X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6qlp

¿Son terroristas los Hermanos Musulmanes? 


Publicado: 10 may 2019 11:09 GMT

Según un artículo publicado por el New York Times el 30 de abril de 2019, la Casa Blanca se estaría planteando designar como organización terrorista a los Hermanos Musulmanes. Desde el anuncio, las voces internacionales no tardaron en dividirse entre los críticos y quienes apoyan la decisión.

La hermandad, por su parte, respondió con un comunicado en el que afirmaban que "permanecerán cada vez más fuertes con la gracia y el poder de Dios al margen de cualquier decisión".

Los Hermanos Musulmanes se crearon en 1928 en Egipto, de la mano del clérigo Hassan al-Banna. La ideología pan-islamista de la hermandad surgió como una forma de combatir al colonialismo británico a través del revivalismo del islam y la sharía. El liberalismo, el nacionalismo o el socialismo son desde el principio los grandes enemigos de los Hermanos Musulmanes, por ser ideologías asentadas en el secularismo y la separación entre clero y estado. Todos los que no piensen como la hermandad, son enemigos de la hermandad. Solo aceptan el gobierno islámico, en una interpretación tan estricta que incluso los ha enfrentado a la monarquía saudí que los acogió en su día por teorizar que esta no tiene legitimidad islámica de existir a pesar de gobernar mediante la sharía.

Alberto Rodríguez García, periodista especializado en Oriente Medio, propaganda y terrorismo.
"Meter a los Hermanos Musulmanes en la lista de grupos terroristas, implicaría sancionar tanto a miembros de la organización como a quienes colaborasen con la misma, y ahí es donde EE.UU. entra en contradicción consigo, ya que debería sancionarse a sí mismo". Alberto Rodríguez García, periodista especializado en Oriente Medio, propaganda y terrorismo.

En Egipto, la hermandad asesinó al primer ministro Ahmad Mahir Pasha en 1945, a su sucesor Mahmoud Nokhrashy Pasha en 1948 y al presidente Anwar Sadat en 1981. Pero no solo se han quedado en su país de origen. Allá donde la hermandad prospera y consigue algo de poder, proliferan la violencia y la muerte.

Meter a los Hermanos Musulmanes en la lista de grupos terroristas, implicaría sancionar tanto a miembros de la organización como a quienes colaborasen con la misma, y ahí es donde Estados Unidos entra en contradicción consigo, ya que debería sancionarse a sí mismo. Ya no solo por haber utilizado a la hermandad como ariete contra gobiernos árabes seculares; sino que además, a nivel interno, el gobierno estadounidense se ha relacionado en algunas ocasiones con el Consejo de Relaciones Américanas-Islámicas (CAIR), que los más críticos aseguran, tiene conexiones con la hermandad.

Designar a los Hermanos Musulmanes como organización terrorista, también generaría nuevos problemas diplomáticos para Estados Unidos. Automáticamente anularían la legitimidad internacional de Qatar y Turquía, cuyos gobiernos están ligados a la hermandad, minando cualquier relación diplomática que se quiera llevar a cabo. Estos dos países además, tendrían que sufrir unas sanciones que los aislaría del mercado global como ya pasó con el Sudán de Bashir cuando los estadounidenses lo designaron "estado patrocinador del terrorismo".

El costo diplomático sería demasiado grande para la Casa Blanca, perdiendo más de lo que ganan contentando a Egipto con esta decisión. Por no entrar a comentar el anti-americanismo que surgiría como respuesta en las comunidades más conservadoras de Oriente Medio.

Pero no parece que vaya a prosperar la decisión. EEUU tendría que demostrar que la hermandad es una amenaza interna real, y aunque su filosofía sea beligerante y peligrosa, no suponen ningún problema para el gobierno norteamericano. Principalmente porque no van a morder la mano que les da de comer en Oriente Medio o… al menos, la que les permite comer.

La decisión realmente es poco más que un mensaje mediático, un tirón de orejas, dirigido a Qatar y Turquía por bascular hacia Irán debido a su enemistad con Israel y las petro-monarquías del golfo. Del mismo modo, es un gesto de amistad hacia Egipto, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos.

Sin los Hermanos Musulmanes no habría ni al-Qaeda ni Estado Islámico

Los Hermanos Musulmanes no son una organización terrorista, pero son una organización peligrosa porque carga las armas ideológicas de los terroristas.

'Los hermanos' fueron muy inteligentes evitando involucrarse directamente en actividades terroristas. A fin de facilitar su actividad misionera, la violencia se la dejaron a sus "marcas blancas" como Liwa al-Thawra, que sí están designados por EEUU y más países como organización terrorista.

Alberto Rodríguez García, periodista especializado en Oriente Medio, propaganda y terrorismo.
"No son una organización terrorista, pero son una organización peligrosa porque carga las armas ideológicas de los terroristas". Alberto Rodríguez García, periodista especializado en Oriente Medio, propaganda y terrorismo.

Aunque sea difícil asociarlos a actividades terroristas en los últimos años, siempre se encontrará la sombra de la hermandad en los grupos y terroristas más importantes del momento. Sayyid Qutb, miembro de los HHMM hasta su ejecución en 1966 por participar en el intento de asesinato del presidente egipcio Abdul Nasser, es uno de los ideólogos más importantes del terrorismo yihadista global. Su obra ha servido de inspiración incluso para Abu Bakr al-Baghdadi, el 'califa' del Estado Islámico. Otro ideólogo importante de la hermandad es Said Hawwa, que elevó el nivel de fanatismo abogando por el exterminio de los alawitas e ismailíes amparándose en los textos del teólogo medieval Ibn Taymiyya, de la escuela Hanbali y uno de los padres del radicalismo islámico actual.

Asentados también en Europa, los Hermanos Musulmanes son la antesala del radicalismo yihadista más peligroso. Abu Dahdah, por ejemplo, fue miembro de los Hermanos Musulmanes en Siria y líder de al-Qaeda en España.

Pero a pesar de su ideología radical, los Hermanos Musulmanes se valen de la 'taqiyyah' para mentir, para disimular y ocultar sus objetivos. Utilizan la taqiyyah para abrir mezquitas y para radicalizar a la juventud en pos de ganar fuerza y simpatizantes que financien desde occidente sus guerras en Oriente Medio y el Norte de África.

Los Hermanos Musulmanes son lobos que se visten con piel de cordero, en los países árabes a través de la obra social, y en Europa a través de un supuesto (pero falso) islam liberal, democrático y moderno. Un islam tan liberal, democrático y moderno que su teoría fue fundamental en la formación ideológica de los fundadores de al-Qaeda. Uno de los fundadores y actual líder del grupo terrorista, el egipcio Ayman al-Zawahiri, además de estar inspirado por teóricos de la hermandad, fue parte de la organización.

Si bien Hermanos Musulmanes y al-Qaeda no son lo mismo, difieren en la táctica, pero comparten objetivos siendo, como decía, los Hermanos Musulmanes la antesala del terrorismo. Sus simpatizantes solo necesitan un ligero impulso para pasarse a la violencia militante. Es por esto mismo que incluso liderando al-Qaeda, en su video de 2018 "América es el mayor enemigo de los musulmanes", Ayman al-Zawahiri todavía defendía las posiciones de los Hermanos Musulmanes llamando a la unidad por una causa común.

Alberto Rodríguez García, periodista especializado en Oriente Medio, propaganda y terrorismo.
"Crecen y se expanden con la complicidad de los medios pseudo-progresistas anglosajones que, en una supuesta lucha contra la 'islamofobia', son capaces de justificar las corrientes más aberrantes, violentas y beligerantes del integrismo islámico". Alberto Rodríguez García, periodista especializado en Oriente Medio, propaganda y terrorismo.

No se puede entender a los terroristas como simples "lobos solitarios". Éstos siempre tienen un background ideológico. Un adoctrinamiento previo que es lanza a cometer atentados. Sí, quien les invita a matar son al-Qaeda y Estado Islámico, pero… ¿de dónde salen las ideas que justifican matar por la religión?¿de dónde salen el odio a los infieles, a los politeístas, a los "hipócritas" y a cualquiera que no abrace su objetivo de crear un gobierno islámico? Que los Hermanos Musulmanes formen un partido político en lugar de una célula terrorista no los convierte en actores legítimos; ni mucho menos en demócratas. Sobre todo cuando las ideas de su partido son la base ideológica de muchas células terroristas.

El que fuera presidente de Egipto por parte de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Morsi, dejó muy clara la postura de su organización al afirmar: "El Corán es nuestra constitución, el Profeta nuestro líder, la Yihad nuestro destino, y la muerte en nombre de Allah nuestro objetivo".

Y mientras, crecen y se expanden con la complicidad de los medios pseudo-progresistas anglosajones que, en una supuesta lucha contra la 'islamofobia', son capaces de justificar las corrientes más aberrantes, violentas y beligerantes del integrismo islámico. De este modo, como los sionistas hacen con la carta comodín del 'antisemitismo', los Hermanos Musulmanes y sus apologistas se protegen de las críticas tachándolas de 'islamofobia'.

RT

Etiquetas:

Artículos anteriores de experto

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies