X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3q85

¿A quién sirve la Organización de Naciones Unidas?

Publicado: 5 may 2015 13:51 GMT

Cuando este 9 de mayo se cumple el 70 aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi por las fuerzas de la Unión Soviética y cuyo sitio de Stalingrado fue el principio del fin para Adolf Hitler, evidencia que se ha intentado negar por las potencias occidentales que participaron en el conflicto de modo parcial, la Organización de Naciones Unidas (ONU), creada a raíz de esa capitulación, tiene que contar su propia historia también.

Y ello es necesario puesto que cada día se ve con mayor claridad y preocupación que la otrora institución "imparcial" hoy actúa cuando los intereses de los poderosos están en juego o, simplemente, es obligada a reaccionar por la fortaleza de naciones soberanas, aunque sin la valentía y decisión que se requiere.

Las preguntas son muchas y las debe responder sin ocultarse.

Ante la crucifixión de un independentista por elementos nazis en Kiev, aún no se conoce una acción decidida para investigar y sancionar a quienes emitieron un video donde muestran clavando sus manos a esta persona y luego quemándolo. De igual modo, frente al incendio de Odesa donde más de cincuenta personas fueron incineradas en su interior, con tácticas similares al Ku Klux Klan, ninguna manifestación efectiva ha sido realizada.

En ese sentido, ¿cómo explicar que las Naciones Unidas permita que, justo en el momento en que los diversos sectores políticos yemeníes estaban al borde de un gobierno de unidad para compartir el poder, comience la intervención de Arabia Saudí y no la detenga de inmediato? ¿Para qué sirvió la manifestación realizada en las calles de calles de Nueva York y luego frente a la sede de la ONU por los familiares de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos en septiembre pasado, excepto por alguna entrevista formal? ¿En qué ocasiones se ha manifestado Ban Ki-moon contra la segregación racial, Guantánamo, la pena de muerte y el negocio de explotación en las cárceles en EE.UU., realizando una acción mundial al respecto?

Aún más: ¿Cuántas veces se ha actuado por sobre el Consejo de Seguridad y las medidas adoptadas, sobrepasando su autoridad y realizado intervenciones, genocidio, destrucción y violación de los derechos humanos, sin que ésta intervenga? ¿Es válida la existencia de las NU solo para acompañar algunos procesos como tragedias, terremotos, conflictos parciales, o es más adecuado dejarlo a instituciones específicas con especialistas en esos campos y que actúan con mayor eficiencia? ¿Servirá en el mundo tener una organización que de recomendaciones morales sobre la vida social, rechazos, lamentaciones, permitiendo la impunidad, y no realice un proyecto estratégico de resolución de conflictos apelando a los pueblos soberanos?

Cuando la ONU no reacciona con valentía ante un video donde queman vivo a un independentista en Ucrania, la respuesta es clara: esa organización debe ser reformada radicalmente o finalizada por su incompetencia para servir los intereses de los pueblos y no el de las Cooperativas Transnacionales.

El caso de Yemen demuestra la ineficacia efectiva pues el conflicto que lleva más de cuatro mil víctimas con cientos de niños asesinados, se extiende cada día y la nueva coalición monárquica occidental sigue en su empeño de poner nuevamente a un presidente dimitido, similar al shá en Irán. Lo delicado es que ello ha permitido que Al Qaeda se interne en este país haciéndose fuerte en otro califato, es decir, el terrorismo apoyado por Arabia Saudita, lo que parece una paradoja.

No se puede negar que la ONU ha denunciado varios hechos importantes como, por ejemplo, que la situación de los refugiados iraquíes y sirios es insostenible, pero sin realizar las acciones lógicas para detener la intervención extranjera. Destaca la oficina del Alto Comisionado para los Refugiados, que ha regañado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por el "fracaso para ejercer su autoridad" en terminar la guerra en Siria e Irak, la primera con más de 250.000 muertos y ambas con 14 millones de personas desplazadas, situación que se ha convertido en "algo absolutamente insostenible". Todo ello implica que la organización está conflictivada en su interior.

Siete características que aqueja a la ONU

La organización, pese a servir también como garante parcial de cierto equilibrio geopolítico, está cruzada por siete debilidades inclementes que no ha resuelto.

1.      No posee el poder para castigar, sancionar, ordenar, etc., si no es en conjunto entre las naciones soberanas y colonialistas, lo que hoy ya no se está dando debido a la visión antagónica en diversos fenómenos sociopolíticos que se presentan actualmente.

2.      EE.UU. ha pasado sobre todas las resoluciones que la pudiesen afectar demostrando que éstas no poseen ningún poder de controlar conductas que violen dichas definiciones. Hoy mismo, hasta Arabia Saudita, monarquía despótica no democrática, se da el lujo de sobrepasar a la organización.

3.     No tiene el poder para resolver ningún asunto importante puesto que sus lamentos, condenas, denuncias quedan en el plano retórico.

4.     No es una voz moral en el planeta ya que al no comprometerse en la solución de los conflictos ha quedado marginada a noticia sin constatación.

5.     La Secretaría General se ha convertido en una acción de tránsito internacional pagado, con declaraciones que son simplemente información de posturas personales sin impacto real.

6.     Sirve básicamente a los intereses coloniales, exceptuando algunas acciones secundarias donde se hace parte de la soberanía de las naciones en la medida que exista un equilibrio de fuerzas entre los intereses autónomos, de soberanía, y las acciones coloniales modernas.

7.     La discusión al interior referente a una reforma profunda, hasta el momento sigue sin ser desburocratizada y ha sido detenida por los intereses de quienes desean que todo continúe igual, o sea, como un instrumento que no propicia la descolonización o la paz mundial, ni actúa eficientemente para lograrlo.

¿Cuáles son las alternativas?

Indiscutiblemente las Naciones Unidas han jugado un rol importante en diversos campos como el de la ayuda a refugiados, en salud y procesos humanitarios, con el aporte en tragedias insondables, entre otros sectores. No obstante, en el área política, que es definitiva para la resolución de los conflictos mundiales, su rol ha sido cuestionado profundamente por su inacción dejando que se martirice a numerosas naciones o por su acción descarnada autorizando intervenciones graves.

Afortunadamente, no se puede desconocer que las posiciones de Rusia y China han tenido un impacto importante para frenar la invasión de países, aunque "respetadas" solamente por el miedo que infunden a sus contradictores. Esa diplomacia no es la correcta como política oficial en el marco de un proyecto humanizador, inteligente, equitativo. Aunque en ciertas ocasiones ha permitido defender a los pueblos gracias a la oposición en el Consejo de Seguridad, lo que de por sí es encomiable pues ha posibilitado que el exterminio no se materialice. Cabe ratificar que esa fórmula es insuficiente ya que en algunos casos permite proteger mientras en otros sin la venia del Consejo se extermina, como el caso de Yemen ahora, Ucrania o de Palestina desde el siglo pasado.

Por ello, deberá promoverse una reforma estructural o en su defecto las incoherencias y debilidades proseguirán dando al mundo una señal equívoca, lo que daría bases para que se piense en su disolución si no sirve al mundo en su conjunto.

Algunas de las medidas tendrán que ser la creación de un tribunal internacional para juzgar a los delincuentes responsables de las guerras en Libia, Irak, Siria, Ucrania, Yemen, entre otras, estableciendo cadena perpetua como ejemplo para la humanidad. Asimismo, ello dará un severo mensaje a aquellos que establezcan la guerra como fuente del desarrollo social y armónico de la población, pues sus acciones serán perseguidas como crímenes de lesa humanidad.

En este sentido, se deberá sancionar a la Unión Europea al plantear que los navíos que porten inmigrantes deberían ser bombardeados para limitar el ingreso a sus costas, pese a que ésta ha sido originada por el modelo económico neoliberal, la explotación de esas naciones y guerras  colonizadoras, causantes de ese fenómeno. Es inadmisible esa afirmación.

Mientras la ONU siga existiendo en esas condiciones servirá simplemente para detener todos los esfuerzos transformadores de los pueblos o para difundir, aunque sin poder, un mensaje de serenidad que no existe.

Cabe reconocer que esos esfuerzos aislados de vez en cuando, muchas veces basados en la sensibilidad caritativa más que en una solución real, se han quedado en el campo de la denuncia o lamentos, utilizado como argumento o noticia en los Medios aunque sin obtener resultados propositivos.

Actualmente la ONU es un centro de discusión donde los conflictos se están haciendo más agudos, como las denuncias sobre el martirio de los palestinos o las críticas severas de Corea del Norte sobre esta organización como legalizadora del terrorismo al no combatir con sus fuerzas dicho flagelo. La reforma al Consejo de Seguridad ampliando el número de miembros con derecho a veto también supondría una discusión interminable pues las potencias occidentales pasan sobre sus decisiones sin importar lo que allí se decida. La Coalición de las monarquías es una constatación.

Las interrogantes deberán ser abordadas para realizar en transparencia cualquier intento de reforma verdadera: ¿Cómo actuó la ONU ante la ocupación de Vietnam y los millones de civiles masacrados por las bombas de napalm, prohibidas internacionalmente? ¿Cuál fue la manifestación seria de la ONU ante las dictaduras en América Latina? ¿Por qué no reacciona frente a la tortura realizada a miles de ciudadanos en el mundo? ¿Debido a qué permite la usurpación de territorios como Malvinas y Guantánamo actualmente? ¿Qué ha hecho frente al genocidio en Yemen y Palestina? De sus respuestas procederán las propuestas.

Finalmente, los gobiernos progresistas del mundo deberán actuar coordinados para iniciar una campaña sólida con el fin de poner en contradicción a dicha organización a través de un sólido movimiento de reflexión que dirija de modo diferente sus propósitos: la paz verdadera, en equicracia, con modelos de desarrollo basados en los intereses de sus pueblos, sin limitar sus riquezas a la privatización, son algunas de las constantes que la organización deberá tener como sus principios de esencia si desea servir al planeta y su vigencia futura.

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias