X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/BP9

Tarea urgente: vencer en la guerra mediática. Caso Brasil, Hong Kong, Ucrania, México

Publicado: 31 oct 2014 16:43 GMT
Desestabilizar es el primer paso para un golpe de estado o  acción violenta contra un país soberano. Los Medios de información son  fundamentales  para crear escenarios artificiales, propiciar zarpazos y justificar internacionalmente la ilegalidad…o propiciar soberanía. 
 
Después de reconocer que no había ningún submarino ruso en el archipiélago de Estocolmo, el gobierno sueco ha quedado como otro ente especializado en falsear la realidad sin pruebas, igual que los supuestos datos sobre corrupción de la presidenta Dilma Rousseff o los juegos de tanques para Xbox aplicados a Ucrania con el fin de aparentar que pertenecían a Rusia. En esa dirección es que los gobiernos neoliberales, como el de Peña Nieto, permitan ocultar 43 estudiantes sin encontrarlos en un mes, y que se manifieste que la investigación del MH17 puede continuar más allá de una año, lo que corrobora cómo los Medios neoconservadores son manejados sin moral alguna con el objeto de conseguir  intereses de élites que se ubican por encima de la ley.
 
Triunfo estratégico de Dilma y obligatoriedad de transformaciones.
 
A diferencia de las transnacionales de la comunicación que enfatizan el éxito “pírrico” del PT en Brasil o emiten titulares enfatizando que es la victoria más estrecha en 25 años, la realidad es que perdió el candidato regresionista. No obstante es una lección esencial para los gobiernos que se consideran progresistas, o aquellos de “centro” como los de Michelle Bachelet y Hollanta Humala, confirmando que ceder principios sociales de soberanía para complacer a las élites siempre, siempre, debilita a aquellos líderes que se precian de ser avanzados.
 
La brutal campaña mediática realizada gracias a la concentración de la prensa en grados superlativos y encabezados por O Globo casi dio el resultado esperado, especialmentepor los rumores difundidos en las redes sociales sobre la supuesta muerte del empresario Alberto Youssef, uno de los dos principales delatores de la red de corrupción en la estatal Petrobras, hecho supuestamente sucedido el día de las elecciones presidenciales con el fin de inducir una votación negativa a la mandataria ya que habría sido envenenado por el gobierno para que no diese más detalles sobre dicha red.

Sin embargo, hubo otros elementos que sirvieron de combustible. Atilio Borón indica que si estuvo a punto de perder Dilma fue más a causa de errores propios que de los méritos de su opositor pues, además de continuar con la agenda neoliberal provocando la tiranía del capital financiero y la inmensa deuda pública del gobierno federal, se depreció la inversión pública amén de desmovilizar y despolitizar a los sectores populares, retrasando la solución en la desigualdad o el transporte público.
 
La tarea a partir de este momento es de carácter dual como mínimo: determinar una estrategia de limitación legal a la mentira como recurso cotidiano, afectando la concentración de la propiedad a través de una legislación contundente, y consolidar a los sectores populares, fuente de los proyectos democratizadores, poniendo los intereses sociales como las metas a alcanzar en este período por sobre las demandas de la banca.
 
Lo anterior polarizará dicha sociedad aunque fortalecerá las bases de la soberanía y es el costo de emprender las acciones para construir una sociedad donde la exclusión sea una palabra olvidada.
 
Hong- Kong: ¿”estudiantes prodemocráticos moderados”?
 
La fabricación de la supuesta masacre de Tianmen por los medios occidentales, escondiendo un intento de golpe de estado, violento, amparado por potencias neocoloniales, implicó una lección por lo que Hong- Kong no es tan fácil de subvertir por “estudiantes idealistas”.
 
Las protestas realizadas estos meses en Hong Kong tienen una explicación según la BBC Mundo, órgano informativo del Departamento de Estado estadounidense, como parte de la guerra mediática.
 
Según la BBC, desde que Hong Kong fue devuelto a China por parte de Reino Unido en 1997, este puerto  cuenta con algunos derechos como libre expresión, autonomía gubernamental y elecciones locales. Sin embargo, para elegir un nuevo gobernador los candidatos a estas elecciones deberán contar la aprobación del partido comunista, que gobierna en Pekín. Por esa razón se han realizado varias manifestaciones por estudiantes y académicos, reprimidas con dureza por la policía. Pero lo que los asustaría en realidad serían los estudiantes universitarios que desean  un cambio en el sistema (1).
 
BBC manifiesta que  esos estudiantes que se tomaron las calles para que sus voces fueran escuchadas, mientras los rociaban con gas pimienta y detenían a sus líderes, hizo que  aparecieran los académicos de Occupy que sintieron la necesidad de acompañar a sus estudiantes y que, ante la impotencia del gobierno, se culpa a “los extranjeros”, señalando que uno de los líderes estudiantiles del movimiento, Joshua Wong, no tenía vínculos secretos con el gobierno de Estados Unidos. Por el contrario, sostiene que tanto EE.UU. como Reino Unido se han mantenido al margen de la situación y, de todos modos, no está claro qué ganarían con la estrategia que denuncia Pekín. Lo cierto es que el verdadero peligro no serían los gobiernos extranjeros sino las ideas extranjeras: las que vienen de Occidente, ya que la República Popular China no habría logrado unificar su discurso más allá del anticuado y xenófobo nacionalismo. No se puede olvidar, asimismo, que la prensa occidental ha manifestado planetariamente que son estudiantes extraordinariamente pacíficos, ordenados y limpios (como lo propone El Mercurio, de Chile), que desean avanzar la democracia en China, una sociedad dominada por líderes supuestamente implacables y enigmáticos que siempre esconden los que piensan, tal como es presentado en el cine.
 
Sin embargo, la realidad tozuda ha demostrado lo contrario. Lo que lo que se conoce claramente es que la fundación NED (National Endowment for Democracy),  financia a la NDI (National Democratic Institute for International Affairs), para que “desarrolle la capacidad democrática de los estudiantes universitarios de Hong Kong”, con aportes reconocidos de 460.000 dólares en 2012, sin contar los ocultos que superan diez veces más esa cantidad. Como hoy se ha develado, la NDI es una organización que recibe fondos a través de la NED, fundación que subvenciona a grupos opositores (asociaciones, partidos políticos, patronales, sindicatos), en distintos países no alineados con los intereses de EEUU, bajo el pretexto del desarrollo y la promoción de la democracia con el objetivo final de forzar un cambio de poder, es decir, se encarga de la parte legal de las operaciones ilegales de la CIA: las “revoluciones de color” son un ejemplo, junto con la oculta manipulación, en forma de movimientos opositores-ONGs (“organizaciones no gubernamentales”), que realizan las acciones violentas sin comprometer a las potencias.
 
El Ministerio de Exteriores de China ha condenado todo tipo de intervención extranjera en los asuntos de Hong Kong y ha advertido que Pekín lo percibe como una injerencia a sus propios asuntos, corroborando dicha afirmación las “coincidencias” similares a Kiev donde bandas nazis se organizaron siguiendo mismos parámetros para desestabilizar gobiernos legales a través de “estudiantes prodemocráticos”. El caso de Yohani Sánchez, la funcionaria “juvenil” de esta entidad infiltrada en Cuba, coincide con la del “líder estudiantil” Joshua Wong, cuya figura y movimiento “Scholarism”, fundado en 2012, está captando buena parte de la atención mediática en las protestas opositoras de Hong Kong. Otro de los líderes, Alex Chow, dijo que los manifestantes no se retirarán hasta que el Gobierno les dé concesiones, lo que atrasa mucho más las negociaciones ya fijadas entre ambas partes.
 
Como se sabe, las autoridades declararon su disposición a dialogar lo que dio como resultado una disminución en las protestas…por cuya razón nuevamente se comenzó el bloqueo de calles pues el objetivo no era conversar civilizadamente sino provocar conflicto para obligar a una respuesta, acusar al gobierno y luego  ir escalando en la acción combativa de carácter violento utilizando los medios internacionales, evadiendo la verdad de las intenciones golpistas o tipo Maidán. BBC Mundo es un ariete de la información sesgada.
 
Se sabe hoy que Washington comenzó a desestabilizar  China desde el intento de golpe de estado Zhao Ziyang (presentado en Occidente como  "movimiento democrático" de Tiananmen). Hong Kong es el objetivo ya que es el único territorio de la República Popular China accesible sin visado, tal como lo expone Manlio Dinucci.
 
Respecto a los académicos puros y reflexivos, Benny Tai, profesor que lanzó el movimiento "Occupy Central" y Martin Lee, fundador del "Partido Demócrata" de Hong Kong (enviado a Washington por la NED y recibido en la Casa Blanca por el Vicepresidente Biden), demuestra el apoyo intervencionista de las ONGs y la unión de organizaciones como Federación de Estudiantes de Hong Kong y Scholarism y el grupo activista Occupy Central With Peace and Love, las que provienen de los centros ideológicos que encubren objetivos de envergadura injerencista.
 
Tal como lo ha expuesto Dinucci, “casualmente” dos años después de que el dinero comenzara a fluir hacia los estudiantes universitarios estallaron las movilizaciones opositoras con las mismas demandas que había puesto sobre la mesa en 2012 la Casa Blanca.
 
Independiente de la guerra mediática en contra de China, habrá que manejar el asunto con suma prudencia y férrea seguridad para no permitir una escalada como en Ucrania o hace 40 años en Chile.
 
Ucrania se radicaliza hacia tendencias autoritaristas.

Las recientes elecciones parlamentarias en el país, bajo condiciones de represión, angustia, miedos, y en una ofensiva sobre el sureste de la nación, ha dado como resultado que se fortalezca la línea derechista del gobierno proclive al militarismo lo que hace temer el recrudecimiento de los ataques a las Repúblicas de Donetsk y Lugansk, las que realizarán sus propias elecciones en noviembre. Las actuales han sido bajo una "atmósfera de intimidación de la gente, en una atmósfera de guerra", dijo el líder de las autodefensas, Andrei Purgin, en Donetsk. Rusia ha manifestado que estos comicios abren nuevas posibilidades para implementar acuerdos de paz aunque producto de una "sucia y dura campaña electoral".
 
La información occidental daba a conocer que el Parlamento podría elegir 424 escaños de los 450, debido al “boicot en las zonas de Lugansk y Donetsk controladas por los rebeldes y en Crimea, anexionada por Rusia”. Daba cuenta también de la felicidad de los sectores de la línea dura al constar con cerca del 45% el bloque de Poroshenko (sin mencionar que es el actual presidente del régimen, elegido después de derrocar a Víktor Yanukovich), enfatizando en que había ganado la tendencia europeísta.
 
En este análisis se deberá ser muy cuidadoso pues los Medios no entregarán información secreta referente a la ofensiva que podría desarrollarse hacia el sureste, puesto que se tratará de consensuar una paz relativa. Las “ayudas” letales de la Casa Roja a Ucrania (las cuales se han seguido realizando), deben ser consideradas por Rusia como un ataque directo y se vislumbra como el camino razonable insistir en el cumplimiento de los Acuerdos de Minsk, aunque sin dejar de contemplar el apoyo a las autodefensas con igual número de ayuda militar para prevenir el genocidio y la confrontación directa para Moscú. Es hora de las posiciones más firmes en la arena práctica. Lo reclama el mundo soberano frente al poder despiadado de Catherine Ashton, agente europea, quien incentivó y participó de todo el proceso contrarrevolucionario y genocida del gobierno en Kiev, de las sanciones a Moscú, vinculada a la investigación del derribo del avión MH17 y quien tiene relación directa con éste.
 
¿México entre la espada y un gobierno fuerte?
 
Extraña que para el asesinato de los pasajeros del MH17 o el tema del ébola, los Medios de este país actuaron de inmediato, de modo preciso, culpando a quienes no son los autores aunque sin pruebas.
 
Sin embargo, en el caso de la masacre de estudiantes en la provincia de Guerrero, han sido remisos en informar sobre la verdad, ocultando el contenido investigativo y  despreocupándose de que, después de más de un mes, no se descubra que ocurrió con dichos jóvenes aunque un sacerdote, Alejandro Solalinde, ha sostenido que éstos fueron asesinados y calcinados con la complicidad de las autoridades. Por ello, el temor de la población a emitir opiniones o actuar legalmente ya que arriesgan su vida…y en México la palabra muerte se cumple. Más preocupante aún es su afirmación, no desmentida, que el gobierno hace parte de los hechos señalados por lo cual no se interesa por descubrir la verdad pues lo afectaría directamente al conocerse un historial delictivo que debe ocultar.
 
Producto de las protestas masivas de sectores sociales y pedagógicos se ha logrado la detención de más de cincuenta personas relacionadas con el hecho y se ha afirmado que  autores materiales han sido arrestados, según la Fiscalía General, pese a que aún no se sabe dónde se encuentran los estudiantes (¡!!). El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ha manifestado su pena y deseo de investigación aunque saldrá muy pronto del país a cumplir otros asuntos de alta significación. Los Medios de información han sido renuentes en analizar la realidad insistiendo en que se desconoce exactamente el origen de la problemática, repitiendo que el pasado 26 de septiembre un grupo de estudiantes normalistas de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa trataron de tomar unos buses en Iguala para usarlos en su protesta y que fueron agredidos por policías locales y personas armadas, sin escudriñar a los autores intelectuales ni destacar el heroísmo de los discentes, junto a la legalidad de los derechos perseguidos. El resultado fue de 17 heridos, seis asesinados y 43 personas desaparecidas.
 
Allí nuevamente quienes concentran los Medios en un porcentaje superior al 97%, destacando Televisa y TV azteca, de ningún modo expondrán la verdad en la medida que afecte a las élites. Por ello, la necesidad de vencer a la supuesta “libertad de prensa”.
 
¿Qué hacer ante está guerra de magnitud contemporánea por las mentes de la población?
 
La guerra mediática ha sido ganada hasta este momento por las élites transnacionales pues dominan prácticamente casi el total del espectro comunicativo fundamental, poseen el mayor número de periódicos, canales de televisión, radios internacionales, controlan con equipos organizados internet, espían todas las comunicaciones alternativas en diversos grados, y orientan desde un centro de inteligencia las noticias y su aplicación inmediata en el sistema planetario.
 
Ante dicha situación de desventaja comunicacional es de imperiosa necesidad ejecutar varias acciones potenciales que se pueden desarrollar inmediatamente y que es urgente su aplicación dada la coyuntura actual que favorece las posturas democráticas.
 
1. La primera decisión es explicitar en todo espacio de comunicación que las revoluciones de colores son precisamente una principal herramienta de los Estados Unidos  en su ofensiva contra la democracia y el progreso social, y ello es debido a su antiguo interés por dividir a la humanidad en campos antagónicos, pues se sustenta el poder omnímodo del capital lo que se traducirá en la victoria final del monopolio imperial en todo el planeta a través de la desestabilización de la democracia mediante todas las armas terroristas a las que tienen acceso.
 
Es decisivo aclarar que la NED financia reservadamente a “jóvenes estudiantes inocentes” que viajan a organizar violencias, tal como el reciente caso de un líder derechista chileno que, intentando subvertir el orden en Venezuela, tuvo que regresar apresuradamente, asustado y locuaz, debido a que fue descubierto en su intento.
 
2. Es fundamental seguir estableciendo una sólida posición de defensa de la soberanía nacional como lo están realizando en estas condiciones de infiltración Estados atacados por las transnacionales de la guerra. Son ejemplos en Latinoamérica Argentina, Ecuador y Bolivia (entre otras); en Asia, China, que no permite duramente la injerencia del Pentágono o, incluso, Corea del Norte; en Europa, el caso de Rusia es un símbolo del compromiso geopolítico.  Contrasta la posición “flexible” de México, Colombia, Perú, Chile, miembros del Tratado del Pacífico.
 
3. En el orden interno, la campaña mediática está vigente, coordinada, en plena acción, por lo cual  la acción urgente debe dirigirse en tres caminos: uno, leyes que establezcan un libertad de prensa real (no que el 99% de los medios pertenezca a la élite), postulando la ecuación 33,33% para lo privado, lo público y lo comunitario; dos, la creación de herramientas mediáticas tanto televisivas, prensa, radio e internet, consolidando una paridad en la comunicación que llegue a las grandes mayorías con carácter reflexivo; tres, propender por incentivar las reformas con justeza para garantizar las bases sociales para próximas elecciones, sin debilitar los proyectos de equidad, llamando a la consolidación de la real democracia.
 
América Latina debe estar consciente que se acercan tiempos vitales y de enfrentamientos aún más fuertes, los que deben ser desestimulados aprovechando la comunicación alternativa.
 
4. Debe trabajarse con vehemencia el acceso a mayorías parlamentarias que es desde donde proviene el control a la información, la exigencia de transparencia y las opciones de alternativas comunicacionales.
 
5. Se hace imprescindible generar una política comunicacional dirigida a estudiar la legislación inmediata para dictar una ley sobre la propiedad y ejercicio de los medios de información, investigar los mecanismos informativos de los sectores interesados en desestabilizar las naciones para denunciar su accionar, crear nuevos medios en los diversos campos para equilibrar la comunicación en provincias, regiones y pueblos, además de las capitales.
 
En esencia, estas medidas junto a muchas otras posibles, advierten que el trabajo persistente debe ser continuado e incrementado en esta coyuntura, aprovechando los vientos de real democracia que existe en el mundo y las fuerzas que se levantan para exigir justeza plena. Es la hora nueva.

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias