X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5k25

Argentina y los delitos de lesa humanidad: ¿Un ejemplo mundial?

Publicado: 6 ene 2018 14:32 GMT | Última actualización: 6 ene 2018 14:55 GMT

Durante los primeros años del siglo XXI el país sudamericano fue vanguardia en materia de Derechos Humanos, sin embargo hoy se observan importante retrocesos en la materia.

Síguenos en Facebook

"Después la sacan a Patricia, y ella gritaba: 'No me maten, no me maten, llévenme a una cárcel pero no me maten que quiero criar a mi nenita, a mi hija', gritaba. Y ellos no, la sacaron, y van a ver ustedes si un día encuentran el cuerpo de ella, tiene un tiro desde acá (señala la frente) y le sale por acá (señala la nuca)". 

Esas fueron las palabras del testigo Jorge Julio López, el 18 de septiembre de 2006, en el juicio contra el expolicía Miguel Etchecolatz por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura argentina (1976-1983). Unas horas más tarde fue desaparecido por segunda vez y hasta hoy se desconoce su paradero.

Dos días después Etchecolatz fue condenado a reclusión perpetua por el Tribunal Oral Federal N° 1 de la ciudad de La Plata. Fue la primera de una serie de condenas donde se comprobaron, una y otra vez, sus delitos, entre los que se cuentan privación ilegítima de la libertad, tortura y asesinatos, entre otros.

Beneficios para genocidas

Argentina ha sido ejemplo a nivel mundial al juzgar masivamente a los responsables del genocidio (así calificado por la Justicia) que se vivió en el país en los años 70. No obstante, en el último tiempo se ha visto un retroceso en algunos aspectos y mayor lentitud en los procesos judiciales.

De acuerdo al último informe al respecto del Ministerio Público, del total de condenados por los delitos cometidos en el marco del Terrorismo de Estado "549 se encuentran en arresto domiciliario", mientras que solo 435 están en la cárcel.

El caso más reciente y que ha generado un repudio generalizado es el del propio Etchecolatz que, desde el 29 de diciembre, reside en una casa ubicada en la ciudad de Mar del Plata por disposición del Tribunal Oral Federal 6.

Madres de Plaza de Mayo en una movilización para exigir la aparición con vida de Julio López. / Reuters

Carlos Pisoni, referente de la agrupación de derechos humanos Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S.), cuestionó este tipo de decisiones. La prisión domiciliaria es "un beneficio que un genocida, un violador de mujeres, un apropiador de menores no debería tener ya que estuvo más de 30, 35 años viviendo en la impunidad", dijo en diálogo con RT.

El otro caso que por estos días genera polémica en Argentina es el de Norberto Bianco. Este hombre condenado por la apropiación de bebés cuando era responsable de la maternidad clandestina del Hospital Militar de Campo de Mayo ya cuenta con prisión domiciliaria.

No obstante, el mismo Tribunal que benefició a Etchecolatz, lo autorizó a trasladarse y pasar el verano en una casa ubicada en la ciudad balnearia de Mar de Ajó. Se le brindó esta posibilidad a pesar de tener en su haber dos condenas, dos fugas del país y dos extradiciones, tal como recordó el portal El Destape.

Decisión política

Para Pisoni, "la política actual de Derechos Humanos de Argentina vive una regresión muy grande desde la asunción del actual gobierno", encabezado por Mauricio Macri. Esto se ve "no solamente en los dichos negacionistas del presidente y los ministros", sino también con "la baja del presupuesto en áreas clave, el cierre de programas y el desfinanciamiento de los sitios de memoria".

Además, el referente de H.I.J.O.S. apuntó que el Estado ha ido "dejando su rol preponderante" en las causas por delitos de lesa humanidad, "sobre todo en las que tienen que ver con la complicidad civil".

Exposición de la agrupación H.I.J.O.S. con fotos de desaparecidos durante la última dictadura argentina. / Reuters

"Los jueces escuchan a los gobernantes y actúan en consecuencia", puntualizó el entrevistado, para quien "el mayor ejemplo" de esto fue el fallo de la Corte Suprema que intentaba beneficiar con el llamado "2x1" (contabilizar un año de prisión como si fueran dos) a condenados por delitos de lesa humanidad.

En este sentido, lo que ha sucedido en las referido a las causas por delitos de lesa humanidad en 2017 "ha dado cuenta de una mayor lentitud" y "más allá de grandes sentencias que hemos tenido, hubo una reducción en las penas y más absoluciones", analizó Pisoni.

Escrache y resistencia

En los años '90, cuando surgió la agrupación H.I.J.O.S., ante la falta de una Justicia que condenara a los asesinos y torturadores de sus padres, se instauró la práctica del escrache. Ante este nuevo escenario, esta metología de protesta ha retornado.

Es así como, de acuerdo al diario Página/12, los vecinos del barrio donde reside Etchecolatz han señalizado su casa y este fin de semana se realizará una protesta frente a la misma.

Algo similar sucedió en Mar de Ajó, ante el inminente arribo de Bianco. Allí la Comisión por la Memoria de la Costa organizó una actividad en la playa donde cientos de personas portaron pañuelos blancos –en homenaje a las Madres de Plaza de Mayo– y escribieron Fuera Bianco con piedras en la arena.

"La tarea de los organismos de Derechos Humanos hoy es exigir y reclamar que todas esas acciones que habíamos conquistado no se pierdan", puntualizó Pisoni. Y enfatizó que en el país se vive "un momento de retrocesos" por lo que resulta necesario "resistir este embate y pronunciarnos en contra".

No obstante, subrayó que "más allá esta catarata de malas noticias" sigue habiendo en Argentina una "gran movilización y participación popular" a favor de los Derechos Humanos. "La marcha del 2x1 juntó un millón de personas en todo el país, lo mismo con el caso de Santiago Maldonado", recordó.

Desde su punto de vista, eso "da cuenta de un pacto social que demuestra que más allá de un gobernante hay una sociedad que no está dispuesta a tolerar esto". "La historia hablará y nos dirá quien tenía razón y estaba en el lugar adecuado", concluyó.

Santiago Mayor

Etiquetas:

Últimas noticias