Opinión

Opinión

Ociel Alí López

Es sociólogo, analista político y profesor de la Universidad Central de Venezuela. Ha sido ganador del premio municipal de Literatura 2015 con su libro Dale más gasolina y del premio Clacso/Asdi para jóvenes investigadores en 2004. Colaborador en diversos medios de Europa, Estados Unidos y América latina.
La manera como Trump enuncia la guerra contra Tik Tok manda un mensaje a su votantes fieles, entre quienes no están los jóvenes urbanos de las grandes ciudades, principales usuarios de Tik Tok.
Así como por ahora nadie se imagina una intervención militar como la que nos creímos en 2019, tampoco parece muy probable que definitivamente unos militares caribeños le atiendan el teléfono a quien, hasta hace poco, comandó sangrientas operaciones en América Latina.
La idea de convertir esta elección en un referendo contra el republicano puede servir si los sectores en pugna realmente se movilizan y cambian la correlación de fuerzas en los estados clave, pero Trump todavía puede repetir la hazaña de 2016.
El oro de los venezolanos es vital para obtener liquidez y hacer compras de cosas básicas, como comida y medicinas, cuando el bloqueo financiero impide a las instituciones del Estado usar las vías normales para adquirirlas.
A las intensas protestas sociales de finales de 2019, que sorprendieron al mundo, se le está sumando un conjunto de decisiones de Estado que están cambiando, de a poco, el rostro institucional del país suramericano.
La campaña continúa y queda tiempo para otro giro, pero el candidato republicano parece estar suavizando su incendiario discurso hacia América Latina y Venezuela. En cambio, lo ha sustituido por un ataque frontal a su antecesor en la Casa Blanca.
Habría que preguntarse cómo es que un líder de extrema derecha, al que se le han venido tantas crisis, y que podría ser culpable de que Brasil se haya convertido en epicentro viral, no ha terminado de colapsar. Y por qué algunas encuestas que pertenecen a sectores enfrentados con él, siguen reconociendo que le queda un voto duro muy elevado que, manteniéndolo, podría volver a ganar unas presidenciales
Las poblaciones rurales de Colombia han vivido años de vejaciones de militares, paramilitares y guerrilleros durante el largo conflicto armado colombiano. El reciente escándalo confirma que dichas actuaciones nocivas no se acabaron con la pacificación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y la firma de los acuerdos de paz, sino que se perpetúan en la cotidianidad.
La nueva estrategia de Maduro para intentar sacar al país de la crisis política deja nuevas interrogantes sobre la participación opositora, los riesgos de radicalización de la derecha o la posible de abrir un escenario de transición.