Actualidad

Congresista se disculpó por "broma" sobre indocumentados

Publicado:
Un congresista republicano estadounidense presentó disculpas por sus comentarios, en los que dijo que los inmigrantes indocumentados deben ser baleados como cochinos silvestres, declaración que calificó de broma, pero que causó una ola de protestas.
Congresista se disculpó por "broma" sobre indocumentados

Un congresista republicano estadounidense presentó disculpas por sus comentarios, en los que dijo que los inmigrantes indocumentados deben ser baleados como cochinos silvestres, declaración que calificó de broma, pero que causó una ola de protestas.

Virgil Peck, representante del estado de Kansas, dijo en el congreso del estado: “Mis comentarios fueron lamentables. Por favor, acepten mis disculpas”.

La declaración controvertida la hizo el lunes durante una discusión de cómo controlar la población de cochinos silvestres. Se preguntaba si el estado debería recurrir a la ayuda de gente armada para disparar contra los animales desde helicópteros.

“Si al disparar contra esos cerdos da resultado, tal vez hemos encontrado una solución para el problema de inmigrantes indocumentados”, dijo el republicano de la ciudad de Tyro. Luego diría que fue una broma mencionando el descontento de sus electores por los indocumentados.

La Liga de los Ciudadanos Estadounidenses Latinos Unidos denunció los comentarios de Peck como xenófobos y humillantes para el grupo más vulnerable que vive en el país, y demandó que renunciara el congresista.

"Cuando un político habla de balear a los inmigrantes, aunque supuestamente dicho como una broma, el mensaje enviado a sus electores es que la violencia actual contra los inmigrantes es tolerada por su gobierno", declaró Margaret Moran, presidente nacional de la organización.

La Cámara de Representantes de Kansas, dominada por los republicanos, aceptó las disculpas de Peck y expresó que no se repetirán declaraciones de este tipo.

El mismo Peck, a la pregunta si iba a dimitir, respondió que no.  

El problema de indocumentados, que contabilizan al menos 11 millones en EE. UU.,  llegó a ser especialmente aguda durante el mandato del presidente Barack Obama, quien había prometido resolverlo en una de sus declaraciones preelectorales. La administración de Obama no ha logrado implementar una reforma migratoria gracias a la fuerte oposición conservadora.

Varios estados han planteado leyes discriminatorias contra los indocumentados.

Covid19