X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/a5S

Egipto no digiere la tragedia del fútbol: acusan a la Junta de echar a rodar la violencia

Publicado: 6 feb 2012 03:30 GMT

Por cuarto día consecutivo, Egipto sigue sumergido en el caos y la violencia desatada por la muerte de 74 personas tras un partido de fútbol en Port Said (norte). Una docena de personas han muerto y más de 2.500 han resultado heridas en los disturbios que siguieron a la tragedia en la cancha. Los

Egipto no digiere la tragedia del fútbol: acusan a la Junta de echar a rodar la violenciaKHALED DESOUKIAFP
Síguenos en Facebook

Por cuarto día consecutivo, Egipto sigue sumergido en el caos y la violencia desatada por la muerte de 74 personas tras un partido de fútbol en Port Said (norte). Una docena de personas han muerto y más de 2.500 han resultado heridas en los disturbios que siguieron a la tragedia en la cancha. Los expertos creen que estos sucesos ponen al descubierto las tensiones políticas y frustraciones sociales que atenazan al país un año después de la revuelta popular que desembocó en la caída de Hosni Mubarak.

Los enfrentamientos entre manifestantes y policías en las inmediaciones del Ministerio del Interior, en el centro de El Cairo, se han intensificado en las últimas horas después de que ayer fracasara el intento de establecer una tregua.

Los egipcios indignados exigen depurar responsabilidades por la tragedia en Port Said, que achacan a la negligencia de las fuerzas de seguridad, y piden la dimisión de la Junta Militar y el adelanto de las elecciones. Mientras, los policías continúan disparando gases lacrimógenos contra los manifestantes, que atacan a los uniformados con piedras.

El 'dejavú' egipcio: antiguas armas en la actualidad

Los manifestantes, seguros de que la tragedia de Port Said "no fue un accidente deportivo, sino una masacre militar", acusan al gobierno de no querer atajar la violencia, e incluso de promoverla para justificar su permanencia en el poder.

Testigos de la tragedia denuncian que la violencia fue azuzada por la Policía con el apoyo del Ejército con el propósito de "castigar" a los seguidores del equipo de futbol Ahly, debido al protagonismo que éstos tuvieron en las manifestaciones contra del depuesto régimen de Hosni Mubarak y contra la actual junta militar que gobierna al país.

"Tengo muchos amigos que estaban conmigo en el estadio, y ellos me juran que los policías les decían: 'Vayan y golpeen a esos mierdas [admiradores de Al Ahly] que dicen que ustedes no son hombres'", relata Mohamed, hermano del capitán del equipo Al Masry, Karim Zekri.

Por su parte, como en otros episodios violentos registrados en los meses anteriores, el gobierno culpa de la matanza a un misterioso complot que pretende "desestabilizar el país", un mecanismo que parece prestado del manual del régimen anterior.

Además, el mariscal Hussein Tantawi, presidente de la Junta Militar, parece recurrir a otra medida habitual: la apertura de una comisión de investigación. "Los culpables serán castigados", aseguró en declaraciones a la prensa.

El gobierno civil: un sueño incumplido

A tenor de los últimos acontecimientos, el profesor Omar Ashour del Instituto de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad de Exeter considera que, evidentemente, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas ha administrado mal el proceso de transición.

"Todas estas expectativas: una mejor economía, la dignidad, la libertad y el pan son todas las consignas de la revolución no se han cumplido un año después del inició de la revolución", comenta Ashour a RT.

Asimismo, el experto agrega que los manifestantes enojados, en su mayoría jóvenes entre los que figuran gran número de aficionados al fútbol, no pueden traer una nueva revolución, pero sí podrían ejercer una enorme presión sobre el Parlamento recién elegido y el Consejo Militar.

Mubarak irá a prisión

En medio de las turbulencias que vive Egipto, Mubarak será trasladado dentro de poco a una prisión, en cuanto sea acondicionado el lugar para recibir al derrocado presidente, que arrastra serios problemas de salud tras sufrir un ataque cardíaco. Así lo informan algunos medios.

Desde que fue detenido en abril, Mubarak permaneció ingresado en un hospital militar durante la celebración de su juicio. Se le acusa de haber ordenado la muerte de cientos de manifestantes.

Además, según las autoridades, casi 50 funcionarios del régimen de Mubarak serán alojados en otras cinco prisiones de la zona de El Cairo, entre ellos los dos hijos de Mubarak.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias