X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/dno

Siria: “Muchos hospitales fueron destruidos, pero no es una catástrofe humanitaria”

Publicado: 14 ago 2012 15:00 GMT | Última actualización: 14 ago 2012 15:06 GMT

Los funerales de soldados ya son algo habitual para el pueblo sirio y los anuncios sobre los entierros en los periódicos locales ocupan páginas enteras. Sin embargo, quienes pierden a sus seres queridos nunca se acostumbran, incluso en las épocas más severas.

Antonio PampliegaAFP
Síguenos en Facebook
“Mi hermano... Como muchos otros, murió por Siria. Estaba en contra de los que buscan su desintegración”, recuerda el militar Jeni Rasmi, hermano de un soldado asesinado.

Jeni Rasmi no puede contener las lágrimas. Después de la muerte de su hermano, para él en este conflicto no existen más compromisos: hay una sola verdad por la que está dispuesto a morir y a matar.

La familia del teniente coronel Adib Jamadán fue más afortunada: él está vivo. Hoy sus parientes llegaron para verlo en el hospital donde se encuentra, tras sufrir el ataque de un grupo de hombres armados.

“Cuatro insurgentes me atacaron. Ellos mataron a mi amigo y a mí me hirieron. Luego me dejaron en una carretera en los suburbios de Damasco. Nuestros soldados me encontraron y me trajeron aquí”, le contó a RT el teniente coronel Adib Jamadán.

Historias como esta son numerosas. Decenas de soldados cada día resultan heridos solo en la provincia de Damasco. En estas condiciones, muchos hospitales militares no logran atender a todos los que necesitan asistencia médica. Las clínicas civiles abren entonces sus puertas para ellos.

“Nuestro hospital originalmente es civil, eso sí. Pero en las condiciones actuales no podemos hacer diferencia entre medicina civil y militar. Atendemos a todos: sean sirios o extranjeros, soldados o refugiados”, dice el médico Raif Yasín, director de un hospital civil.

Y los médicos ratifican las palabras del director a través de lo que ven en la práctica diaria. Dos de los ocho pacientes que ahora se encuentran en reanimación son soldados que resultaron heridos en enfrentamientos armados.

Cuando se le pregunta a uno de los facultativos, el doctor Ahmed Zaradi, si su hospital logra cumplir ese “trabajo adicional” y si tienen suficientes medicamentos para ello, de repente contesta: “Claro que logramos. Y tenemos toda la medicina necesaria, no hay ningún problema con su suministro”. 

Y esto se refiere -según la viceministra de Sanidad de Siria, Radzhua Zhbeili- a la mayoría de los centros hospitalarios del país. La funcionaria dice que los medios dibujan un cuadro mucho más oscuro de lo que en realidad es.

“Sí, hay dificultades en ciertas provincias. Muchos hospitales han sido destruidos. Pero no se trata de una catástrofe humanitaria. Tenemos reservas estratégicas de medicamentos y seguimos produciendo. Y los que no podemos importar por sanciones de países occidentales, los compramos en Rusia, Irán o China”, explica la funcionaria. 

Las tareas que cumplen los médicos sirios cada día son más complicadas y amplias, pero a pesar de ello no solo no bajan los brazos, sino que también dan esperanza a los demás.

“Ellos podrían servir de ejemplo para los que están involucrados en el conflicto sirio. Ejemplo de no hacer diferencia entre civiles y militares, cristianos y musulmanes, autoridades y opositores. Pero parece que Siria ya ha llegado al punto, donde este patrón de conducta se está quedando sin seguidores”, cree Radzhua Zhbeili.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias