X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/586t

"En México vivimos todos los días historias que no necesariamente tienen finales felices"

Publicado: 9 jul 2017 00:58 GMT | Última actualización: 9 jul 2017 04:09 GMT

Juan Pablo Villalobos, Premio Herralde de Novela 2016, asegura que en su país "no se pueden contar buenas historias" porque "los mexicanos viven en carne propia la narrativa del crimen".

"En México vivimos todos los días historias que no necesariamente tienen finales felices"
Youtube / @Imagem da Palavra
Síguenos en Facebook

A finales de 2016, el escritor mexicano Juan Pablo Villalobos ganó el XXXIV Premio Herralde de Novela con su obra 'No voy a pedirle a nadie que me crea', una tragicomedia que amalgama los asuntos más delicados de la sociedad mexicana trasladados a Barcelona (Cataluña, España) junto con los sueños o delirios de un joven becado para escribir su tesis doctoral.

El protagonista comparte nombre con el autor y, como hizo él, llega a la Ciudad Condal acompañado de su novia. Su estancia en España se convierte en un lío monumental debido al desfile de una fauna variopinta de personajes, que convierten el texto en "una especie de novela negra" con humor del mismo color.

No es la primera vez que el autor nacido en Guadalajara (Jalisco, México) emplea ese recurso para contar historias de lo cotidiano porque, como en su quehacer diario, considera que "el humor y la risa son una catarsis para cualquier crisis".

Villalobos, quien divide su tiempo entre España y México, ha ofrecido una entrevista a RT en Español en la que asegura que "no hay límite para el humor", debido a que, con sus referentes culturales y sus nociones de lo que otras personas consideran políticamente correcto, "el lector siempre completa la propuesta del escritor".

RT: ¿De qué se puede reír y de que no Juan Pablo Villalobos?

JP: Absolutamente de todo. Hay quienes alegan que alguna situación, tema o contexto puede ser sensible para otros, como el narcotráfico. Lo peor no es que te quedes solo riendo, sino que lo hagas con malas compañías.

RT: ¿El humor es una herramienta indispensable para escribir una novela? 

JP: No necesariamente, aunque en el caso de algunas de mis obras sirve como una hipérbole que cuenta la realidad que vive México. En 'No voy a pedirle a nadie que me crea' hay pistas que muestran una sociedad profundamente dañada por la delincuencia, los políticos corruptos, la dependencia y los miedos sutiles de un autor. En ocasiones, parece ser un homenaje que intenta invocar y celebrar a los escritores Jorge Ibargüengoitia, Sergio Pitol, Eduardo Mendoza o Augusto Monterroso.

RT: Esta obra no tiene un final feliz. ¿Crees que ese será el destino de sociedades como la mexicana, dominadas por el crimen?

JP: La falta de un final feliz en mi obra obedece a una simple razón: en Mexico no se pueden contar buenas historias. Se me viene a la mente una escena memorable, el asesinato del excandidato presidencial de nuestro país, Luis Donaldo Colosio, en 1994.

RT: ¿Hay un símil entre la tragedia novelada y los hechos ocurridos en aquel año?

JP: Claro, existió un autor material de un homicidio histórico, un escenario perfecto para fines electorales y un caos generalizado. Si te das cuenta, el mismo caso se puede emplear para las tragedias de Ayotzinapa, Tanhuato y Tlatlaya; es decir, todos los días conocemos historias que no necesariamente tienen finales felices. Eso quise retratar en mi obra, que vivimos en carne propia la narrativa del crimen.

RT: ¿Qué representa para ti unirte a una lista de mexicanos ganadores del Herralde, como Sergio Pitol y Juan Villoro? 

JP: En el caso de Pitol, hay una referencia obligada en mi libro que, espero con ansias, los lectores la descubran. Este autor fue parte de mi inspiración y quise hacerle un homenaje a través de las páginas de 'No voy a pedirle a nadie que me crea'. Y no solo a ellos, en mi obra también menciono de manera implícita o explícita a escritores como Alejandra Pizarnik, Jorge Ibargüengoitia y Roberto Bolaño.

RT: Finalmente, ¿quién le tiene que creer a Juan Pablo Villalobos?

JP: Yo espero que me crea el lector. Considero que debe haber personas que se atrevan a asumir el reto de esta tragicomedia, porque ahí subyace la esencia de un país encerrado en el caos. Ese es justo el punto en el que me adentro, en las entrañas de un humor tan riguroso y tan serio que es capaz de hablar de verdades dolorosas. Y tanto México como los mexicanos padecen muchas de ellas.

José Luis Montenegro

Etiquetas:

¿Qué tipo de noticias desea que publiquemos con más frecuencia en nuestra web?

Deje su opinión »

Últimas noticias