X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/4qar

"Las normas en Europa van a ir adaptándose a las necesidades americanas"

Publicado: 8 oct 2016 08:12 GMT | Última actualización: 8 oct 2016 08:13 GMT

Entrevista a Cuca Hernández, portavoz de la campaña 'No al TTIP' e integrante de Attac, sobre la semana de movilizaciones contra los tratados de libre comercio CETA y TTIP.

Andrea Comas Reuters
Síguenos en Facebook

Sindicatos, fuerzas políticas y organizaciones sociales de diferentes ámbitos se están movilizando en toda Europa para pedir a sus gobiernos que no den luz verde a la aprobación del CETA, el tratado comercial entre la Unión Europea (UE) y Canadá, en el Consejo Europeo del próximo 18 de octubre.

En España, la campaña estatal 'No al TTIP' ha convocado una semana de movilizaciones a partir de este sábado en la que se llevarán a cabo diferentes actividades de información a la ciudadanía que culminarán con manifestaciones en una veintena de ciudades el próximo 15 de octubre. En RT hablamos con Cuca Hernández, portavoz de esta campaña e integrante de Attac, la Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana, sobre el CETA y el TTIP, el otro controvertido acuerdo de libre comercio que negocia la UE con EE-UU. 

RT: La campaña 'No al TTIP' se moviliza de nuevo contra los tratados de libre comercio que negocia la UE. Esta vez, ¿se van a centrar las movilizaciones en el CETA?

C.H.: Nos vamos a centrar fundamental en el CETA porque es el peligro inmediato, no porque nos olvidemos del TTIP. De hecho, ha habido una filtración este mismo jueves de un documento elaborado por la Comisión Europea en el que se da por sentado que va a haber una ratificación en el Consejo Europeo y, además, el comunicado que piensan sacar con la firma del acuerdo, el día 27 de octubre. 


"El problema de estos tratados es que hablan más de los derechos de los inversores que de los derechos de los ciudadanos".
Cuca Hernandez, portavoz de la campaña ‘No al TTIP’ e integrante de Attac


Están dando todo por ganado y todavía hay muchos países que no se han definido. En Bélgica, por ejemplo, sus representantes tendrían bastantes problemas si deciden aprobar el CETA en el Consejo Europeo. 

RT: ¿Va a entrar el acuerdo en vigor antes de la ratificación del acuerdo por parte de todos los parlamentos nacionales?

C.H.: Efectivamente. El proceso es el siguiente. Primero lo tiene que ratificar el Consejo Europeo y tiene que ser por mayoría absoluta; de decir, todos los países tienen que estar de acuerdo en la ratificación del CETA. Una vez ratificado por el Consejo Europeo, el acuerdo pasa a la Cumbre Unión Europea - Canadá, que se celebrará el 27 y 28 de octubre, en la que se va a escenificar la firma de este tratado. Y finalmente, entraría en vigor una vez que el acuerdo fuese ratificado por el Parlamento Europeo.

RT: El hecho de que entre en vigor sin contar con la ratificación previa de los parlamentos nacionales, ¿no denota falta de democracia en las instituciones europeas? ¿cómo valoráis esta situación?

C.H.: Hay miedo a la democracia. En cuanto al lenguaje, hemos asistido en los últimos tiempos a convertir la libertad en libertad de mercado ignorando el resto de las libertades. El problema de estos tratados es que hablan más de los derechos de los inversores que de los derechos de los ciudadanos.

Reuters

RT: Si bien del TTIP ha trascendido bastante información, no ha sucedido lo mismo con el CETA. Para un ciudadano que escuche por primera vez hablar de este último, ¿qué va a suponer la firma de este tratado en su vida diaria?

C.H.: En la vida diaria de un ciudadano este acuerdo supone más o menos lo mismo que el TTIP. El problema es que tenemos menos miedo a la economía canadiense. Siempre pensamos que la gran potencia que es EE.UU. nos puede descabalar todo e infravaloramos a la economía canadiense. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las empresas estadounidenses tienen sedes en Canadá y mediante el NAFTA - el Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte - van a poder acceder a la compra pública en Europa y van a poder vender sus productos en Europa libremente. 

Las preocupaciones, por ejemplo, con el tema del etiquetado de alimentos. Canadá tiene las mismas pocas obligaciones de etiquetar la trazabilidad de los alimentos que Estados Unidos. Y respecto a su calidad, Canadá tiene infinidad de productos transgénicos, incluidas manzanas transgénicas, para que no se oxiden, o salmón transgénico. Y esos productos, en la medida en que no van a ser diferenciados en su etiquetado de los productos normales, podrán estar en nuestros mercados próximamente. 


"Las grandes beneficiaros del TTIP y el CETA son las multinacionales tanto americanas como europeas".
Cuca Hernandez, portavoz de la campaña ‘No al TTIP’ e integrante de Attac


Y hay que tener en cuenta una cosa importante. Y es que la agricultura canadiense es una agricultura industrial en su mayoría; es decir, la mayoría de la producción de la agricultura la suministran cinco explotaciones industriales en todo Canadá. Por lo tanto, es un agricultura con menos mano de obra y mucho más invasiva. 

¿Y esto que va a suponer? Pues estos productos van a ser más baratos y van a competir con los productos europeos, de más calidad pero también más caros. Si tenemos en cuenta la economía precaria en la que subsiste la mayoría de la población, estos productos van a competir deslealmente, porque al final la gente, independientemente de la calidad, se va a ir a lo más barato para llegar con más facilidad a fin de mes. Por tanto, la consecuencia directa en el medio rural será la desaparición de puestos de trabajo y un deterioro de la vida. 

Poco a poco las normas en Europa van a ir cambiando y adaptándose a las necesidades y a las normas americanas. Es lo mismo que con el TTIP. Al igual que EE.UU., Canadá tampoco ha suscrito todos los convenios de la Organización Internacional del Trabajo que ha suscrito España. Es curioso que en el texto de Canadá se hable de que los gobiernos tienen la capacidad para legislar, ¡faltaría más! ¡Que un tratado comercial le negase a los gobiernos la capacidad de legislar!

Reuters

Y en cuanto a normativa laboral, cada Estado tiene la autonomía para generar esa normativa, pero las empresas van a respetar esa normativa siempre y cuando no afecte a las necesidades del comercio. ¿Y quién decide cuáles son las necesidades del comercio? Pues parece ser que los tecnócratas en determinado momento pueden plantear en el Consejo de Cooperación Reguladora qué es necesario y qué no es necesario, una amenaza de demanda a un Estado que pueda forzar un cambio de leyes o una sanción millonaria a través de ese tribunal que ahora se han inventado pero que todavía no está constituido, que permite a las empresas demandar a los Estados. Por ello, la amenaza que veíamos con el TTIP es la misma que con el Tratado de Canadá. 

RT: ¿Es por ello por lo que habéis denominado al CETA como el "Caballo de Troya" del TTIP?

C.H.: Efectivamente, sobre todo, porque tenemos que tener en cuenta que mediante el NAFTA las empresas estadounidenses se mueven libremente por Canadá y, además, en alguna medida, también pueden actuar desde sus sedes canadienses en Europa.

RT: ¿Quiénes son los grandes beneficiarios de este acuerdo?

C.H.: Las grandes multinacionales, tanto americanas como europeas, hay que dejarlo claro. Las multinacionales europeas quieren acceder con el CETA al mercado, por ejemplo, de compra pública en Canadá, al igual que con el TTIP en EE.UU., es un negocio muy goloso. Y a la inversa, las multinacionales europeas quieren acceder a la compra pública en Europa. 

Reuters

Esto quiere decir que se va a limitar la posibilidad de que, por ejemplo, los ayuntamientos puedan hacer lo que recientemente ha hecho el Ayuntamiento de Madrid: privilegiar las razones sociales respecto al precio; es decir, poner condiciones sociales en las ofertas públicas respecto al precio para tener una garantía de mayor calidad en los suministros. 

Es uno de los problemas que hay que ver con el tema de la compra pública, ya que de ello dependen muchas Pymes - Pequeñas y Medianas Empresas - españolas y europeas. Ahora van a competir con un mercado en el que pueden bajar los precios considerablemente. 

RT: Si bien el TTIP es un tratado bastante conocido por la ciudadanía, el desconocimiento sobre el CETA es generalizado. ¿A qué se debe esta desinformación? ¿Qué ha fallado?

C.H.: Es un tratado que se ha negociado mucho más en secreto que el TTIP y no ha habido tantas filtraciones. Por ello, hemos llegado tarde nosotros a la batalla; es decir, cuando nos enteramos del TTIP teníamos más información por las filtraciones que había habido en 2013 y, sin embargo, en el caso del CETA prácticamente ya estaban finalizando las negociaciones. Ese ha sido el gran problema. 


"Hillary Clinton ha dicho que en principio no al TTIP, pero hay que recordar que siendo secretaria de Estado definió al TTIP como la nueva OTAN comercial".
Cuca Hernandez, portavoz de la campaña ‘No al TTIP’ e integrante de Attac


También es cierto que estratégicamente era más fácil buscar que la gente percibiese como un enemigo a EE.UU. y no a Canadá. Y eso a la hora de hablar con los medios, porque nosotros siempre hemos hablado del TTIP y del CETA, ha provocado que los medios hayan puesto más énfasis en el TTIP por lo que supone EE.UU.

RT: La última vez que hablamos, considerabas que las declaraciones de Alemania y Francia contra el TTIP habían sido una cortina de humo, ¿lo sigues sosteniendo?

Efectivamente. De hecho, el señor Sigmar Gabriel habló de que el TTIP estaba muerto, pero también habló de que había que volcarse en el CETA. Además, la estrategia de que el TTIP está muerto es una "cortina de humo", ya no solo porque les interese firmar el CETA, sino también porque están en campaña electoral tanto en Francia como en Alemania. 

Sin embargo, hemos visto una declaración del SPD en su Congreso, hace un par de semanas, en el que aceptaban la ratificación del CETA. El CETA y el TTIP es el mismo problema, pero la ambigüedad con la que se ha tratado el CETA hace que parezca más bonito y más bueno. 

Reuters

Es cierto que, por ejemplo, en el CETA, Canadá ha aceptado la transformación del mecanismo de los tribunales de arbitraje en una corte internacional de jueces, aunque el artículo que viene reflejado en el texto es muy ambiguo y  todavía está por constituirse esa corte internacional. Pero bueno, ya por lo menos aceptan la posibilidad de un tribunal internacional, con otras características. 

Aun así siguen dando más derechos a las empresas extranjeras, porque van a ser las empresas extranjeras las que puedan utilizar esos tribunales para demandar a los Estados. Las empresas nacionales o las pequeñas empresas no van a poder utilizar esos tribunales por lo que es absolutamente discriminatorio y, sobre todo, es la desatracción de los poderes del Estado. Ahora resulta que va a haber un tribunal que sea capaz de juzgar a un Estado por las leyes proclamadas democráticamente. 

RT: Antes de acabar, ¿qué crees que va a suceder finalmente con el CETA y el TTIP?

Está complicado el tema del CETA pero todavía se puede frenar. En el momento en el que un Parlamento diga no al CETA, se paraliza el tema. 

Por otro lado, el tema del TTIP está en un punto mucho más lento en clave mediática, pero no en clave de negociación. El día 3, empezaron las negociaciones en Nueva York y el problema es que, como están en campaña tanto en EEUU como en muchos otros países europeos, a nivel mediático intentan soslayar el tema, porque a nivel mediático tanto en EE.UU. como en Europa el TTIP tiene muy mala prensa.

Pero una vez que acaben las elecciones en EE.UU. veremos rebrotar este tema. Hillary Clinton ha dicho que en principio no al TTIP, pero hay que recordar que siendo secretaria de Estado definió al TTIP como la nueva OTAN comercial. Está a favor tanto de este tratado como del Tratado Transpacífico, que es otro que han eludido en la campaña electoral. Trump está absolutamente en contra de los dos pero el periodo más peligroso para la ratificación de las cosas es el periodo en el que ha acabado la campaña electoral y se ha elegido un presidente en las elecciones, pero todavía está en funciones el anterior. Y muchas veces, se aprueban cosas de este estilo en este periodo. 

María Jesus Vigo Pastur

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias