Actualidad

Intenta suicidarse uno de los dueños de la discoteca incendiada en Brasil

Publicado:
Elissandro Spohr, uno de los propietarios de la discoteca brasileña Kiss, cuyo incendio dejó al menos 235 muertos, ha intentado suicidarse en el hospital en el que se encuentra internado y permanece detenido bajo custodia policial.

El empresario intentó ahorcarse con una manguera en uno de los baños del hospital de la localidad de Cruz Alta donde está siendo tratado por problemas respiratorios a causa del incendio. Tras el incidente, el detenido ha sido esposado a la cama para impedir que intente quitarse la vida de nuevo.

La tentativa de suicidio se produjo mientras salen a la luz nuevas sospechas de irregularidades en el local nocturno. "Ya tenemos varios indicios de que ese establecimiento no podría haber estado funcionando. Si la discoteca hubiese cumplido todas las exigencias no hubiéramos tenido una tragedia", indicó Marcelo Arigony, uno de los comisarios de la Policía Civil del estado de Río Grande do Sul.

Al parecer, el incendio fue el resultado de una cadena de negligencias: la licencia de funcionamiento había vencido, la espuma utilizada como aislante acústico del club no cumplía con las normativas de su uso, los extintores no funcionaban y los porteros obstaculizaron la salida para que la gente no abandonara el local sin pagar la cuenta.

La policía también señala entre las irregularidades la falta de control en el acceso al local, que tenía una capacidad para 691 personas, pero que acogía más de mil en el momento de la tragedia.

Los músicos, que fueron acusados de provocar el incendio con fuegos artificiales usados durante el concierto, admitieron su culpa y declararon que no eludirán su responsabilidad. Actualmente se encuentran detenidos los dos propietarios del club y dos músicos, mientras la policía investiga la tragedia.

RT