Actualidad

Rusia pone a prueba su nueva maquinaria militar pesada sobre el hielo del Ártico

Publicado:
Una columna de anfibios blindados ha salido al mar desde el estuario del río Lena para una marcha de 2.000 kilómetros que se desarrolla completamente al otro lado del círculo polar.
Rusia pone a prueba su nueva maquinaria militar pesada sobre el hielo del Ártico

Los militares rusos saben la manera de cruzar sin buques los mares del océano Glacial Ártico en columnas de maquinaria pesada, con algunos vehículos o equipos autopropulsados de 80 toneladas de peso. Simplemente tienen que esperar hasta los últimos meses de invierno, cuando el hielo en la región sea más espeso que nunca y presente una superficie bastante lisa.

Una expedición que contempla cruzar el mar de Láptev ha comenzado este sábado su ruta en el pueblo ártico ruso de Tixi, cerca del estuario del río Lena (República de Sajá). Se trata de una campaña de prueba con un itinerario de 2.000 kilómetros por recorrer, indica el sitio web el Ministerio de Defensa de Rusia.

La marcha ha arrancado en medio de temperaturas en torno a -30ºC y ventiscas con ráfagas de hasta 35 metros por segundo.

La columna incluye varios todoterrenos anfibios Trékol y camiones anfibios con remolques dobles DT-10PM y DT-30PM Vezdesuschi ('Omnipresente'). Entre el cargamento que llevan destacan equipos para medir los espesores de hielo, instalaciones de desalinización y depuradoras de agua.

El personal está vestido con un moderno uniforme ártico, va abastecido con un combustible especial ártico y las reservas necesarias de alimentos, detalla el comunicado ministerial. Su misión es evaluar las nuevas soluciones mecánicas en los vehículos pesados a orugas y si les permiten mantener la autonomía durante toda la marcha en condiciones climáticas tan desfavorables.

El punto de destino, la isla Kotelny, que forma parte del archipiélago de Nueva Siberia, marcará solo la mitad del camino. Al alcanzarlo, los militares desplegarán las tiendas de campaña de armazón hinchable, someterán el equipo a prueba y unos pocos días después emprenderán el regreso al continente.

El Ejército ruso pone a prueba con regularidad en las regiones árticas de Siberia y el Extremo Oriente su más moderno equipo y armamento. Así, a principios del año pasado los fusileros de la Flota del Norte llevaron a cabo un simulacro antiterrorista con material bélico de alta capacidad de paso a ruedas y orugas.

RT