X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/56iv

Estos son los tres estadounidenses que siguen encarcelados en Corea del Norte

Publicado: 20 jun 2017 05:46 GMT | Última actualización: 20 jun 2017 05:47 GMT

No se sabe mucho sobre las razones por las que las autoridades norcoreanas detuvieron a esos ciudadanos estadounidenses de origen coreano.

Estos son los tres estadounidenses que siguen encarcelados en Corea del Norte
Un militar norcoreano en la aldea fronteriza de Panmunjom
Lee Jin-man / Pool / Reuters
Síguenos en Facebook

Tras la liberación y posterior fallecimiento de Otto Warmbier, tres ciudadanos estadounidenses de origen coreano, cuyas biografías recoge 'The New York Times', todavía permanecen bajo custodia en Corea del Norte. Dos de ellos fueron detenidos en los últimos meses y el tercero fue detenido en 2015.

Washington insiste en que Pionyang libere a sus ciudadanos, afirmó el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson. "Sostenemos que Corea del Norte es responsable del encarcelamiento injusto de Otto Warmbier y exigimos la liberación de otros tres estadounidenses detenidos ilegalmente", declaró el jefe del Departamento de Estado.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, se unió a las condolencias por la muerte de Warmbier y también pidió a Pionyang devolver a los ciudadanos extranjeros detenidos en el país. "Es lamentable que Corea del Norte no respete los derechos humanos", dijo en un comunicado la presidencia surcoreana.

Los tres hombres, a los que las autoridades de Corea del Norte acusan de "actos hostiles" contra el país, son: 

  • Tony Kim, también conocido como Kim Sang-duk, detenido el 23 de abril de 2017;
  • Kim Hak-song, también conocido como Jin Xue Song, detenido el 6 de mayo de 2017;
  • Kim Dong-chul, detenido en octubre de 2015.

Tony Kim

Tony Kim trabajó un mes como profesor de contabilidad en la Universidad de Ciencia y Tecnologías de Pionyang y fue arrestado cuando se disponía a dejar el país. "No se sabe la causa de su arresto, pero algunos cargos de la universidad me dijeron que su arresto no estuvo vinculado a su trabajo en la universidad", dijo el rector de la institución, Chan-Mo Park. "Estuvo involucrado en otras actividades fuera de la universidad, como ayudar en un orfanato", ha agregado.

Kim tiene unos 50 años y anteriormente fue profesor en la Universidad de Ciencia y Tecnologías de Yanbian, un instituto afiliado de la provincia china de Jilin, cerca de la frontera con Corea del Norte. Últimamente ha vivido en Corea del Norte con su esposa, que se cree que está en el país.

Kim Hak-song

Kim Hak-song también trabajó en la Universidad de Ciencia y Tecnologías de Pionyang, pero no está claro si su arresto estuvo relacionado con el de Tony Kim. Según un comunicado difundido por la universidad, trabajaba en el desarrollo agrícola en una granja de investigaciones y fue arrestado tras visitarla. Kim nació en China y emigró a EE.UU. en los años 90. Tras convertirse en ciudadano estadounidense, regresó a China y estudió agricultura en Yanbian antes de trasladarse a Pionyang.

Kim Dong-chul

El hombre de negocios Kim Dong-chul fue condenado a 10 años de trabajos forzados en agosto de 2016 por presunto espionaje. Un mes antes de ser juzgado, Dong-chul apareció en una rueda de prensa organizada por los autoridades norcoreanas en la que pidió perdón por sus intentos de robar secretos militares en cooperación con Corea del Sur.

En enero de 2016 el Gobierno norcoreano permitió a la CNN entrevistarle. Kim se identificó como un ciudadano estadounidense de 62 años. Afirmó que tenía varias empresas en Rason, una zona especial económica cerca de la frontera norcoreana con China y Rusia. Dijo que había sido arrestado en octubre de 2015 en una reunión con un exsoldado del Ejército norcoreano.

Afirmaciones contradictorias

Comentando las detenciones de este año, las autoridades norcoreanas hicieron afirmaciones contradictorias en tan solo 24 horas. Inicialmente, el 11 de mayo Pionyang reservó su derecho soberano de "castigar sin piedad" a los ciudadanos estadounidenses y calificó la cobertura mediática estadounidense de "pura ignorancia". 

Sin embargo, al día siguiente Pionyang aseguró que "no utilizaría a los ciudadanos estadounidenses detenidos en el país por acciones ilegales como moneda de cambio en las negociaciones con Washington". Las autoridades norcoreanas también atribuyeron la detención de los ciudadanos estadounidenses "al reciente intento de las fuerzas hostiles de cometer delitos con el fin de eliminar al líder norcoreano".

Etiquetas:

Últimas noticias