X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/4sir

"Trump ganó porque Clinton se negó a vivir en el mundo real"

Publicado: 14 nov 2016 18:22 GMT

La analista irlandesa Danielle Ryan busca una explicación al éxito del presidente de EE.UU. en los puntos clave de la campaña electoral de Hillary Clinton.

"Trump ganó porque Clinton se negó a vivir en el mundo real"
Seguidores de Hillary Clinton lamentan en Nueva York la derrota de la candidata por el Partido Demócrata en las elecciones presidenciales, el 8 de noviembre de 2016.
Carlos Barria / Reuters
Síguenos en Facebook

La victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos fue una gran sorpresa para todo el mundo, en primer lugar para los simpatizantes de Hillary Clinton. Pero, ¿qué fue lo que aupó al famoso multimillonario a la Casa Blanca? En un artículo para RT titulado 'Trump ganó porque Clinton y sus partidarios se negaron a vivir en el mundo real', la analista irlandesa Danielle Ryan opina que la respuesta podría estar en los puntos clave de la campaña electoral de la candidata demócrata.

Según Ryan, desde el primer momento quedó claro que la estrategia de Clinton presentaba varios puntos débiles, pese a lo que mucha gente "esperaba que la candidata por el Partido Demócrata ganaría sin lugar a dudas". Sin embargo, solo ahora empieza a quedar más claro por qué no lo logró. Ryan considera que la candidata demócrata y sus simpatizantes se pasaron la campaña "haciendo tres cosas completamente contraproducentes que ahora deberían lamentar".

¿En qué fracasó Clinton?

En primer lugar, sus discursos de campaña no se centraron en la política o en ideas claras, sino en "mostrar que Trump no era una persona muy amable". Según Ryan, aunque a veces parecía tener razón, a tenor del estallido de distintos escándalos relacionados con el pasado de Trump, en general no se trata del tipo de estrategias que se utilizan para contar con un gran apoyo popular.

El candidato por el Partido Republicano Donald Trump escucha la intervención de su oponente del Partido Demócrata, Hillary Clinton, durante el último debate de la campaña electoral en UNLV, Las Vegas, Nevada, EE.UU., el 19 de octubre de 2016. / Mark Ralston

Asimismo, Ryan opina que la campaña de Clinton nunca trató de establecer diálogos con la población para expresar la opinión de que la demócrata sería mucho mejor que Trump en la presidencia. En lugar de eso solo se intentaba mostrar que los simpatizantes de Trump eran "racistas, sexistas y despreciables". Incluso la misma candidata parecía respaldar esa opinión en sus discursos.

En este sentido, el segundo error de Clinton -según Danielle Ryan- fue no admitir que la gente que no la apoyaba era parte de población que tenía otra opinión, algo que -recalca- se debe respetar en cada país democrático.

Otro error de Clinton que evoca la analista es el de querer siempre culpar a Rusia, de tal forma que en vez de reconocer algunos problemas de EE.UU., la candidata demócrata prefería acusar a Vladimir Putin de todos los males, incluso de los éxitos de Donald Trump en varias etapas de la campaña. Ryan sostiene que en sus discursos Clinton intentaba mostrar que "WikiLeaks y Julian Assange eran marionetas de Putin", y que lo mismo ocurría con jefe del Partido Verde Jill Stein, lo que –sostiene– parece altamente improbable. En este sentido Clinton no tuvo en cuenta que muchos ciudadanos estadounidenses no piensan que Rusia es un bastión del mal y que, en general, no pensaban tanto en Rusia.

Descontento popular y el papel de los medios

Una vez conocidos los resultados, ahora los seguidores de Clinton muestran su descontento con la decisión de los compromisarios subrayando que solo los votos directos de los electores deberían ser tenidos en cuenta. También han firmado varias peticiones para que aquellos modifiquen su voto y Clinton salga elegida. En general hay muchas personas que temen que el futuro que Trump puede ofrecer a su país no sea tan bueno y protagonizan acciones de protesta, lo que -recuerda la analista- es un derecho constitucional.

Hillary Clinton, acompañada por su marido, Bill Clinton, y por el senador Tim Kaine, durante la valoración de su derrota en las presidenciales en un hotel en Nueva York, el 9 de noviembre de 2016. / Lucy Nicholson / Reuters

Pero si todo eso es así, dice Ryan, ¿por qué nadie protestaba durante la presidencia de Barack Obama? Según la analista, está claro que los medios de comunicación hacían su papel muy bien, anunciando que los ataques aéreos en Siria no eran otra cosa que acciones humanitarias y cosas así para justificar toda la agresión de EE.UU. Ryan cree que nadie se enojaba porque "las bombas las lanzaba un hombre bueno con una familia amable".

Teniendo en cuenta todo esto, a todos debía de quedar claro durante la campaña que la probabilidad de que Clinton fuera la nueva jefa del Estado era muy escasa. Sin embargo, Ryan cree que solo algunas personas intentaban analizar todos estos datos para prever los resultados de los comicios, mientras que resto de simpatizantes de Clinton no prestaron atención a la realidad, lo que condujo a su fracaso. Ojalá Trump sea un poco más realista, una cualidad que -recuerda- requiere todo presidente que se precie.

Etiquetas:

¿Cree usted que Corea del Norte presenta una amenaza nuclear a la comunidad internacional?

Deje su opinión »

Últimas noticias