X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5ov4

El avance franquista: del 'Ministerio de la Verdad' a la modificación de la historia

Publicado: 14 mar 2018 14:06 GMT | Última actualización: 14 mar 2018 14:37 GMT

España se ha convertido, tristemente, en una asfixiante novela. Como si de la obra maestra de George Orwell se tratara, el 'Ministerio de la Verdad' de la actual ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, avanza inexorable hacia la total aniquilación de cualquier opinión discordante o pensamiento crítico. Como si de una dictadura se tratara, las voces que se escuchan en los grandes medios de comunicación son cada vez más homogéneas, porque toda voz crítica termina vaporizada y todo tema tabú silenciado. Y sin embargo, el Hermano Mayor sigue insaciable de purgas, de silencios, de odios y de telepantalla a diestro y siniestro.

Así pues, si primero fue la 'Comisión de la Verdad' que quiso organizar la actual ministra apoyada por Soraya Sáenz de Santamaría, El País, La Razón y demás 'Policía del Pensamiento', ahora le ha tocado el turno a reescribir la historia, a modificar los hechos y a contar la historia con las luces y las sombras que convenga. Como cuando Winston modificaba las noticias de The Times. Por ello, proponen introducir el adoctrinamiento sobre las Fuerzas Armadas en las escuelas y lo hacen de forma rancia, con pasodoble e himnos militares incluidos. Un nuevo despropósito nacido en una de tantas mentes franquistas del siglo XX que retozan alegres en los escaños del poder.

Luis Gonzalo Segura, exteniente del Ejército de Tierra de España
"Nuestro país es hoy una 'democracia' en la que las opiniones críticas o los excesos verbales de unas determinadas ideologías te llevan a prisión o te sientan en los banquillos de los acusados, mientras los fascistas lanzan todo tipo de improperios y barbaridades al tiempo que son jaleados y amparados por el poder". Luis Gonzalo Segura, exteniente del Ejército de Tierra de España

Y pudo ser peor, porque no han incluido el toreo de milagro, quizá porque el Ángel Marcelo del anterior ministro del Interior no andaba lo suficientemente cerca. ¡Qué no, qué no es broma! Recordemos que hace unos meses supimos que enseñaron a lidiar en la Academia de Suboficiales de la Guardia Civil en Baeza. ¿No es ese un pasodoble de primera?

En este tenebroso capítulo en el que nos encontramos, a la ciudadanía no le queda otra que tomar por rojo lo que no llega a azul claro. Y es que, para el Régimen, más allá de la derecha europea en la que se sitúa el PSOE, solo existe el abismo del extremo. Pensemos, si no, que esta semana hemos sabido, sin que parezca molestar gran cosa, que el nuevo presidente de la Fundación Nacional Francisco Franco es un general que fue ayudante del 'muy y mucho democrático' Juan Carlos I. En fin, para redondear la faena.

Las opiniones críticas, a prisión o al banquillo

Innegablemente, pues, vivimos en una sociedad tan escorada a la derecha que El País de ayer nos parecía rojo y La Sexta de hoy nos parece progresista, y a lo más que podría etiquetarse sería como 'moderada con tics nerviosos', que los tiene (Arcadis, Marhuendas, Bonos o Indas). Por ello, por la acción de estos y otros muchos medios, los ciudadanos permanecen impertérritos ante acontecimientos tan anacrónicos, trasnochados y abominables como los que vivimos.

Pero lo realmente grave es que ahora hablamos de nuestros hijos, de nuestro futuro, de su educación, de explicarle a la siguiente generación lo que sucedió en Irak y Afganistán. Y no fue paz y amor, sino más de cuatro millones de muertos en los últimos veinticinco años y millones de refugiados falleciendo a las puertas de Europa o siendo explotados por Zara y Mango en lúgubres fábricas de Turquía y otros inframundos aliados. Eso es lo que borrarán para siempre de sus cabezas.

Y no mola. Porque esto hace tiempo que ha dejado de tener gracia, de ser folklórico. Ni 'banderita tú eres roja' ni 'banderita tú eres gualda'. Nuestro país es hoy una 'democracia' en la que las opiniones críticas o los excesos verbales de unas determinadas ideologías te llevan a prisión o te sientan en los banquillos de los acusados, mientras los fascistas lanzan todo tipo de improperios y barbaridades al tiempo que son jaleados y amparados por el poder.

España es el lugar en el que un ayudante del rey se corona Franquista Mayor del Reino y la ministra de Defensa ordena la fumigación de los cerebros de nuestros hijos al ritmo de un pasadoble… Y no pasa nada. 

Etiquetas:

Artículos anteriores de experto

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies