Programas

Keiser expone las razones por las que China busca vincular a Irán a su nueva Ruta de la Seda

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report' Max y Stacy examinan la teoría del 'pivote geográfico' y su aplicación un siglo después de ser formulada a la caótica situación que se vive actualmente en Afganistán. En la segunda parte Max habla con Dan Collins, que vivió largo tiempo en China, sobre su análisis de la China poscoronavirus y el mundo posimperio estadounidense.

El "fracaso militar" de EE.UU. en Afganistán ha hecho "ganar a China", porque el proyecto del gigante asiático 'Un cinturón, una ruta' sale reforzado, más aún con la incorporación de Irán a la Organización de Cooperación de Shanghái, afirman los presentadores del programa.

La República Islámica posee una ubicación geopolítica clave, tanto en lo que respecta a las rutas marítimas como a las terrestres, y es el eslabón entre Oriente y Occidente y sin esa nación la iniciativa china difícilmente podrá "reflotar", explica Stacy.

"Para completar el puzle de esa región del mundo, faltaba una pieza; y esa pieza era Irán. Pues bien, ahora parece que esa pieza por fin va a encajar, y cuando lo haga, la iniciativa 'Un cinturón, una ruta' será una realidad en ese territorio, con energía gracias a Rusia, fabricación gracias a China, rutas comerciales y salida a aguas abiertas gracias a Irán, acceso al litio gracias a Afganistán", comenta Max, para quien el territorio afgano también tiene importancia para la iniciativa china por su ubicación geoestratégica.

"Una auténtica estafa"

El invitado de este episodio, Dan Collins, opina que con la incorporación de Teherán a la Organización de Cooperación de Shanghái "cambiará drásticamente el estado de la seguridad en el Medio Oriente" porque ese país "podrá adquirir equipamiento militar chino" en detrimento de la influencia de EE.UU. en esa región. Además, el nacimiento de una alianza entre China, Rusia, las naciones del centro de Asia y las del Medio Oriente podría cambiar por completo los flujos comerciales y hacer que regiones como Europa Occidental "perdieran toda su relevancia", apunta.

La política estadounidense en Afganistán "ha sido una auténtica estafa", porque en los últimos 20 años "se han derrochado 2,2 billones de dólares y se han perdido miles de vidas", critica Collins. El entrevistado recuerda que los líderes talibanes* ya estuvieron en Moscú y Shanghái antes de que controlaran todo Afganistán, y al respecto señala que Pekín pretende hacer grandes inversiones en la infraestructura afgana y la construcción de un oleoducto para el paso de crudo iraní.

"Afganistán servirá como puente para llevar el petróleo del Medio Oriente a China, lo que significa que el gigante asiático dejará de estar atado de pies y manos en el estrecho de Malaca, en Singapur, por culpa del bloqueo de la Marina estadounidense", pronostica Dan Collins.

* El movimiento talibán, designado como "organización terrorista" por el Consejo de Seguridad de la ONU, está declarado como grupo terrorista y prohibido en Rusia.

rtnoticiasrtnoticias