpico. No sé por qué, pero a lo mejor tienen esa profesión, puede ser que en su vida alguien los agravió enormemente. Pero si existe una evidencia objetiva, que nos la den, por favor, tan pronto como sea posible. Hasta ahora no existen, nadie las da.

Nuestros órganos de aplicación de la ley están trabajando en este campo. Se han dado casos, ya he hablado de esto, hace unos años los funcionarios locales trataron de vender los terrenos destinados a las sedes olímpicas. Se llevó a cabo una investigación, estas personas fueron condenadas por un tribunal ruso y están cumpliendo sus condenas. No hemos visto actos de corrupción a gran escala en el marco del proyecto de Sochi. Existe lo que ya he dicho, hay intentos de los contratistas de inflar los precios. Pero esto, repito, en todos los países del mundo sucede y nuestra tarea es reducirlo, logrando la calidad del proyecto y el cumplimiento de los plazos de construcción. Siempre hay una lucha, usted sabe, y siempre hablamos de ello en público, y siempre en este sentido, incluso algunos impulsamos estas conversaciones sobre corrupción. ¿Nosotros qué debemos hacer? O guardar silencio al respecto siempre, o no tener miedo a tales reacciones y trabajar abiertamente. Elegimos el segundo camino. Trabajar abiertamente. Si vemos que en cualquier caso hay algún problema, nosotros hablamos de ello públicamente.
 
Esa es tal vez toda mi opinión sobre el asunto. Yo por ahora no he visto graves manifestaciones de corrupción, pero el tema de la sobrevaloración del volumen de construcción existe. Sabe, aquí puede haber todavía alguna explicación. ¿Cuál es la razón del sobrecosto de la construcción? Cuando hay una lucha por los concursos y las licitaciones, los aspirantes para la realización de un proyecto en particular a menudo subestiman deliberadamente el valor de la obra para obtener el proyecto. Tan pronto como ganan, entienden que a estos precios no pueden hacer frente, y comienzan los sobrecostos. También se produce prácticamente en casi todas partes.
 
No somos la excepción. Aquí se puede hablar de la calidad del proceso de licitación, probablemente. Pero este aumento de precios a veces está asociado con la acción consciente del contratista, y en ocasiones con la falta de una evaluación efectiva de los costos, especialmente en las montañas, en las condiciones del marco montañoso.
Las montañas del Cáucaso son montañas jóvenes, y hay muchos problemas asociados a la sísmica, muchos problemas asociados con los deslizamientos de tierra, etc. Estas cosas a veces realmente no eran evaluadas lo suficientemente bien y oportunamente a la hora de determinar el costo primario del proyecto. Estos son gajes del oficio, pero no es corrupción.
 
Andrew Marr: Señor presidente, los británicos piensan ahora en ir a Francia o Suiza para esquiar, y usted quiere convencerlos de venir a Rusia. Si ellos vienen, ¿qué tan difícil será conseguir un visado? De manera unilateral, ¿hay algo que usted pueda hacer sin acordarlo con la Unión Europea, sin negociaciones con la UE, tomar algunas medidas para simplificar el régimen de visado, la obtención de visa y la entrada?
 
Vladímir Putin: En cuanto a los huéspedes de los Juegos Olímpicos de Sochi, hemos tomado una decisión única. Su singularidad radica en el hecho de que los turistas que vienen a las Olimpiadas pueden llegar a Sochi para los Juegos Olímpicos sin una visa, tan solo sobre la base de la acreditación. Y para obtener esta acreditación, tenemos ventanillas especiales abiertas en todas nuestras misiones diplomáticas. Pero no se requiere visa, eso es lo primero.
 
En segundo lugar, creemos que hemos creado un proyecto único por su calidad y tamaño: 150 kilómetros solo en pistas de esquí hechas aquí en estos años, ya he dicho de las más de 40.000 plazas hoteleras creadas. Ustedes verán, probablemente se necesitará mejorar en la calidad del servicio, pero en general la base material creada aquí es muy buena para un destino turístico de gran escala y de clase mundial. Creo que para muchos será muy interesante ver, incluso para aquellos que no pueden venir a los Juegos Olímpicos, para la gente será de todos modos interesante ver qué es exactamente Sochi, donde fueron los Juegos Olímpicos. Siempre existe un interés en el mundo por los lugares donde se han celebrado los Juegos Olímpicos, por eso estaremos felices si los amantes de los deportes de invierno llegan a Sochi para ver lo que Rusia ha hecho aquí, y cómo llevó a cabo este proyecto.
 
Y si les gusta, tal vez se convierta en lugar de descanso permanente de nuestros amigos de Estados Unidos o Europa, o de los países asiáticos como China, ¿por qué no? Y luego, ya que a los amantes de los deportes de montaña les encanta conocer diferentes lugares, con gusto viajarán a Canadá y Estados Unidos, y luego a Suiza o a Italia, Francia, y a Sochi, espero que vendrán.
 
Ahora bien, en materia de visados. Nosotros en algunos casos turísticos hacemos excepciones. Por ejemplo, los turistas que utilizan transporte acuático sin visa pueden ir a San Petersburgo por una cierta cantidad de tiempo. Hay otras excepciones. Pero siguen siendo excepciones y el modo común es el siguiente: todas las cuestiones de visado o la exención del régimen de visado se llevan a cabo sobre la base de la reciprocidad en todo el mundo. Y realmente nos gustaría que con nuestros colegas de la Unión Europea acordáramos  finalmente la exención de visas. Muchas veces he hablado de esto, por ejemplo, la UE tiene un régimen sin visados con muchos países de América Latina en donde, por ejemplo, la situación criminal no es mejor, y en algunos casos incluso mucho más aguda que en la Federación Rusa. ¿Y donde está América Latina, y donde Europa? Si nos fijamos en Rusia y Europa, estamos realmente muy cerca. ¿No es cierto?
 
Así que creo que tenemos que llegar a un acuerdo sobre el régimen de exención de visado en su conjunto. Y acerca de algunas excepciones, bueno, probablemente sobre algunos eventos específicos se puede discutir.
 
Irada Zeinalova: Vladímir Vladímirovich, a principios de diciembre usted estuvo tres días en Sochi inspeccionando el estado de las instalaciones olímpicas. Y entonces usted dijo que ahora no hay que hablar de lo que se ha hecho, sino de lo que falta por hacer, los detalles, es necesario hacer los últimos retoques. ¿Está ya todo hecho? ¿Qué le han informado? ¿Dónde fue el trabajo más difícil y qué queda  por hacer, si es que algo queda?

Aleksey NikolskyiRIA Novosti
 
 
Vladímir Putin: Todo está hecho, ahora tenemos que poner orden. Necesitamos calibrar el trabajo de los hoteles, es necesario retirar el equipo de construcción, eliminar los residuos, prepararnos como cualquier anfitrión que está a la espera de recibir invitados. Prepararse para recibir a los invitados, para que todo esté bien, y en consonancia con el espíritu del evento, pero las instalaciones ya están listas. Ustedes saben, ya hemos realizado muchos eventos de prueba: etapas de la Copa Mundial y otras grandes competiciones internacionales. Los competidores, los visitantes, los expertos en general quedaron satisfechos y dijeron que había un alto grado de preparación incluso hace un año, ahora se terminaron todas las obras.
 
Junyi Shui: Señor Presidente, antes de hacer la pregunta, hay algo que le quería decir. Durante 14 años es la quinta vez que lo entrevisto, unas veces ha sido uno a uno, otras conjuntamente con otros colegas. En China usted es muy popular. Antes de mi viaje estaba en nuestras oficinas de la televisión central y anuncié por internet a nuestros usuarios que iba a venir aquí y a entrevistarle. Y tan pronto como envié ese mensaje, dos millones de usuarios dieron un 'me gusta' a esa publicación y enviaron un montón de preguntas. Usted acaba de decir que usted invita a turistas de diferentes países a que vengan a Sochi. Y, ¿cómo reaccionaría usted ante el hecho de que los inversores chinos después de los Juegos Olímpicos llegaran a Sochi para construir hoteles? ¿Qué posibilidad hay en este campo para los inversores chinos?
 
Vladímir Putin: Ante todo, quiero expresar mis mejores deseos a todos mis amigos en China a través de las redes sociales, así como a través de otros medios de comunicación. Yo sé que tengo muchos amigos en China. No es de extrañar, ya que con China tenemos una relación especial. Y tengo un sentimiento muy especial hacia China.
 
China es un país grandioso con una gran cultura y gente muy interesante, trabajadora y talentosa. Envíeles mis agradecimientos por tenerme tales deferencias. Es un sentimiento mutuo.
 
Y ahora sobre los inversores. Nosotros damos la bienvenida a los inversionistas de todos los países, incluyendo a los de China. China tiene un gran potencial de inversión. China es un país con las mayores reservas de oro. China ha creado buenas herramientas para la inversión, incluyendo una red de grandes fondos. Y con algunos de estos fondos, con los mayores fondos de inversión chinos, opera el fondo de inversión de Rusia, el RFPI. Ya tienen proyectos conjuntos.
Como regla general, para los inversores extranjeros es muy difícil encontrar el lugar más eficiente para su capital: que sea eficiente y esté bien protegido al mismo tiempo. A menudo trabajan en conjunto con los organismos nacionales pertinentes. Esta estructura, el RFPI, de la que acabo de hablar y que trabaja con nuestros socios chinos, puede trabajar en cualquier región de la Federación de Rusia y en todas las áreas.
 
Si los socios chinos se interesan en un complejo turístico al sur del país o, digamos mejor, en un complejo agropecuario, lo tenemos aquí en Krasnodar o en la provincia de Stávropol que están cerca, son regiones vecinas, la región de Rostov, por ejemplo, es nuestro granero. En estos momentos son las regiones con el desarrollo primario de la producción agrícola, el clima aquí es muy bueno. Sin embargo en algunas áreas, por ejemplo, en la región de Rostov, una región vecina a la región de Krasnodar, que hasta la construcción de maquinaria está bien desarrollada, se está desarrollando un complejo de aviación y en muchas de estas áreas tenemos con nuestros amigos chinos planes conjuntos con mucha perspectiva y además muy interesantes. Por lo tanto, nosotros no solo les invitamos a la región de Sochi y Krasnodar, sino también a trabajar en todo el sur de la Federación de Rusia.
 
Irada Zeinálova: Vladímir Vladímirovich, los Juegos Olímpicos siempre, en toda la historia, en todos los países, han atraído a los extremistas que desean expresarse ante todo el mundo. Por desgracia, debido a los recientes ataques terroristas y las amenazas en el sur de Rusia, es necesario hablar de ello también con respecto a Sochi. Varias agencias están trabajando para garantizar la seguridad de los Juegos, y expertos europeos y estadounidenses han ofrecido su ayuda. ¿Qué informes recibe usted en relación a la magnitud de las amenazas? ¿A qué estamos haciendo frente ahora, y a qué nos tocará enfrentarnos?
 
Vladímir Putin: Usted lo ha dicho correctamente, los extremistas están siempre tratando de expresarse, sobre todo cuando hay eventos importantes cerca, y no solo deportivos sino también políticos. Usted conoce muy bien las medidas de seguridad que se toman durante las reuniones de los jefes de Estado en el marco del Grupo de los 20 o el G-8, o en otros foros, como la APEC, por ejemplo, o en la región de Asia-Pacífico. Lo mismo ocurre con los grandes acontecimientos deportivos. Es una pena, y ya he hablado mucho de esto, pero lo quiero repetir.
 
Las personas con mentalidad extremista por lo general son personas que están limitadas y no se dan cuenta de que al cometer un acto terrorista, incluso si piensan que tienen un objetivo noble, ellos están cada vez más lejos de alcanzar los objetivos que aparentemente ellos creen que son nobles, y rebasan excesivamente los límites.
Porque ellos quedan ante el mundo entero como delincuentes y, delincuentes en el peor sentido de la palabra. Quedan como personas sedientas de sangre que no consideran ni las libertades ni los derechos humanos, y que en un segundo acaban con la vida de una persona.
 
Los motivos que guiaron a estas personas a realizar semejantes actos nunca tendrán ninguna justificación, y ante los ojos de todas las personas sensatas del mundo ellos siempre serán criminales. Por lo tanto, las metas que ellos mismos se fijan quedan inmediatamente ennegrecidas por una sombra criminal. Pero el mundo es lo que es, recordamos los acontecimientos trágicos durante los Juegos Olímpicos de Múnich cuando asesinaron a casi toda la delegación deportiva de Israel. Y, por supuesto, desde entonces, todos los países, sin excepción, toman medidas de seguridad especiales y extraordinarias.
 
Espero que todo lo que nosotros hacemos lo hagamos con entendimiento y con una clara comprensión de la situación operativa que se desarrolla alrededor de Sochi y en general en la región. Tenemos una perfecta comprensión de cuál es la amenaza, cómo hay que detenerla y cómo combatirla. Espero que nuestros organismos policiales manejen esta situación con honor y dignidad, como lo hicieron durante otros grandes eventos, deportivos y de naturaleza política.

Alexander DemianchukREUTERS
 
 
Irada Zeinálova: Yo trabajé como corresponsal durante varios Juegos Olímpicos, incluyendo los de Londres, la última edición. Y cuando llegamos resultó que en los techos de las casas, en el norte y este de Londres, habían desplegado misiles Patriot. Al principio, claro está, nos quedamos en 'shock', de la misma forma que nos dejaron los barcos militares que estaban anclados en la bahía cerca de Greenwich. Pero el Gobierno británico explicó: "La amenaza es enorme, vamos a resistir, es una necesidad". Y eso fue exactamente lo que pasó: los misiles Patriot estaban ahí. ¿Algo parecido vamos a ver en Sochi?

 Tenemos una perfecta comprensión de cuál es la amenaza, cómo hay que detenerla y cómo combatirla. Espero que nuestros organismos policiales manejen esta situación con honor y dignidad  

 
Vladímir Putin: Espero que usted no logre ver nada, pero habrá de todo esto. Con respecto a Londres, recordemos que en una de las cumbres del G-8 hubo toda una serie de actos terroristas, incluyendo en el metro. Recuerdo la dolorosa reacción que tuvo el entonces primer ministro británico, Tony Blair, y recuerdo que todos le dimos apoyo moral y, si era necesario, apoyo especial. Por cierto, ahora quiero dar las gracias a todos nuestros socios de América del Norte, Estados Unidos, Europa, Asia, que están cooperando muy activamente con sus homólogos de los organismos encargados de hacer cumplir la ley en la Federación de Rusia, así como con los servicios especiales. Este tipo de trabajo en conjunto se está realizado de forma activa.
 
Junyi Shui: Señor presidente, un mes antes de la apertura de los Juegos Olímpicos ocurrieron dos ataques terroristas en Volgogrado, y mucha gente está muy preocupada con lo que pudiese ocurrir en este evento deportivo. Estamos seguros de que Rusia será capaz de tomar las más serias medidas de seguridad. ¿Pero esto no va a afectar el trabajo de los atletas y otros participantes?
 
Vladímir Putin:  No me gustaría que los actos terroristas —crímenes que están encaminados a socavar la cooperación internacional en las esferas tanto políticas como, digámoslo, humanitarias, incluyendo el campo deportivo— que estos crímenes afecten este evento. Porque si nos permitimos mostrar debilidad, mostrar miedo, mostrar nuestro miedo, significa que vamos a permitir que estos terroristas logren sus objetivos. Creo que la comunidad internacional que trabaja en todas las áreas, en los ámbitos humanitario, político y económico, debe unir sus esfuerzos en la lucha contra estas manifestaciones antihumanas, tales como ataques terroristas y el asesinato de personas inocentes. Nuestra tarea, por supuesto, la tarea de los organizadores es garantizar la seguridad de los participantes e invitados a la fiesta del deporte olímpico, y haremos todo lo posible para que esto suceda.
 
Alexander DemianchukREUTERS


Ed Hula:
Señor presidente, ¿de qué forma piensa usted garantizar un adecuado nivel de seguridad en los Juegos Olímpicos, y lograr un evento feliz y alegre?
 
Vladímir Putin: Ya lo he dicho, en respuesta a una pregunta de sus colegas, de que vamos a tratar de que las medidas de seguridad no sean redundantes, que no sean visibles, que no presionen a los participantes e invitados de las Olimpiadas, a los periodistas, pero al mismo tiempo hacer todo lo posible para que estas medidas sean eficaces.
 
Para garantizar la seguridad se desplegarán unos 40.000 agentes policiales y de los servicios especiales. Por supuesto, vamos a utilizar toda la experiencia adquirida durante eventos similares en otras regiones del mundo y en otros países. Esto significa que vamos a proteger el espacio aéreo, la zona marítima y las áreas montañosas. Espero que esto esté organizado de tal manera que no sea visible, que no sea, como ya he dicho, para 'deprimir' a los participantes en las Olimpiadas.
 
Subrayo también que, desde el 7 de enero de este año, en la región de Sochi se introdujo un régimen especial de circulación de personas y mercancías. Tenemos una sede que trabaja las 24 horas del día para garantizar la seguridad. Quiero subrayar: las 24 horas del día. Este grupo coordina las actividades de nuestros organismos policiales y los cuerpos especiales, y además mantiene contactos con sus homólogos en el extranjero.

  Si nos permitimos mostrar debilidad, mostrar miedo, mostrar nuestro miedo, significa que vamos a permitir que estos terroristas logren sus objetivos  

George Stephanopoulos: Señor presidente, permítame cambiar de tema ahora, me disculpo. Todos los estadounidenses que viajen a Sochi están preocupados, y algunos incluso han desarrollado sus propios planes de evacuación en caso de que algo ocurra. ¿No está usted preocupado de si sucede algo similar en otras partes de Rusia, estos planes serán puestos en práctica?
 
Vladímir Putin: Rusia es un país grande, y al igual que en cualquier otro país se producen varios eventos. Organizamos el trabajo con respecto a la seguridad en Sochi, entregando una gran cantidad de fuerzas y medios que no se han utilizado para garantizar la seguridad en otras regiones de la Federación de Rusia.
 
Tenemos suficientes medios a través del Servicio Federal de Seguridad, del Ministerio del Interior, las unidades del Ejército que también se utilizarán para garantizar la seguridad, como he dicho, en el mar y en el espacio aéreo. Si alguien se ve obligado a desarrollar algunos planes específicos para garantizar su propia seguridad, no está mal, pero se debe hacer, por supuesto, en contacto con los organizadores de los Juegos Olímpicos y en contacto con nuestros servicios especiales.
Como ya he dicho, tenemos una sede permanente, las 24 horas del día, que está en contacto con sus contrapartes relacionadas con los servicios y unidades de los Estados extranjeros. Por cierto, entre estos colegas, repito, existe una interacción profesional directa.
 
Si es necesario, todas estas herramientas se utilizarán, pero espero que esto no suceda. Como he comentado antes, nosotros operamos con eficacia durante algunos de los principales acontecimientos políticos como el G-20 o el G-8, y en grandes competiciones internacionales como, por ejemplo, el reciente Campeonato Mundial de Atletismo en Moscú. Comprendemos el alcance de los desafíos en la seguridad, pero contamos con una gran experiencia en la prestación de este tipo de eventos y la usamos.
 
Andrew Marr: Una gran cantidad de políticos y personas destacadas en el Reino Unido, entre ellos Elton John, expresaron su preocupación por la actitud hacia los homosexuales en Rusia. Me gustaría preguntarle si usted cree que existen diferencias fundamentales en Occidente y Rusia en la actitud hacia los homosexuales. ¿Qué piensa, los homosexuales nacen o se hacen? ¿Y cuál es el concepto que implica la propaganda, es filosófica?
 
Vladímir Putin: Usted sabe, yo no responderé a la parte de su pregunta sobre el hecho de que las personas nacen o se hacen homosexuales. No está al alcance de mis intereses profesionales, y no puedo dar una respuesta cualificada.
Y si no puedo dar una respuesta cualificada, prefiero dejarlo así. En cuanto a la actitud de las personas con una orientación sexual no tradicional, entonces sí, aquí le puedo dar una respuesta bastante detallada. Quisiera decirle que en Rusia no existe ninguna penalización si una persona es homosexual, en contraste con más de un tercio del mundo. En 70 países penalizan la homosexualidad, en siete países de estos 70 pueden ser condenados a muerte por ser homosexuales. ¿Qué significa eso? ¿Acaso esto significa que tenemos que cancelar todos los eventos deportivos internacionales en estos países? Probablemente no.
 
En la Unión Soviética se criminalizó la homosexualidad, en la Rusia de hoy no existe tal penalización. Todos somos iguales independientemente de la religión, el género, el origen étnico o la orientación sexual. Todos somos iguales.
Recientemente hemos aprobado una ley que no solo prohíbe la propaganda homosexual, sino también el abuso infantil, el abuso sexual de los niños. Pero esto no tiene nada que ver con la persecución de las personas por su orientación sexual. Y hay un mundo de diferencia entre estas cosas. Así que los homosexuales que van a venir en calidad de invitados o participantes de los Juegos Olímpicos no deben tener ningún temor.

  Todos somos iguales independientemente de la religión, el género, el origen étnico o la orientación sexual. 
  
Andrew Marr: En cuanto a la Iglesia rusa, ellos abogan por el retorno de los castigos penales por homosexualidad. ¿Cuál es su posición frente a este tema?
 
Vladímir Putin: En Rusia la Iglesia por ley está separada del Estado, y tiene derecho a tener su propio punto de vista. Quisiera llamar su atención sobre el hecho de que prácticamente todas las religiones tradicionales del mundo mantienen una actitud similar sobre este tema. ¿Acaso la posición de la Iglesia romana difiere de la posición de la Iglesia ortodoxa rusa?
¿O el Islam se refiere de una manera diferente a los gays? Tal vez, de otra forma, pero esta otra posición tiene un enfoque mucho más rígido. Ahí están esos 70 países que he mencionado, son sobre todo países islámicos, y aquellos en los que existe la pena de muerte son países donde el Islam es la religión de Estado. Así que no hay nada inusual en la posición de la Iglesia ortodoxa rusa con respecto a la posición de las otras religiones tradicionales del mundo, no hay nada inusual, pero repito una vez más, la visión de la Iglesia es una cosa, y la opinión del Estado es otra. La Iglesia está separada del Estado.
 
Serguéi Briliov: Vladímir Vladímirovich, quizás añado algo a esta cuestión. Usted sabe que yo, hace algún tiempo, tuve suerte pues me encontré con la chica más inteligente y hermosa y me casé con ella, y bueno, puede ser que este no sea el mismo caso, pero en fin.
 
Todas las personas de una orientación sexual no tradicional que yo conozco, bueno no todas, la gran mayoría, son personas con una gran carrera, que nunca habían encontrado ningún tipo de restricción en el trabajo, pero bajo esta ley que prohíbe la publicidad de la homosexualidad entre los menores de edad la imagen de nuestro país es que somos la nación más antihomosexual del planeta, aunque en cierta medida es todo lo contrario.
 
Vladímir Putin: No hay ninguna imagen, la están tratando de crear.
 
Serguéi Briliov: Sí, estoy de acuerdo. Esto es lo que pienso. Pero me pregunto si se debiera revisar esta ley, en torno a la cual hay tanto alboroto, que poco tiene que ver en realidad con su nombre y su contenido, y ¿corregirla? Sí, tal vez oír lo que exigen muchas personas con una orientación heterosexual que piden que haya un mínimo de educación sexual para los menores de edad, pero en general menos sexo a disposición de los jóvenes, sean homosexuales o heterosexuales, no importa. O tal vez ver con mayor atención este concepto. Ahora, honestamente le digo que yo nunca he visto propaganda homosexual entre los menores. En general estoy de acuerdo, pero ni siquiera puedo imaginar lo que estaba pasando en la práctica.
 
Vladímir Putin: ¿Por qué? Lea la ley con atención y vea cómo se llama. La ley se llama: 'Sobre la prohibición de la propaganda pedófila y la homosexualidad'. Una ley sobre la prohibición de la pedofilia, la propaganda de la pedofilia y la homosexualidad. En algunos países en Europa se discute públicamente, justo ahora acabo de hablar de esto en una reunión con voluntarios que se discute públicamente la posibilidad de legalizar la pedofilia. Lo discuten públicamente en el Parlamento. Que hagan lo que quieran, pero los pueblos de la Federación de Rusia, los rusos tienen su propio código cultural, su propia tradición.
 
Nosotros no nos entrometemos, no metemos las narices en sus vidas y pedimos que con el mismo respeto acaten nuestras tradiciones y nuestra cultura. Mi posición personal es que la sociedad debe hacerse cargo de sus hijos, al menos, de ser capaces de reproducirse, y no solo gracias a los inmigrantes, sino en su propia base. Hemos logrado lo que no hemos tenido desde hace mucho tiempo. En 2002, en 2003 y en 2004 nos parecía que nunca íbamos a superar aquella terrible situación en la que nos encontrábamos de crisis demográfica. Parecía que este pozo demográfico no tenía fondo y que íbamos a seguir invirtiendo indefinidamente.
 
Entonces desarrollamos y adoptamos un programa de apoyo a la demografía, de apoyo a la tasa de natalidad en la Federación Rusa. Les diré, sinceramente, que yo mismo sentía una gran inquietud: habíamos destinado grandes recursos mientras muchos expertos decían: "No es  necesario, es una tendencia, se da en todos los países europeos. Y no vamos a escapar de ella". Este año por primera vez el número de nacimientos en Rusia superó al número de muertes. Hemos logrado un resultado positivo concreto. Si alguien quiere desarrollar el sector de los cementerios, bien, que lo haga. Pero nosotros tenemos otros objetivos: queremos que el pueblo ruso y otros pueblos de la Federación de Rusia se desarrollen y tengan una perspectiva histórica. Y todo lo que nos lo impida, en este sentido, hay que apartarlo. Pero debemos hacerlo con métodos modernos, humanos, sin ofender a nadie y sin reducir su estatus al de personas de segunda categoría.
Ley que aprobamos no ofende a nadie. Las personas homosexuales no se pueden sentir aquí como personas de segunda clase, ya que no se ven discriminadas, ni en la esfera profesional, ni en el desarrollo de su carrera, ni en el reconocimiento por parte de la sociedad, por cierto. 

Creo que la ley que aprobamos no ofende a nadie. Por otra parte, las personas homosexuales no se pueden sentir aquí como personas de segunda clase, ya que no se ven discriminadas, ni en la esfera profesional, ni en el desarrollo de su carrera, ni en el reconocimiento por parte de la sociedad, por cierto. Y logran méritos relevantes, como por ejemplo Elton John, un hombre extraordinario y un músico excepcional al que millones de personas adoran aquí sinceramente pese a su orientación, lo que no afecta en ningún caso a la actitud que se tiene hacia él, especialmente hacia un músico tan excepcional. Creo que un enfoque de esta índole, bastante democrático, para la gente gay, con medidas para proteger a sus hijos y para proteger el futuro desarrollo de la demografía es óptimo.

Olga MaltsevaAFP
 
 
Junyi Shui:  Me gustaría continuar esta discusión sobre la homosexualidad.

Irada Zeinálova: Mientras, yo quisiera saber por qué si nos hemos reunido para hablar sobre Sochi, a fin de cuentas estamos discutiendo esto en el contexto de Sochi.
 
Junyi Shui: Quisiera continuar. Decían que en 2014 a Sochi no vendría gente, ya que muchos países occidentales manifestaron su opinión sobre la homosexualidad, sobre la opresión de los homosexuales en Rusia, y estas declaraciones alcanzaron incluso a China. Por cierto, en el año 80 también trataron de boicotear los Juegos Olímpicos soviéticos en Moscú por diversas razones, y en los Juegos Olímpicos de Pekín también se dio una circunstancia similar. ¿Por qué cuando un país se está desarrollando, por ejemplo, cuando China se desarrolla o Rusia se desarrolla, aparecen esas voces a la vez? ¿Cree usted que tal vez es una manifestación de la Guerra Fría?
 
Vladímir Putin: Yo no creo que esto sea una manifestación de la Guerra Fría, sino una manifestación de la lucha competitiva. Cuando un país tan poderoso, un país potencialmente poderoso como China, empieza a mostrar un rápido crecimiento, se convierte en un competidor real en la política mundial y en los mercados mundiales y, por supuesto, se activan los instrumentos de contención de este crecimiento. Usted probablemente sabe que en su día Napoleón dijo: “China está dormida, y ojalá siga dormida el mayor tiempo posible". Esa es la actitud tradicional de la civilización occidental hacia la oriental y hacia China en particular. Sin embargo, China se despertó. Y creo que la opción correcta para el desarrollo de las relaciones con un país tan grande y potencialmente poderoso y potente como China es la búsqueda de intereses comunes y no la disuasión. Creo que en lo que se refiere a Rusia también todavía existen algunos viejos enfoques, desde el punto de vista de que se necesita contener algo.
 
Y si volvemos al tema del que no podemos salir, a este respecto me gustaría decir lo siguiente: dije que en 70 países la homosexualidad está reconocida como delito penal. En EE.UU. también. En algunos estados de EE.UU., en Texas,  por ejemplo, en otros lugares, si no me equivoco, en los tres estados, sigue siendo un delito penal. ¿Acaso no vamos a celebrar allí competiciones internacionales? ¿Por qué nadie dice nada de esto, mientras hablan de nosotros aunque aquí no exista ninguna responsabilidad penal por eso? ¿Qué es esto si no un intento de contención? Esto es un rudimento del pasado, de viejas formas de pensar, y eso es malo.
 
Pero es doblemente malo en lo que se refiere a  los principales eventos deportivos internacionales, en particular a los Juegos Olímpicos. Conozco la posición de muchos políticos de alto rango de EE.UU. muy respetados por mí. Ellos creen que el boicot de los Juegos Olímpicos de Moscú, a pesar de que el pretexto fue muy significativo -el despliegue de tropas de la Unión Soviética en Afganistán-, incluso bajo aquellas condiciones fue un error, ya que todas las grandes competiciones internacionales, y en especial los Juegos Olímpicos, están diseñados para despolitizar los problemas internacionales más graves y crear oportunidades adicionales para tender puentes. Y es estúpido no aprovechar esta oportunidad. Es Incluso más estúpido quemar esos puentes.

Ed Hula: El presidente Obama ha nombrado a Billie Jean King y a otros miembros de la delegación de EE.UU. para representar al país en Sochi. Hay homosexuales: atletas, deportistas homosexuales. ¿Cree que esto confiere algún componente político a los Juegos Olímpicos? ¿Qué trasfondo político conlleva para estos Juegos Olímpicos el hecho de que allí haya homosexuales? ¿Podría reunirse con Billie Jean King en Sochi?

Mario AnzuoniREUTERS
 
 
Vladímir Putin: Las personas tienen diferentes orientaciones sexuales. Daremos la bienvenida a todos los atletas y a todos los invitados a los Juegos Olímpicos. En cierta ocasión el presidente Obama me pidió que ayudara a organizar la llegada de una importante delegación estadounidense aquí y su petición se debía a que había ciertas restricciones en el número de participantes en los equipos de las delegaciones nacionales pertinentes, teniendo en cuenta los atletas y las estructuras administrativas. Lo hicimos y ayudamos en la medida de lo posible, pues hay ciertas reglas del Comité Olímpico Internacional. Hemos encontrado maneras para resolver este problema, teniendo en cuenta que el número de representantes estadounidenses en los Juegos Olímpicos es tradicionalmente mayor que el de los representantes de otros países, tienen un equipo muy grande y una gran cantidad de representantes. Hicimos concesiones y lo hicimos. Bueno, por supuesto voy a estar feliz de ver a representantes de todos los países, incluyendo a Estados Unidos, sin lugar a dudas incluso en este caso. Si tienen deseo de reunirse, de hablar de algo, por Dios, yo no veo ningún problema en ello.
 
George Stephanopoulos: El presidente Obama dijo que le había ofendido la ley sobre propaganda gay, y dijo recientemente que si en Rusia no hay atletas gays y lesbianas, el equipo será más débil. Si empezaran a protestar gays y lesbianas, ¿los procesarán bajo la ley de propaganda si quieren hacer una protesta?
 
Vladímir Putin: Las protestas y la propaganda  son cosas un poco distintas. Son parecidas, aunque si lo consideramos desde un punto de vista jurídico, la protesta contra la ley no es propaganda de la homosexualidad en sí, o una negligencia hacia los menores en la esfera sexual. Esto es lo primero. En segundo lugar, me gustaría pedir a nuestros colegas, a mis colegas y amigos, que cuando traten de criticarnos resuelvan el problema en su propia casa primero. Ya he dicho que esto es bien conocido. En algunos estados de EE.UU. existen sanciones penales por homosexualidad. ¿Cómo pueden criticarnos por un enfoque mucho más suave y liberal en relación a estos problemas que el que ellos mismos tienen en casa? Yo sé que no es fácil hacerlo, ya que también en EE.UU. hay una gran cantidad de personas que comparten la opinión de que las leyes de la legislación de su estado o de su gobierno son correctas, razonables y cumplen con los sentimientos de la gran mayoría de los ciudadanos. Pero es necesario que lo discutan juntos en ciertos lugares más apropiados, que generen algunos enfoques comunes. Hemos captado el mensaje. Y yo les digo que no surgirá  ningún problema  para ninguno de nuestros huéspedes. Recordamos cómo algunos ciudadanos afroamericanos de Estados Unidos protestaron durante los Juegos Olímpicos y las grandes competiciones internacionales en contra de la segregación. Yo mismo lo vi con mis propios ojos por la televisión. En general, es una práctica que se utiliza con el fin de reivindicar sus derechos. 

 Serguéi Briliov: Vladímir Vladímirovich, vamos a volver al tema de deporte. Sabe, recuerdo cuando se preparaban los Juegos Olímpicos en Londres, si uno leía la prensa británica, parecía que un auténtico horror estaba ganando terreno en Reino Unido. Y luego resultó una gran fiesta del deporte. Más tarde, sin embargo, cuando el candidato presidencial de EE.UU., Mitt Romney, llegó a Londres y repitió exactamente lo que escribían los periódicos londinenses, estos mismos periódicos lo pusieron en su lugar: "no se atreva, nosotros nos arreglamos solos, nos espera la fiesta del deporte".  Y, realmente, ahora nos espera a nosotros tal fiesta del deporte. Yo tenía ocho años cuando se celebraron los Juegos Olímpicos en el país por última vez, estoy seguro de que decenas de millones de personas están esperando este gran evento. Usted practica esquí de montaña, hockey, ¿qué competiciones irá a ver? Simplemente, como aficionado,  ¿qué deportes verá y qué resultados espera de la selección rusa?
 
Vladímir Putin: Ya me han hecho esta pregunta y puedo decir que me puedo permitir asistir a las competiciones aquellos que esté libre de mis obligaciones, lo que no siempre coincide con mis preferencias deportivas. Pero si pudiera acudir a donde yo quisiera, por supuesto, me gustaría ir a un partido de hockey, vería el esquí de montaña, y con placer asistiría al biatlón y al patinaje artístico.
 
 Stephanopoulos George: Simplemente tengo curiosidad por saber si usted y Barack Obama han hecho una apuesta sobre quién va a ganar más medallas, si EE.UU. o Rusia.
 
Vladímir Putin: No, nunca hemos hecho apuestas de este tipo. Al propio Barack le encanta el deporte, me he dado cuenta de ello, está en forma, presta debida atención no solo a la práctica del deporte, sino también al desarrollo del deporte. Prácticamente todos los presidentes de Estados Unidos, como podemos ver, prestan a esto a mucha atención y actúan con eficacia, razón por la que el equipo de EE.UU. suele obtener resultados firmes e impresionantes. Le deseamos éxito a nuestros amigos norteamericanos, a los atletas estadounidenses.
 
Sé que tenemos una gran cantidad de personas, millones de personas, que admiran a los atletas norteamericanos y que, sinceramente, los aprecian. Me encantaría, como ya he dicho, que la política no ensuciara el deporte. Creo que todos saldríamos ganando de ello. Pero, por supuesto, en primer lugar vamos a apoyar a nuestros atletas. Solemos tener en los deportes de invierno buenos resultados. En los años anteriores, debido al cambio generacional, debido a, digámoslo francamente, y esto es algo de lo que ya he hablado, la pérdida de las bases de preparación, tuvimos un cierta interrupción y declive, incluyendo un papel no muy brillante en Vancouver, aunque, en general, ahí también tuvimos resultados dignos.

Esperamos que la situación mejore y que los indicadores, incluyendo el medallero, crezcan. Si bien esto es importante, aún es mucho más importante para nosotros, para Rusia, crear un entorno favorable para los Juegos, llevarlos a cabo con dignidad. Y es muy importante que nuestros atletas destaquen, muestren su carácter y habilidad. Y en cuanto a las medallas es también un elemento esencial de cualquier competición deportiva, incluyendo los Juegos Olímpicos. Pero para mí es aún más importante ver que tenemos un equipo capaz, eficiente y con perspectivas.
 
Andrew Marr: Señor Presidente, en vísperas de esta fiesta del deporte hubo un montón de amnistías en Rusia, Greenpeace, en particular. Algunos críticos dicen que simplemente ‘se pega una sonrisa’. ¿Se trata de verdaderos esfuerzos liberales dentro de la política rusa o solo es un paso para ganar la popularidad?
 
Vladímir Putin: ¿Qué respuesta quiere escuchar?
 
Andrew Marr: Me gustaría que dijera: "Yo soy un verdadero liberal y me atengo a las ideas liberales". 
 
Vladímir Putin: Así es. Y una cosa más. Hemos aprobado la ley de amnistía no en relación con los Juegos Olímpicos, sino con el 20º aniversario de la Constitución rusa. Eso lo primero. Y, en segundo lugar, de conformidad con nuestra Ley, no es el presidente quien toma la decisión sobre la amnistía. Es prerrogativa del Parlamento. No fui yo quien tomó la decisión sobre la amnistía, sino el Parlamento. Así que incluso no es necesario ‘pegar ninguna sonrisa’. No es mérito mío, sino el de los diputados de la Duma Estatal de la Federación Rusa. Pero yo, sin duda, apoyo esta iniciativa y creo que es correcto. Y, en este sentido, me gustaría decir que, probablemente, tengamos el récord en cuanto al número de amnistías realizadas. Aquí también se necesita un equilibrio entre quienes ha cometido el crimen y las víctimas de estos crímenes. Hablamos mucho sobre la situación de los condenados o de quienes se encuentran bajo investigación. Y con razón nunca debemos olvidarnos de esto, sobre todo, porque la situación en las cárceles, tanto en nuestro país, como por cierto en el extranjero, en muchos países, no es la mejor. Pero nunca debemos dejar en segundo plano a las personas que han sido afectadas por los crímenes cometidos. Aquí la postura del Estado hacia estos problemas debe ser equilibrada.
 
 Irada Zeinálova: Vladímir Vladímirovich, mientras estamos conversando ahora se desarrolla una tormenta que no deja ver ni las montañas y la nieve no deja de caer. Resulta que los Juegos, tanto de verano como de invierno, tienen el mismo organizador: el clima. Los pronósticos meteorológicos últimamente recuerdan a las adivinanzas según los posos del café. Desafortunadamente, los modelos naturales no funcionan. ¿Vamos a modificar el clima durante los Juegos Olímpicos de Sochi o a confiar en la suerte?  Por ejemplo, en Turín un par de días de competiciones fueron cancelados precisamente por la niebla, por la nieve. ¿Vamos a hacer algo con el tiempo para que los Juegos sigan su agenda?  
 
Vladímir Putin: No, no vamos a hacer nada. Por desgracia, dependemos de la naturaleza y siempre será así. Ahora, como usted sabe, se celebran competiciones de tenis en Australia. Algunos deportistas se desmayan por el calor, hay una ola de calor anómalo, más de 40 grados. Aquí ha empezado a nevar de una manera bastante inesperada y si se dieran condiciones climáticas que no cumplen con las normas de celebración de la competición, entonces los representantes del Comité Olímpico Internacional tomarán la decisión pertinente.
 
Pero tengo la esperanza de que las condiciones sean favorables, algo de lo que hablan a favor las observaciones climáticas de muchos años en esta región, observaciones climatológicas. Desde la primera mitad de febrero hasta marzo aquí suele hacer un tiempo muy favorable para practicar deportes de invierno. Espero que a pesar de todas las fluctuaciones, así sea esta vez también.
 
Irada Zeinálova: Es decir, ¿ya no son necesarias las miles de toneladas de nieve que hemos preparado en algún lugar en los glaciares?
 
Vladímir Putin: Bueno, de momento no son necesarias. En la situación actual vemos que por ahora no se requieren. Las tenemos por si acaso. Hemos visto importantes competiciones internacionales de invierno, por ejemplo, de esquí, que discurrieron por un estrecho camino por el que se desplazaban los atletas, los esquiadores, mientras que a su alrededor se veía la hierba verde. Pero aquí, gracias a Dios, no es así y, espero, que no pase.
 
 Junyi Shui: Señor presidente, ya he mencionado que antes de llegar aquí muchísimos usuarios chinos formularon numerosas preguntas. Aquí he impreso solamente una pequeña parte de estas preguntas que tienen que ver con los Juegos Olímpicos y con usted personalmente. Los deportes de invierno no son el punto fuerte de China. ¿Cuáles son sus expectativas en cuanto a los resultados de la selección china en los Juegos de Sochi? También hay quienes preguntan en qué deporte destaca menos y si en este mundo hay algo que usted no sepa hacer. Porque, al parecer, usted sabe hacer de todo.  

Vladímir Putin: Un dicho conocido reza: “Cuanto más sé, más entiendo que no sé nada”. Creo que esto tiene que ver con todo el mundo y conmigo también. En cuanto al deporte, en efecto, me gusta mucho: tanto las modalidades de invierno como las de verano. Respecto a las expectativas que me merece la selección china, siempre son muy altas, ya sea en invierno o en verano. China ha elaborado un sistema muy eficaz de preparación y de motivación para sus atletas, lo que es muy importante, tanto la preparación como la motivación. He estado siguiendo con atención la preparación de la nueva generación de deportistas jóvenes en China, cómo se les selecciona, cómo se trabaja con ellos, cómo se les orienta psicológicamente. La gente con una motivación tan fuerte logra resultados de máximo nivel. Bueno, por supuesto, en China tradicionalmente se desarrollan los deportes de verano, los de invierno menos. Pero eso depende de cómo se ajuste el mecanismo. Creo que si semejante ajuste ha tenido lugar o tendrá lugar en un futuro próximo, China será un competidor muy fuerte para aquellos países donde tradicionalmente se desarrollaban y se desarrollan los deportes de invierno. Esperamos de los atletas chinos actuaciones brillantes. Esperamos que no solo alegren sino que también asombren a los aficionados a los deportes de invierno de todo el mundo.  A los chinos esto se les da bien. 

 
Ed Hula: ¿Cuán importante para el éxito de los Juegos Olímpicos y para su satisfacción en este contexto sería que la selección rusa ganara una medalla en el hockey? ¿Cuán importante es para usted?    

Vladímir Putin: Es importante, le voy a ser sincero. èro es importante no para mí, no para la satisfacción de ciertas ambiciones, sino para los millones de nuestros aficionados. En Rusia el hockey tradicionalmente goza de gran popularidad, y aunque se considera de origen canadiense, pienso que es un deporte igualmente ruso. Agradecemos a los canadienses el hecho de que en su día inventaran este juego, estamos agradecidos a los que trajeron el hockey a nuestro país. Sus aficionados se cuentan por millones, y no es ninguna exageración, cientos de miles practican el hockey y a millones les gusta verlo. Desde luego, siempre es un espectáculo impresionante y memorable. En este deporte, al igual que en cualquier otro, me gustaría subrayar esto, por supuesto, esperamos tener éxito y ganar, pero lo más importante sigue siendo que se muestre maestría y carácter. Si nuestros hinchas, los aficionados, ven que los deportistas mostraron su carácter al máximo, así como una gran maestría, su talento, esto será lo más importante. Entonces se les perdonará todo a todos aunque no consigan el resultado deseado. Pero si lo consiguen, entonces, por supuesto, estaremos agradecidos a nuestros atletas por ello. Pero, repito, prever algo, dar evaluaciones a priori es una tarea ingrata. Somos perfectamente conscientes de que el hockey se desarrolla en el mundo, lo que nos alegra enormemente, se desarrolla también en Europa. Tradicionalmente se consideran fuertes las selecciones de Finlandia y de Suecia, y van progresando a ojos vista Suiza y Alemania, ni que decir tiene Estados Unidos y el propio Canadá. Supondrá una gran alegría para nosotros el mero hecho de que semejantes jugadores destacados vengan a Rusia y muestren su talento aquí, en suelo ruso. Estamos muy agradecidos a nuestros socios y a todos estos deportistas destacados. Nos alegrará verlos, darles la bienvenida y será un placer disfrutar de su juego.  
Aleksey NikolskyiRIA Novosti

 
 
 Junyi Shui: Señor presidente, permítame abordar otro tema, el de Rusia y los Juegos Olímpicos. Le he escuchado referirse a los Juegos Olímpicos de Sochi como a su bebé, a su criatura, también se dice que Rusia acoge estos Juegos, en gran parte, gracias a la contribución del presidente Putin. Usted también ha dicho: Denme 20 años y les daré una Rusia fuerte y poderosa. ¿Existe una conexión entre los Juegos Olímpicos de Sochi con su sueño de un estado ruso poderoso? Algunos medios incluso dicen que esto tiene que ver con su carrera política futura. ¿Qué diría usted a este respecto?

Vladímir Putin: ¿Sabe usted hasta qué punto los Juegos y el desarrollo del deporte en el país tiene que ver con los éxitos del desarrollo del estado en general? Claro que hay una conexión. Ya que la posibilidad de obtener logros en el deporte es, en gran medida, un reflejo de los resultados de la política económica y social. Rusia intentó convertirse en anfitrión olímpico en 1994 y creo que a principios de los 2000. Pero, debido a la situación económica me parece que, en realidad, estaba claro tanto para los organizadores rusos como para el Comité Olímpico Internacional que en aquel entonces era muy difícil que Rusia acogiera los Juegos desde un punto de vista meramente económico. Ahora el PIB de nuestro país casi se ha doblado, y los ingresos de la población se han duplicado; no contamos con las reservas de oro y divisas como las de China, pero aun así ocupan el tercer puesto en el mundo por volumen, siendo más de 500.000 millones de dólares estadounidenses. Tenemos dos fondos de reserva gubernamentales. En los últimos años, básicamente, tuvimos superávit presupuestario. El año pasado tuvimos un déficit casi nulo de -0,5, casi inexistente. Hemos pagado todas nuestras deudas externas. Tenemos un superávit de 196 o casi 196.000 millones de la balanza comercial. Podría equivocarme, pero no mucho. O sea, el desarrollo económico, el crecimiento del potencial de la economía nos da la posibilidad de realizar semejantes proyectos. Por volumen, no per cápita, sino por volumen de la economía, por paridad del poder adquisitivo, somos la quinta economía del mundo. Y eso es un resultado.

Tenemos nuestras dificultades, bastantes, al igual que en todas las demás economías mundiales, pero también tenemos resultados. Todo esto nos permite resolver los asuntos sociales, también en el ámbito demográfico que ya hemos mencionado aquí. Y me gustaría destacar que por primera vez en 20 años han nacido más personas de las que han fallecido. Esto nos permite aumentar los salarios en el ámbito social, en el ámbito de la educación y de la sanidad.
Pavel LisitsynRIA Novosti


Todo ello junto sienta una base para el desarrollo del deporte, aunque el deporte también influye en la demografía. Y si desarrollamos el deporte eso se hace también o, tal vez, ante todo, para crear condiciones favorables para la solución de los problemas demográficos y para mejorar la salud de la nación. La celebración de competiciones de semejante envergadura como el campeonato mundial, de Europa o los Juegos Olímpicos, motiva a las personas, sobre todo a los jóvenes, a dedicarse al deporte en el sentido más amplio de la palabra, desarrolla el deporte, lo que, sin duda, se ve reflejado en la salud de la gente, de la nación, inculcando el gusto y el interés que convierte el deporte en una afición de moda. Lo considero de suma importancia, y no son mis ambiciones personales, sino un interés directo y concentrado del estado y de nuestro pueblo. Pero, por supuesto, cuando lo veo y cuando lo hacemos, desde luego, me agrada, pero, repito, no se trata de satisfacer ambiciones. También existe cierto aspecto moral, se lo voy a decir claramente, y no hay por qué hacer aspavientos ni hay nada de qué avergonzarse. Tras la desintegración de la URSS, después de los acontecimientos bastante duros y, hablando claramente, sangrientos en el Cáucaso, el estado general de la sociedad era depresivo y, digamos, pesimista. Pues nos hace falta levantar el ánimo, entender y sentir que somos capaces de realizar proyectos de gran escala, a tiempo y de calidad, no solamente en el ámbito de la perfección de nuestros medios de defensa sino también en la esfera humanitaria, incluida la del deporte de alto nivel. Todo esto junto, desde mi punto de vista, indudablemente, supone movernos en la dirección correcta y fortalece el estado anímico de la nación, el ámbito social, la salud, crea las condiciones para el desarrollo futuro. 

 Tras la desintegración de la URSS, después de los acontecimientos bastante duros y, hablando claramente, sangrientos en el Cáucaso, el estado general de la sociedad era depresivo y, digamos, pesimista. Pues nos hace falta levantar el ánimo, entender y sentir que somos capaces de realizar proyectos de gran escala  




Junyi 
 Shui : ¿Qué imagen de Rusia pueden dar los JJ. OO. de Sochi al resto del mundo? ¿Qué relato sobre Rusia pueden contar?

Vladímir Putin:
Me gustaría que durante la Olimpiada los participantes, los invitados, los periodistas y los que seguirán las competiciones por televisión y otros medios de comunicación vean una Rusia nueva, vean su cara, sus posibilidades, la perciban con una mirada fresca e imparcial. Y estoy seguro de que así será, estoy seguro de un resultado positivo que contribuirá al establecimiento de las relaciones de Rusia con sus socios en todo el mundo.
 
Andrew Marr: Usted habla con mucha seguridad y le han denominado la tercera persona más influyente del planeta. Incluso ha ganado al Papa. ¿Cree que se presentará para unas nuevas presidenciales? ¿Lo considera o igual alguien puede que se sienta ya cansado?
 
Vladímir Putin: Creo que no hace falta prestar atención a esos listados. Y ningún personaje laico puede ganar al Papa. No es una comparación equilibrada. El Pontífice encabeza el Estado más grande del mundo. Ese Estado tiene un carácter informal. Pero en términos modernos para no equivocarnos, es un estado-red. ¿Entienden? No es virtual, es real ya que hay muchos seguidores del catolicismo, son casi mil millones de personas. Y se trata de una influencia espiritual que es más importante que la política.
 
Tenemos a nuestros líderes religiosos en la fe ortodoxa. Ante todo Cirilo es el Patriarca de Moscú y de toda Rusia. Le respeto mucho. Hace mucho para la consolidación espiritual de nuestro pueblo y no solo para los ortodoxos. También colabora con los representantes de las religiones rusas tradicionales para fortalecer la paz entre las distintas etnias y confesiones. En general la Iglesia ortodoxa rusa lleva a cabo un gran trabajo en este campo que conlleva resultados positivos.
 
En cuanto a las listas, repito no las considero importantes. Hoy es un resultado, mañana otro. No se pueden sacar conclusiones de ellas. En cualquier cosa que se haga, hace falta sentirse profesional, aumentar su nivel y la calidad del trabajo.
 
En cuanto a las ambiciones, es temprano para hablar de ello. Estamos en el 2014, las elecciones se celebrarán en el 2018. Ahora hay que trabajar, luego ya veremos. Lo peor y lo más peligroso que puede pasar a un político es pensar solo en cómo mantenerse en el poder. En este caso, es imposible esquivar un fracaso ya que siempre tendrás miedo de dar un paso incorrecto. Hace falta pensar en los resultados de tu trabajo. Y luego ya se verá.
 
Serguéi Briliov: Vladímir Vladímirovich, déjeme hablar del pasado y del futuro. Tuve mucha suerte, estaba en Guatemala cuando Rusia fue elegida como sede de los JJ. OO. Fue el momento cuando nuestros paralímpicos se mostraron a sí mismos con tanta claridad.
 
Vladímir Putin: Sí.
 
Serguéi Briliov: El futuro después de la Olimpiada son los Juegos Paralímpicos.
 
Vladímir Putin: Cierto.
 
Aleksandr KondratukRIA Novosti


Serguéi Briliov:
No sé si eso estaba planeado o no, pero hoy en día Sochi, y no solo su parte olímpica que es un ejemplo, también el resto de la ciudad donde hay menos extranjeros y más rusos además de otras ciudades empiezan a estar orientadas no solo a los paralímpicos, sino también a los discapacitados. Se ve. Todavía hacen falta muchos cambios, pero el progreso ya está en camino. ¿Fue esa su intención cuando trajo a los paralímpicos en aquél entonces?
 
Vladímir Putin: Sí, lo fue. Es más, tenemos un programa federal del denominado ambiente sin barreras. Por desgracia tengo que admitir que en este campo estamos por detrás de muchos países. Lo digo con mucha lástima, pero esto se remonta a los tiempos soviéticos. Y está muy bien que rompamos ya esa tradición negativa. Hemos adoptado ese programa del ambiente sin barreras. En distintas regiones se desarrolla a un ritmo diferente y claro que requiere gastos adicionales. Pero me gustaría y lo pensé así desde el principio que Sochi fuese un ejemplo para solucionar el problema. En esta ciudad se ha realizado desde cero y al nivel más alto. Repito que quería desde principio que el programa del ambiente sin barreras en Sochi, fuera un ejemplo para otras regiones de la Federación de Rusia.
 
En cuanto a los paralímpicos, son unos deportistas destacados. Lo digo con mucha gratitud porque, primero, en el medallero ocupan una posición más alta que la selección olímpica. Es muy importante. Luego, son un ejemplo para personas que no tienen restricciones físicas y en especial para aquellos discapacitados de cómo se puede avanzar y seguir la vida sin sentirse limitado. Por desgracia, el Estado no satisface completamente las demandas que el mundo moderno pone a la hora de solucionar los problemas de las personas con discapacidad. Pero cuando nuestros paralímpicos logran resultados brillantes, también dan un incentivo a las autoridades para resolver todas esas cuestiones. Se lo agradezco mucho y claro que espero que tengan éxito en los próximos Juegos paralímpicos. Por cierto, muchos medios prestan a este tema atención, algunos más, otros menos, pero en general no es suficiente. Si no me equivoco hay una cadena no muy grande “RBK”. Siempre tienen una sección dedicada a los paralímpicos, pero en los canales federales no veo esta información.
 
Serguéi Briliov: Le he entendido, Vladímir Vladímirovich.
 
George Stephanopoulos:Desde el 2007 se ha realizado un gran esfuerzo económico en los JJ. OO. ¿Cómo determina usted el éxito en Sochi? ¿Influirá de alguna manera en su reputación y será una cuestión de honor?
 
Vladímir Putin: Quiero que sea un éxito para el país. Lo primero, y ya lo he dicho, nosotros somos los que acogemos la Olimpiada. Nuestra primera tarea a nivel estatal, ojo, estatal y no deportivo, crear condiciones favorables para los deportistas, los que lleguen aquí, periodistas y turistas. Para que la gente llegue a una fiesta internacional y en cuanto al deporte, que sea el arranque principal de esta temporada y sientan el ambiente festivo. Para que millones de aficionados sientan esa fiesta aunque estén a miles y cientos de kilómetros de Sochi. Es nuestra meta número uno. Y claro está que nuestros ciudadanos vean que Rusia celebra actos de esta magnitud y que noten que son una parte de la fiesta. Eso es lo primero.
 
Segundo, queremos que esto influya en el desarrollo del deporte de masas en el país. Es uno de los puntos clave. Claro que esperamos medallas de nuestros atletas. Y si todos estos componentes y no he enumerado toda la lista sino que los más lógicos, se cumplen, será un éxito. En parte también es mi éxito, el éxito del Gobierno de la Federación de Rusia, de las autoridades locales, de todos aquellos que prepararon y realizaron ese trabajo, constructores, arquitectos, ingenieros. Claro que será su éxito y me alegraré por todos ellos. Y estoy seguro que a ellos también les agradará. Por eso no será mi éxito personal, será el de todo el país y espero que así ocurra.
 
Irada Zeinálova: Cuando ganó la Presidenciales, salió a la plaza ante las masas y vimos que estaba emocionado. Pero los JJ. OO. son una tarea más complicada, más duradera que una campaña electoral. ¿Alguna vez se ha puesto a pensar en cómo sería el próximo 18 de marzo, ese resultado de una tarea tan complicada?
 
Vladímir Putin: No. Simplemente pensaba en cómo tendría que ser compuesta la hoja de ruta de la preparación. Después, de cómo solucionar cosas de la primera etapa, de la segunda… tercera. Si está todo bien en la etapa anterior y cómo llegar a la siguiente. O sea, más bien una solución de un problema en general, pero teniendo en cuenta a la vez todas las etapas. La verdad no pensaba en cómo se vería con otros ojos.
 
Irada Zeinálova: El 18 de marzo todos se van, Usted se despide de los invitados y su celebración del Año Nuevo llega más tarde, igual que para los demás que están involucrados en la preparación de la Olimpiada. ¿Ya ha pensado algo para el Año Nuevo?
 
Vladímir Putin: No, pero creo que habrá otras tareas que resolver.
 
George Stephanopoulos: Ha hablado de que hace falta promover la vida saludable y el deporte. Hemos visto que practica el judo y el hockey sobre hielo. ¿Cómo mantiene la forma y es importante para Usted?
 
Vladímir Putin:¿Cómo controlar el peso? No comer demasiado. ¿Cómo mantener la forma? Practicar deporte. No hay una pastilla mágica. Lo practico un poco a diario. Ayer hasta las dos y media de la madrugada estuve esquiando aquí, hoy por la mañana he ido al gimnasio, prácticamente cada día nado mil metros. Nada especial, un enfoque sistemático. Saben, como en el dicho: paso a paso consigues el objetivo.
 
Junyi Shui:Tengo una pregunta, también personal, pero es una petición de los internautas chinos. ¿Ha pensado qué va a hacer al jubilarse? Los usuarios chinos creen que Usted es muy guapo y muy varonil. ¿Igual podría pasar a interpretar papeles de hombres fuertes en el cine?
 
Vladímir Putin: Es poco probable. Saben hace poco hemos creado nuestra NHL rusa. Pero no se llama la Liga Nacional de Hockey, sino que es la Liga de Noche de Hockey donde pueden jugar personas no profesionales no menores de 40 años. Me alegré mucho al ver que esta iniciativa se desarrolló por el territorio de la Federación de Rusia. En cada región se crean equipos, compiten y luego juegan la final en Moscú o por ejemplo, el año pasado se celebró en Sochi. Acudieron más de cien equipos de todo el país. Hace dos años y medio no sabía patinar nada. Hoy igual lo han visto, intento hacer algún truquillo sobre el hielo. Es lo que me gusta. Si un día me jubilo, intentaré dedicarme a algo que me guste.
 
Junyi Shui: Gracias.
 
 

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias