X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/wMo

Estados Unidos: ¿por qué no se van del país?

Publicado: 21 abr 2014 20:58 GMT
"Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad" Simón Bolívar

La pregunta es el título de una reconocida canción del conjunto chileno Los Prisioneros, a raíz del golpe militar de Augusto Pinochet y auspiciado por la CIA, que parece extenderse por el planeta como un reguero de pólvora. Y ello se debe principalmente a que los niveles de reprobación de la intervención del régimen estadounidense en el mundo están mostrando niveles alarmantes, que pueden desembocar en una reacción de los dirigentes de este país con la mayor crudeza posible, propia de su incapacidad al no comprender que existe un nuevo siglo pleno de oportunidades, incluso para ellos, si actúan sabiamente, y donde el axioma de la soberanía se disemina con rapidez.
 
El caso de Ucrania ha sido el evento que ha demostrado una injerencia absoluta y los más altos niveles de cinismo que puedan mostrarse a la opinión pública. Por un lado se apoya a un Gobierno producto de un golpe de Estado, se niega su carácter nazi, se defiende la violencia étnica y lingüística, suspenden canales de televisión rusos, además de la acción armada sobre la población, mientras que en el plano internacional apoyan la tesis de la necesidad de paz violando los acuerdos del 17 de abril reciente. El hecho de que el director de la CIA viaje a ordenar a los dirigentes autoproclamados de Kiev que usen la ley del orden o muerte significa que este sector no tiene autonomía y sus decisiones son de la menor independencia existente.
 
Los pueblos conscientes del mundo, incluidos los europeos, exigen ya que el régimen estadounidense retire sus mercenarios, terroristas, redes, presiones y violencia, del mundo que desea libertad y deje que cada uno, con sus propias contradicciones, vaya paulatinamente resolviendo sus particularidades y donde el apoyo de la ONU solo sea aceptable si no favorece los intereses de los mercaderes de la muerte que usan la guerra para hacer sus propios negocios y apoderarse de las naciones. La Complementariedad es ahora la política legítima de la diplomacia.
 
Más bien, la propuesta es que Barak Obama definitivamente se concentre en resolver las graves dificultades internas de su nación, que son muy graves y un ejemplo negativo para el planeta donde ni la libertad ni la democracia son sus principios rectores. Ya es el momento de resolver el problema de la pobreza superior al 20%, la desigualdad económica (Krugman), la violencia e inseguridad que aqueja a todo el territorio, la represión a los ciudadanos que discrepan y donde lanzar un zapato a Hillary Clinton es sinónimo de terror, sin descuidar un número inverosímil de presos políticos versus traficantes o terroristas asilados. Es prioritario resolver los más altos índices de endeudamiento del orbe y una inflación manejada artificialmente que, de no ser así, superaría el 100% pues no tiene respaldo económico suficiente y se basa en el subsidio a los productores con capitales extraídos en mayor parte de otros continentes y, en especial, de América Latina.
 
El mundo no puede olvidar el genocidio a los indígenas, a Guantánamo (centro de tortura en territorio ocupado de Cuba), la Escuela de las Américas donde se entrenó a todos los militares golpistas de Nuestramérica, los cientos de miles de asesinados y exiliados por obra de dichos actos, la pobreza absoluta a través del saqueo de las riquezas naturales y la condena al hambre, el uso del FMI y el Banco Mundial como usureros de los presupuestos del estado latinoamericano y del Caribe, y el apoyo irrestricto al terrorismo mundial. Es imposible no saber de la utilización maquiavélica que han hecho de los medios de información sumiendo a la ciudadanía en un sopor extraordinario, ocultando la realidad o deformándola según sus intereses, aterrorizando a la población estadounidense hasta tal punto que cree en invasiones de terroristas (actos que podrían ocurrir dado su apoyo a Al Qaeda).
 
Ante el debilitamiento del régimen que preside Obama, es factible predecir con cierto grado de certeza que los organismos internacionales, como la ONU, serán reformados o implicarán la creación de otros que se erguirán con suprema fuerza frente a estas asociaciones de injerencia. El aumento del poder soberano en Siria supondrá una mayor implicación de Estados Unidos junto con sus súbditos entregando a los grupos terroristas material letal y financiero, como lo han venido haciendo desde antes del conflicto. La creencia en los discursos será revaluada porque ya no corresponde a la realidad y los niveles de análisis contribuirán a demostrar quiénes han hecho de la avaricia y la crueldad su propósito. Ucrania resolverá su crisis implantada artificialmente a través de una tensión de fuerza que, si la violencia hacia el sureste continúa, desembocará en la proclamación de la independencia popular y, si es del caso, el apoyo de Rusia que no se quedará impávido pues no favorecerá el método de la hipocresía como lo hace la Unión Europea; discutir una nueva Constitución y respetar las voces ciudadanas es la línea roja que no se debe permitir que sea traspasada. Es absolutamente claro que la diplomacia euronorteamericana continuará con "valoraciones diferentes" respecto a la democracia y sus argumentos seguirán siendo parciales e informativos más que reales y válidos. La militarización de cuatro Estados dictatoriales como Baréin, Omán, Catar, Arabia Saudita, donde morir es natural para quien disienta, no impedirá que muy pronto reciban el invierno árabe en sus propios territorios. El incremento de la guerra mediática se acelerará en la medida que la falsedad de los hechos no pueda ser sostenida permanentemente y producto de la imposición objetiva de la verdad.
 
Tal como lo ha dicho el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, existe una tendencia a desvincularse de Estados Unidos y eso ha favorecido el desarrollo integral de los países de la región en la medida que se convierten en reales soberanías. Si el camino es separarse del amo transgresor, medroso, debe ser extendida esta idea para volver a los nuevos tiempos donde la igualdad entre las naciones y el tratamiento con respeto pueda ser el axioma obligado. No olvidar es el legado de los grandes mártires de la liberación y autodeterminación en equidad. El mandatario recuerda claramente lo que dijo William Howard Taft, presidente de Estados Unidos, cuando sentenció: "No está distante el día en que tres estrellas y tres franjas en tres puntos equidistantes delimiten nuestro territorio: una en el Polo Norte, otra en el Canal de Panamá y la tercera en el Polo Sur. El hemisferio completo de hecho será nuestro en virtud de nuestra superioridad racial, como es ya nuestro moralmente". Más bien, hoy día los pueblos latinoamericanos los quieren librar de tanta carga "por apoyarnos en todo".  
 
Cuando en una reunión del más alto nivel como es Ginebra, donde debe tratarse con ecuanimidad en inteligencia los conflictos de mayor envergadura, el secretario de Estado, John Kerry, presenta una supuesta carta del "gobernador popular" de Donietz con sello de un exalcalde (¡!) para denunciar un llamado a registrar judíos, se demuestra claramente como un burdo montaje para esgrimirlo como contraparte al terrorismo que ejerce Kiev (al igual que los falsos mapas de tropas rusas usados por la OTAN), evidenciando que para este tipo de funcionario oficial incluso el chisme es valioso como arma de ataque. Esos niveles de antiética en América Latina y el mundo son inaceptables pues reflejan que el cinismo es el instrumento político de su actuación desleal y hacen imprescindible la pregunta: ¿por qué no se van del país?
 
Es hora de que el régimen estadounidense tome conciencia de que la Excepcionalidad como doctrina está ligada al campo siquiátrico por su apelación al mandato divino desde la estratósfera, ya que la única ideología acertada es la que sustente el equilibrio, el respeto y, tal como dijo el inigualable Gabriel García Márquez, solo es legítimo mirar para abajo al otro cuando desees ayudar a levantarlo.

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias