X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/68w1

¿Por qué se asumió que era sexoservidora?: El caso que revela un grave problema cultural en México

Publicado: 9 oct 2018 19:54 GMT

Es una historia de la que se puede aprender mucho, pero sobre todo, lamentar mucho. Lamentar la misoginia, la frivolización, la profunda penetración de los estereotipos de género. Es una historia de ironías, que comienzan con la fecha: el 25 de septiembre, Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres.

Todo comenzó cuando un avispado fotógrafo captó al senador del PAN, Ismael García Cabeza de Vaca, chateando en plena sesión del Senado. En su conversación, intercambian la foto de una –anónima hasta el momento– joven mujer. García Cabeza de Vaca y sus amigos no escatiman en desnudar su percepción. No era cualquier sesión: era la comparecencia del secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya

"Pásame el cell del padrote", dice su amigo, suponiendo no solo que es una sexoservidora –mal– sino que es una escort que depende de un hombre para hacer su trabajo –peor–. "Ya me la quiero zumbar", se comparte en el chat, porque por supuesto, para eso están las mujeres. Para que los hombres se las zumben. "Yo igual", responde el senador del conservador partido Acción Nacional.

La prensa levantó rápidamente el tema, y el senador tuvo pocas opciones. Después de un día entero –24 horas– de silencio, sacó un tímido tuit, claramente asesorado por su equipo: "Ofrezco una sincera disculpa por la forma ofensiva en la que me expresé en una comunicación privada durante la sesión del Senado. No debí participar en una conversación claramente misógina, mucho menos con esas palabras. Más allá de una broma inapropiada, nunca tuve otra intención", dijo en la red social.

¿Una broma inapropiada?

Mal de nuevo. Tratar a las mujeres como prostitutas está lejos de ser una mala broma, habla de toda una concepción de género en un hombre que –ironías del destino– hizo campaña hablando sobre los derechos de la mujer.

Por sorprendente que parezca, García Cabeza de Vaca, mientras buscaba su escaño por Tamaulipas, hizo llamados a la equidad de género y la igualdad de oportunidades.

Pero el asunto se vuelve aún más turbio cuando se supo que la mujer de la foto no solo no era una escort, sino que es una estudiante –Fernanda Moreno– a quién el senador ni siquiera conoce. Levantó su imagen de Instagram, desde dónde decidió publicitarla con sus amigos como alguien a quien se podrían "zumbar".

Tal fue la controversia que el mismo presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres, tuvo que enviar un mensaje diciendo que "respecto al caso del senador panista Ismael García Cabeza De Vaca, instruí a las áreas jurídicas del @senadomexicano para que analicen la situación y determinen lo conducente".

Es de apreciar que Batres se pronuncie, pero son palabras vanas: no solo caen lejos de una condena a lo hecho, sino que él mismo sabe que "lo conducente" no es nada. No hay un código de ética suficientemente riguroso en el Senado como para sancionar ese tipo de acciones.

Después la responsabilidad fue derivada a su bancada, que sería la responsable de aplicar algún tipo de sanción. Los senadores panistas han lamentado el hecho, pero hasta el momento no se ha aplicado ninguna reprimenda formal contra García Cabeza de Vaca.

Fernanda Moreno, una estudiante

La misma Moreno, asediada por la prensa y la automática suposición de que en efecto es escort, tuvo que cerrar sus redes sociales y emitir un video en su defensa. En él, la joven dice ser "una niña normal de 20 años", asegura no conocer al senador, establece que no es prostituta y protesta por el trato que se le ha dado. "No soy escort y no tengo un padrote. Tengo novio", señaló. Después de eso dio una entrevista, en la que explicó el hostigamiento del cual ha sido víctima a partir de su no deseada fama.

Dos días después, el 27 de septiembre, el senador dio una disculpa más extensa, cuidadosamente redactada, explica que escuchó la entrevista, lamenta el hecho reiteradamente, hace una crítica social sobre la "cosificación y violencia contra las mujeres", y admite que "el incidente me ha confrontado con la necesidad de ver a la otra parte, la que hasta ayer me era anónima" –es decir, la mujer–. Su disculpa incluye un lamento por "los efectos en tu vida privada" e incluso le lanza una invitación para conocerse –otra vez, mal–. ¿Conocerse? ¿Para que el senador reivindique su imagen? ¿Para que ella "lo perdone" y sean amigos?

Fernanda no ha dejado de ser perseguida. Ahora, medios como 'La Verdad' de Tamaulipas la bautizó como 'Lady Tamaulipas', y colocó una serie de fotos provocativas de ella en su sitio, así como la filtración de un video, evidentemente privado, de ella bailando con una amiga con poca ropa. La nota da cuenta brevemente de lo que padeció la mujer, y termina con una pequeña encuesta: "¿Crees que LadyTamaulipas es hermosa?" Sí/No. De nuevo, y de nuevo, mal.

Y queda la pregunta: ¿Cómo llegó esa foto a manos del senador? ¿Por qué se asumió que era una sexoservidora? ¿Qué nos dice esto de nuestros senadores?

No olvidemos que México padece un grave problema de trata de blancas y prostitución forzada. Se estima que unas 70.000 menores de edad son víctimas de explotación sexual en nuestro país.

Es por esto que no, no es una broma inapropiada, ni es un error de percepción. Es un profundo problema cultural, que fomenta esa visión de la mujer, que construye visiones de opresión y explotación, y que parte del supuesto que ellas están para servirle a ellos, quieran o no.

García Cabeza de Vaca se quedará con una pequeña vergüenza en su currículum, pero en seis años nadie lo recordará; Fernanda Moreno quedará con un estigma difícil de quitarse. Y miles de mujeres seguirán siendo tratadas como seres sin derechos ni dignidad.

Todo mal.

@magdacoss

Etiquetas:

Artículos anteriores de experto

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies