Economía

El alza del petróleo enfanga a EE.UU. y Europa

Publicado:
Tras estudiar los efectos del alza de los precios de petróleo en varias economías del mundo, analistas del FMI concluyeron que los principales perdedores de las crisis petroleras son EE.UU. y Europa, mientras que China y Japón salen ganando.
Los expertos estudiaron la evolución de 50 países desde 1978 hasta 2011 para entender la correlación entre los precios del petróleo y el desarrollo económico.

En general, el aumento de los precios del petróleo se debe a dos factores: el rápido crecimiento de la economía mundial conduce a un rápido aumento de la demanda de petróleo. Además, los precios del petróleo se incrementan debidio a las interrupciones de suministro, como ocurrió, por ejemplo, durante la primavera árabe.

La subida de los precios conduce a la recesión en los países importadores, pero de ella se benefician las economías ricas en petróleo y las economías de Asia que comercian activamente con ellas.

Malo para EE.UU., bueno para China
 

La mayoría de estos 'shocks' afecta a los mayores importadores mundiales de petróleo, como EE.UU. y Europa: la crisis de precios conduce a un largo declive en la actividad económica en estos países. No en vano, un 37% de las necesidades energéticas de EE.UU. se satisface por medio de petróleo y mientras que en Europa el porcentaje es se reduce al 23%.

China y Japón, por el contrario, han sorprendido a los expertos. Ellos importan petróleo, pero el aumento repentino de los precios propicia un crecimiento más rápido de sus economías.

Esto se debe a sus estructuras de consumo de energía, ya que China es más dependiente de carbón que del petróleo. En 2010, el 80% de las necesidades energéticas quedaron cubiertas con carbón, mientras que en el caso del oro negro el porcentaje es de un 18%. China consume alrededor de la mitad de carbón que se extrae en el mundo y la mayor parte del carbón lo produce él mismo.

Durante las crisis petrolíferas el PIB de China crece, ya que los exportadores de petróleo compran más bienes chinos: su participación en las exportaciones de China asciende al 14%.

El mismo efecto explica también los beneficios de Japón por la fuerte subida de los precios del petróleo: la participación de los exportadores de petróleo en su comercio es aún mayor, de un 22%. En otros países asiáticos se produce el mismo fenómeno.

Cuando se produce una caída de la producción de petróleo en el mundo, ello impulsa el PIB de China y Japón en los 20 trimestres subsiguientes.

Los exportadores siempre ganan
 

Los 'shocks' también reportan grandes beneficios a los países con grandes reservas de petróleo que se pueden permitir el lujo de aumentar la producción, como Canadá, Irán, Ecuador, Venezuela y otros.

El rendimiento de sus economías aumenta drásticamente, y la proporción de los ingresos del petróleo al PIB sigue siendo alta durante muchos años.

Los países exportadores de petróleo prácticamente no se ven afectados a causa de la inflación, ya que el aumento de los precios en los mercados internacionales queda compensado por el fortalecimiento de sus monedas.

Covid19