Programas

El caso Assange, ¿una lucha por la información libre?

Publicado:
El Gobierno de Rafael Correa otorgó a Julian Assange asilo en la Embajada ecuatoriana en Londres para protegerlo de la persecución a la que era sometido por destapar secretos de diferentes Gobiernos alrededor del mundo. Sin embargo, el actual presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, permitió que la policía británica entrara en la Embajada para arrestar al activista. Desde Quito, en 'Cartas sobre la Mesa', Luis Castro debate con sus invitados sobre la lucha global por la libertad de la información.

Los casi siete años que el periodista de origen australiano Julian Assange permaneció enclaustrado en la Embajada de Ecuador en Londres hicieron que poco a poco su figura fuera perdiendo la atención de la opinión pública, hasta que volvió a ser portada de los medios de todo el mundo cuando Ecuador decidió retirarle el asilo y permitir la entrada de la Policía británica en su sede diplomática para proceder al arresto del ciberactivista.

Desde entonces, el país latinoamericano se encuentra en el centro de la polémica. Para Juan Cárdenas, asambleísta nacional del Ecuador por el Movimiento Revolución Ciudadana para la provincia del Cañar, lo ocurrido convierte a Ecuador en "un país contradictorio que permitió que alguien de una potencia extranjera, como el Reino Unido, penetre con Scotland Yard para extraer de ahí a un ciudadano", que estaba bajo la protección ecuatoriana: "No fuimos dignos de esa protección", añade.

Por el contrario, Paola Vintimilla, asambleísta nacional del Ecuador por la Circunscripción Nacional, partidaria de la anulación de la nacionalidad ecuatoriana otorgada a Assange, no está de acuerdo. Defiende que la hipótesis de partida por la cual se consideraba a Assange como un perseguido político no se sostiene: "Los Estados Unidos no tenían ningún pedido de extradición sobre Julian Assange cuando se le dio el asilo. Su vida no corría peligro. Era un delincuente común acusado de violación en Suecia".

Katalina Barreiro, catedrática del Instituto de Altos Estudios Nacionales del Ecuador y experta en relaciones internacionales, cree que hay que distinguir varias facetas del periodista, puesto que "no es simplemente un asilado en una Embajada", sino que es "un personaje que para muchos puede ser un defensor de la información libre, pero para otros, realmente es un hacker".

¿Fue legal el fin del asilo ecuatoriano?

Para Vintimilla, fue "una decisión soberana del país" puesto que "era algo que se veía venir" y era una situación "insostenible" porque Assange intervino en asuntos internos de terceros países. Precisamente, esa es una de las condiciones "por las que el asilo político puede ser retirado", informa Barreiro, quien duda más sobre la situación del ciberactivista tras recibir la nacionalidad: "Cuando ya se convierte en ecuatoriano se genera una ambigüedad en la condición de Assange".

Para la experta en relaciones internacionales, el periodista australiano es "un personaje de importancia internacional política" que "se convirtió en una presencia muy incómoda a nivel internacional y a nivel nacional también".

Cárdenas es el más crítico de los tertulianos con la decisión del Gobierno de Lenín Moreno, al afirmar que el motivo por el que Assange buscó asilo en la Embajada de Ecuador fue porque "el Gobierno de Rafael Correa había impulsado con mucha fuerza y decisión la defensa de los Derechos Humanos". De este modo, arremete contra la tesis sostenida por Vintimilla: "Cuando se dice que han actuado en soberanía para violar los derechos humanos de Julian Assange es una contradicción que cae por su propio peso".

Pero Vintimilla cree que el quid de la cuestión se encuentra en la nacionalidad ecuatoriana otorgada a Assange, y en el "millón de irregularidades" cometidas para poder darle esa nacionalidad. Además, denuncia que "no se entiende cómo un ecuatoriano es asilado en su propio país".

Pero Cárdenas quiere ir más al fondo, a la razón por la que se produce la situación actual del periodista. La filtración de los INA Papers en Wikileaks, una trama de corrupción que presuntamente involucra al actual presidente de Ecuador Lenín Moreno y a parte de su familia, sería lo que habría generado la ira de Moreno y habría precipitado la decisión de sacarlo de la Embajada. "Julian Assange es víctima de haber sido transparente y de haber sido audaz y valiente para publicar todo aquello que investigó a través de Wikileaks", es su resumen.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT