X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/55wc

Así podría beneficiarse Centroamérica de las políticas 'EE.UU. primero' de Trump

Publicado: 9 jun 2017 17:33 GMT

La decisión de EE.UU. de retirarse del TPP representa una oportunidad para países como El Salvador, Guatemala y Honduras.

Así podría beneficiarse Centroamérica de las políticas 'EE.UU. primero' de Trump
Empleados trabajando en una fábrica textil de Honduras
Tomas Bravo / Reuters
Síguenos en Facebook

Los indicadores económicos y sociales de El Salvador, Guatemala y Honduras, el llamado Triángulo Norte de Centroamérica, apenas han mejorado en los últimos 20 años. Los tres países albergan graves problemas, como la pobreza, la inseguridad y la corrupción, que se han enquistado con el paso del tiempo, condenando a cientos de miles de personas a la emigración.

Durante los últimos años, esta región se ha caracterizado por ser una zona estratégica para el tránsito de drogas ilegales, concentrando altos índices de violencia debido a la presencia cada vez mayor de grupos del crimen organizado y maras. En este sentido, en un informe reciente, Amnistía Internacional calificó la violencia en la región de "casi bélica" y denunció que "millones de personas" en Centroamérica se han convertido en "las protagonistas de una de las crisis de refugiados menos visibles del mundo".

Violencia y pobreza

Así, los países del Triángulo Norte tienen la tasa de homicidios más alta de América Latina. De hecho, fuera de una zona de guerra, El Salvador es uno de los países más mortales del mundo, con más de 108 homicidios por cada 100.000 habitantes, según datos de la ONU referidos al año 2015. Por su parte, en Honduras, el índice fue de 63,75 y en Guatemala de 34,99. Más de la mitad de las víctimas de los homicidios en los tres países eran menores de 30 años.

Un miembro de la mara Salvatrucha posa en la prisión de Ciudad de Barrios, en El Salvador / Ulises Rodriguez / Reuters

Como resultado de la violencia, alrededor de la mitad de la población de estos países vive en condiciones de miseria, y muchos ciudadanos ni siquiera tienen acceso a servicios básicos, como el agua potable, la electricidad, la atención médica o una educación de calidad. Además, las tasas de desempleo son muy altas, afectando especialmente a los más jóvenes, y en algunas zonas, los problemas de malnutrición son generalizados.

Por todo ello, los centroamericanos se ven obligados a abandonar sus hogares y emigrar del país, eligiendo como destino principal EE.UU. La emigración representa un importante beneficio económico para El Salvador, Guatemala y Honduras, debido, principalmente, al envío de remesas. Este dinero supone una mejora de las condiciones de vida del entorno familiar del emigrado, lo que impacta directamente en el crecimiento económico de la región.

Nuevos problemas tras la llegada de Trump

Solo en 2015, los países del Triángulo Norte recibieron 14.291,30 millones de dólares en remesas, siendo Guatemala el principal receptor, seguido por El Salvador y Honduras, según datos del Consejo Monetario Centroamericano (CMC). Esta cifra supone una quinta parte del total de las transferencias de los migrantes recibidas en todos los países de América Latina.

Ciudadanos de Guatemala esperando para cruzar la frontera con México / Carlos Jasso / Reuters

Sin embargo, la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca ha planteado problemas adicionales en la zona, al restringir la entrada a EE.UU. de los migrantes procedentes de Centroamérica, incluidos los solicitantes de asilo, e intentar deportar a aquellos que se encuentran en una situación irregular en el país, además de proponer un recorte sustancial de las ayudas destinadas a América Latina.

Para Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas, estas acciones de la Administración Trump podrían intensificar inadvertidamente la presión hacia las instituciones democráticas, tanto nacionales como regionales. Conscientes de la necesidad de que no sea así, a mediados de este mes, los secretarios de Estado y Seguridad Nacional de EE.UU. acogerán en Miami una reunión con los líderes de El Salvador, Guatemala y Honduras, en la que participarán también representantes ministeriales de otros países de la región.

La retirada de EE.UU. del TPP, una oportunidad

El objetivo de este encuentro es tratar de mejorar la seguridad en el Triángulo Norte, así como captar fondos de empresas privadas para potenciar el desarrollo económico. En este sentido, en el artículo publicado en 'The National Interest', Farnsworth considera que la creación de empleo y la mejora del clima de negocios son las únicas vías que tienen estos países para conseguir salir de la situación de pobreza enquistada en la que se encuentran.

Además, el vicepresidente del Consejo de las Américas asegura que Centroamérica podría beneficiarse de las políticas 'EE.UU. Primero' de Trump. Ejemplo de ello, es la retirada de los norteamericanos del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), una noticia "potencialmente buena" para El Salvador, Guatemala y Honduras, ya que amenazó con desviar las actividades comerciales y las inversiones de EE.UU. en Centroamérica hacia otros países asiáticos, como Vietnam o Malasia.

Hay que tener en cuenta, que los países del Triángulo Norte forman parte del Tratado de Libre Comercio entre EE.UU., Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA, por sus siglas en inglés), por lo que tras la retirada de los estadounidenses del TPP, según Farnsworth,  deberían redoblar los esfuerzos para mejorar la competitividad económica regional e, incluso, tratar de unirse al TPP cuando se den las condiciones apropiadas.

Etiquetas:

¿Cree usted que Corea del Norte presenta una amenaza nuclear a la comunidad internacional?

Deje su opinión »

Últimas noticias