X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/4gzd

Irán vs Arabia Saudita: una feroz "cyberguerra"

Publicado: 28 may 2016 10:12 GMT | Última actualización: 28 may 2016 10:44 GMT

Hace algunas semanas, cuando visité el campamento de refugiados de Calais, me encontré un grupo de iraníes que decían escapar de Teherán como consecuencia de las políticas del régimen de los Ayatollah. Me contaban que no huían de las bombas, como los migrantes sirios o los afganos, que estaban en Europa en busca de la libertad, que eran testigos de una guerra distinta a la tradicional. Además de las restricciones habituales a las libertades civiles, el régimen iraní habría diseñado un sistema de control de las redes sociales para evitar que la Primavera Árabe (un movimiento que tuvo a Internet y los teléfonos móviles como herramienta emblema) se expanda a tierras persas.

De regreso de Calais comencé a investigar la cuestión. Me topé  con que el desarrollo de esas tecnologías de control fueron evolucionando en los últimos años al compás de una serie de batallas cibernéticas contra Estados Unidos, Israel y el régimen de Arabia Saudita (en donde además también se ejerce el control sobre sus ciudadanos).

En Agosto de 2012 treinta mil computadoras de la compañía petrolera saudí, Arabian Oil Co  fueron hackeadas,  un virus (como marca Iván Giménez Chueca en una reciente columna en el sitio EsGlobal) identificado como Shamoon, “ocasionó el borrado de datos en el 75% de las computadoras de la empresa”. Desde principios de esta década que se viene desarrollando una nueva Guerra fría pero por la vía virtual entre iraníes y árabes saudíes. Cada uno, con sus aliados.

En disputa está la hegemonía en Medio Oriente. Irán y Arabia Saudita no se disparan directamente con balas o tanques, lo hacen a través de Internet, sobre todo como vía de respuesta a episodios armados. Después de los ataques aéreos de Arabia Saudita en Yemen de finales de marzo de 2015,  la tensión con Irán se intensificó y los ataques cibernéticos aumentaron.

La International Public Information Clearinghouse reveló un bombardeo virtual entre hackers de Riad y de Teherán  manifestados en cambios de configuraciones de sitios web y  "secuestros" de cuentas de medios de comunicación de ambos lados, el puntapié inicial lo dieron hackers saudíes atacando la página web de la Agencia de Noticias Fars (la agencia oficial iraní), el 31 de marzo de 2015.

Toda guerra necesita de la conformación de ejércitos y este caso no es la excepción. La Yemen Cybernethic Army  (YCA: en español Ejército cibernético de Yemen) surgió a mediados de abril.  Su estreno fue atacando el diario saudí Al-Hayat y siguió  con una violación de datos en el Ministerio de Asuntos Exteriores árabe. El hecho de que Fars News y NewsQuickLeak.ir, dos de los medios más importantes de Irán, hayan tenido la "exclusiva" de los ataques de la YCA  sugieren la coordinación con agentes iraníes.

La rivalidad entre Irán y Arabia Saudita se extiende desde hace décadas. No es sólo una competencia económica dentro de los países petroleros, detrás hay diferencias culturales, históricas, nacionales  y, sobre todo, religiosas. Todo condensado en la vieja discusión entre Chiitas (Irán) y Sunnitas (Arabia Saudita), entre Persas y Árabes por predominar en Medio Oriente.

En la dimensión "real",  tal como sucedió en la Guerra Fría entre USA y la URSS, se han enfrentado bélicamente pero sólo a través del apoyo a terceros. Arabia Saudita apoyó fuerzas rebeldes al presidente Bashar Assad en Siria e Irán dio su apoyo al gobierno sirio. En Yemen sucedió algo similar, ambos intervinieron pero aunque Arabia Saudita lo hizo directamente, Irán lo hizo en las sombras para perjudicar a la invasión saudí.

La ciberguerra se muestra como la alternativa para la agresión directa, ya no es necesario ejercerla a través de un ataque físico o una confrontación por tierra, mar o aire. Algunos documentos aportados por el sitio RecordedFuture ayudan a sostener esa idea.

Hackeos y propaganda

En los últimos cinco años Irán se transformó en uno de los jugadores más importantes del mundo cibernético, los ataques que se le atribuyen van creciendo en sofisticación. Del otro lado, como  también marca el español Giménez Chueca, la inversión en ciberseguridad de Arabia Saudita superó los 6.000 millones de dólares en 2013, la sexta parte de su presupuesto total.

Esta imagen ilustra los ataques que fueron atribuidos a hackers iraníes entre 2010 y 2015.

 

 

Como se puede ver, los ataques involucran no solo a Arabia Saudita sino también a otros enemigos de los persas, sobre todo Estados Unidos e Israel.

Comparativamente, los árabes atacaron con menor intensidad:

 

Como se desprende de las imágenes, se deduce que hubo más ataques de Irán que al revés, pero muchos de los ataques virtuales realizados por Estados Unidos contra Irán han sido en momentos sensibles en la relación entre los Ayatolas y Arabia Saudita. Los iraníes suelen denunciar que Arabia Saudita, tanto a nivel cibernético como bélico, deja que sus aliados hagan el "trabajo sucio".  En 2010 se desarrolló la Operación Olympic Games. Fue llevada a cabo por Estados Unidos e Israel y desactivó mil centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio en la central de Natanz (Irán) a través del virus informático Stuxnet.

Los saudíes han denunciado que los iraníes adoptaron la misma estrategia apoyando la cyberdenuncia contra el régimen monárquico de Arabia que tuvo como emblema el lema #OpSaudi. Esto nunca sucedió aún a gran escala en Irán, donde solo el 30% de la población tiene acceso a Internet mientras que en Arabia es casi del doble.

El epicentro Yemen

En 2004 un levantamiento chiita comenzó en Yemen, contra su gobierno sunnita, y continúa actualmente.

Una semana después de los primeros ataques aéreos en la incipiente guerra, un ataque de piratas informáticos de Arabia Saudita se desarrolló contra  el sitio web de la agencia de noticias "Fars", de Irán. Este incidente, contra el medio de comunicación más importante del gobierno iraní, fue sólo el comienzo. Unos días después hackearon la cuenta  en Twitter del canal de televisión Al-Alam, el emblema de la red  de medios estatal iraní, publicando un falso anuncio de la muerte del líder de los rebeldes apoyado por Irán. El canal de YouTube de Al-Alam también fue hackeado, los "soldados cibernéticos"  subieron una canción alabando al rey saudí y luego, a finales del mismo mes, reconfiguraron la página del Ministerio de Defensa de Irán mostrando la bandera de Arabia Saudita.

Como represalia, una cuenta de Twitter que pertenece a una pequeña compañía petrolera de Arabia fue reconfigurada y  se subieron tweets  maldiciendo al rey saudí, que luego eliminaron. Al mismo tiempo, varias agencias de noticias y sitios municipales saudíes locales fueron dados de baja por los hackers.

De los muchos ataques que tuvieron lugar, el más simbólico fue reivindicado por el nuevo grupo hacktivista del  estilo de "Anónymus", el Yemen Cyber ​​Army (YCA). Su primer ataque reivindicado se llevó a cabo el 12 de abril de 2015 cuando apagaron el sitio web de Al-Hayat (una de las mayores fuentes de noticias pro-saudíes en el mundo, que se edita en Londres). El grupo se atribuyó el ataque  como protesta ante la intervención saudí en Yemen.

Como se puede ver en el "caché" el hackeo incluyó frases con advertencias del estilo "publicaremos todos los datos en un futuro, esto es sólo una demostración: número de niños yemeníes asesinados por los ataques yanqui-saudíes"

 

Curiosamente, el YCA muestra similitudes con otros equipos de hackers iraníes. El grupo incluía la frase " Sword of Justice” ("Espada de la justicia") en su mensaje de reclamo al Reino de Arabia Saudita.

La misma frase utilizaron los atacantes iraníes contra AramCo, la petrolera de Arabia Saudita, de agosto de 2012.

 

El YCA no tiene presencia en las redes sociales, no hay nada de ellos en Facebook y Twitter. Esto es raro para un grupo hacktivista que se jacta de pedir apoyo para su causa. Utilizan el sitio web QuickLeak.ir (servidor iraní) para volcar el contenido de violación de los datos y comunicarse. No hubo actividad detectada de grupos cibernéticos yemeníes visibles antes de la aparición repentina del Cyber ​​Ejército de Yemen.

El hackeo a Al-Hayat fue reportado por primera vez por la agencia de noticias Fars basada en Irán en un informe "exclusivo". El medio de comunicación se convirtió rápidamente en el vocero del YCA. Lo mismo sucedió con otra "exclusiva", un mes más tarde (el 21 de mayo de 2015) cuando el YCA afirmó que violó la seguridad virtual de varias agencias del gobierno de Arabia Saudita, incluyendo la base de datos del Ministerio de Asuntos Exteriores. Toda la información capturada como parte de esta operación fue publicada por WikiLeaks el 19 de junio de 2015 en el tercer aniversario de Julián Assange en busca de asilo en la embajada de Ecuador en Londres. El estallido de las bombas disparadas en las profundidades de Internet también hacen ruido.

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias