El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Opinión

Asedio a París: las protestas agrícolas en Francia de las que podría sacar rédito la derecha

Publicado:
Asedio a París: las protestas agrícolas en Francia de las que podría sacar rédito la derecha

Las protestas que se han iniciado con rotunda fuerza este lunes en Francia por parte de los productores agrícolas que intentan un bloqueo de las principales vías terrestres hacia la capital, una especie de "operación infarto" contra París, lograron cortar ese día doce autopistas que son los canales principales de ingreso, así como a sus aeropuertos y a Rungis, el principal mercado de productos frescos.

Esta manifestación convocada por la Federación Nacional de Sindicatos de Explotadores Agrícolas (FNSEA, por sus siglas en francés) y por Jóvenes Agricultores (JJAA) parece una réplica de lo que ocurrió en Alemania la semana antepasada y también de lo que podría ocurrir en otros países debido al enfado de los productores agrícolas con respecto a un conjunto de decisiones de la Unión Europea (UE) tomadas por Bruselas a partir, sobre todo, del conflicto ucraniano.

La razón central de las protestas que han estallado este lunes en Francia, parecía ser la misma que la de las movilizaciones alemanas: la anulación de la subvención del impuesto sobre el combustible.

El malestar de estos sectores es mucho más profundo que el rechazo a una medida concreta tomada por el Ejecutivo francés.

Sin embargo, el domingo pasado, el recién nombrado primer ministro, Gabriel Attal, en unas declaraciones ofrecidas desde la campiña, anunció la eliminación de esa decisión, es decir, descartó eliminar los subsidios al diésel agrícola, con el fin de desmovilizar las manifestaciones.

Pero los manifestantes amanecieron trancando las principales arterias viales de ingreso a la capital francesa, y el martes los cortes se han multiplicado por todo el país, por lo que puede concluirse que la situación es más compleja y que el malestar de estos sectores es mucho más profundo que el rechazo a una medida concreta tomada por el Ejecutivo.

De hecho, el pliego petitorio llega a las 100 demandas del sector y el flamante primer ministro ha dado razón a los convocantes y dice que está trabajando para destrancar el juego para ofrecer respuestas concretas a las exigencias.: "Hemos decidido poner la agricultura por encima de todo, hoy es un día para pasar a la acción, un nuevo capítulo que debe abrirse para la agricultura francesa empieza hoy y, sobre todo, vamos a escribir este capítulo y construirlo juntos". 

Aunque el presidente Emmanuel Macron también se ha solidarizado con los manifestantes y ha criticado diversas decisiones de la UE al respecto, también movilizó su mano derecha: unos 15.000 miembros de las fuerzas policiales, a quienes se le ha pedido que no intervengan en los cortes de ruta, pero sí que impidan que el gran contingente de camiones y tractores ingrese a la capital.

Los organizadores habían anunciado ocho puntos de bloqueo, que comenzarían lo que han llamado un "asedio sin límite de tiempo". No obstante, diversos medios registraron el lunes en la tarde que eran doce el número de autopistas bloqueadas, lo que comprueba que la solidaridad discursiva del gobierno con los productores y el retiro de algunas medidas importantes no ha sido efectiva, por ahora, para aplacar los ánimos.

La protesta obstaculiza el transporte de diversos productos a otros países, como España y Portugal, cuyos camiones han sido atacados por los manifestantes y apenas tienen la posibilidad de usar carreteras muy angostas que no están previstas para el uso de los mismos.

Razones para la protesta

¿Cómo es que la protesta ha tomado tanta fuerza si el primer ministro accedió a la demanda principal de los manifestantes de eliminar el aumento del diésel agrícola?

El malestar también tiene otras razones. Una de ellas es la eliminación de aranceles hacia los productos agrícolas provenientes de Ucrania, una decisión que tomo la UE como respuesta automática para favorecer a ese país, conflicto mediante, lo que está disminuyendo la competitividad del sector agrícola no solo en Francia sino también en otros países como Alemania, Bélgica y Rumanía. También se declaran contra algunas medidas ambientales que los están afectando.

Claro, hay situaciones internasen el país galo que han impulsado la crudeza de las actuales movilizaciones.

La eliminación de aranceles hacia los productos agrícolas provenientes de Ucrania está disminuyendo la competitividad del sector agrícola en Francia, Alemania, Bélgica y Rumanía.

Hay que recordar la alta conflictividad que ha vivido Francia los últimos años. Desde la experiencia de las movilizaciones de los "chalecos amarillos" en 2018 y 2019, pasando por las manifestaciones en marzo pasado contra la reforma de las pensiones impuestas por el Gobierno de Macron (que suscitaron huelgas en diversos sectores) hasta los fuertes disturbios en las periferias de las principales ciudades francesas en junio de 2023, en protesta por la muerte del adolescente Nahel, abatido por un gendarme en Nanterre.

Todo indica que las protestas que comenzaron este lunes no son hechos aislados sino que se generan a partir de un descontento social que va en aumento, mientras en paralelo, en la esfera política, la extrema derecha saca rédito a esta inédita situación.

La extrema derecha al alza

Y esta complejidad no solo se atribuye a la esfera agrícola sino que puede tener profundas repercusiones en el campo de la política.

El 9 de junio habrá elecciones europeas y algunas encuestas han indicado que la extrema derecha podría continuar ascendiendo.

A mediados de enero se divulgó un sondeo elaborado por la empresa de investigación Elabe, para la cadena BFM TV, en la que el partido de extrema derecha, Agrupación Nacional (RN, por sus siglas en francés) registraba 28,5 % de preferencia, ubicándose con comodidad en el primer lugar y superando por diez puntos al partido Renacimiento, de Macron, quien se ubica de segundo en las preferencias.

Según este estudio, las fuerzas de extrema derecha lideradas por Marine Le Pen superan por 5 % los resultados que consiguió la organización para las elecciones europeas de 2019, lo que, sumado al estancamiento del resto de partidos, permite imaginar un despegue de RN, en relación a sus actuaciones pasadas así como a su competencia, sea la centro-derecha o la izquierda.

Los jóvenes, y probablemente los jóvenes agrícolas que se están movilizando esta semana, vienen considerando a Le Pen como su primera opción política.

Cuando se llevó a cabo el sondeo en cuestión, los primeros días del año en curso, las protestas agrícolas no habían llegado a su clímax y es posible que tanto el rechazo dirigido contra el Gobierno, como la situación de desprotección que sienten los sectores en protesta, les inste a optar por una salida política extrema, dándole apoyo a la derecha radical, tomando en cuenta que varios de estos sectores agrícolas provienen de algunos bastiones de RN.

Según la misma encuesta, el partido de Le Pen encabeza la intención de voto tanto en los menores de 35 años como en los votantes de entre 35 y 65 años, es decir, los jóvenes, y probablemente los jóvenes agrícolas que se están movilizando esta semana, vienen considerando a Le Pen como su primera opción política.

En junio, en las elecciones europeas, se comprobará en las urnas los efectos del malestar político que estamos presenciando en Francia. Por lo pronto, será en las calles y precisamente en las grandes autopistas que se dirigen a París y a otras grandes ciudades, donde esta semana se experimente la agónica situación.

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de RT.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7